DSC_8992

ANA DE LA CUEVA

Profesión: Artista multimedia

Ana tiene una personalidad poco conformista. Desde hace varios años su trabajo plástico ha sido el resultado de una investigación sobre la territorialidad, el tránsito y los límites. Los mapas, entendidos como demarcaciones geográficas, incluyen de manera significativa fronteras económicas, políticas y culturales entre los países, como ella misma señala.

Actualmente Ana vive en Nueva York, pero tiene un estudio en Guadalajara.

¿Qué estudiaste y en dónde? En una escuela de monjas donde aprendí matemáticas y a ensartar la aguja (risas); ¡no! estudié Ing. en Sistemas, parte en Estados Unidos y terminé en el ITESO, también de oyente en el Cabañas, y con algunos artistas en sus talleres, sin ser institucionales. El crecer como deportista forjó mi carácter y le tomé gusto a la disciplina.

¿Qué es lo que más te gusta de tu profesión? En resumen, la magia del momento creativo. La búsqueda y la libertad son inagotables.
¿Cómo nació tu interés por el arte? Siempre lo tuve, creo que todos lo tenemos, pero no sabemos definirlo como tal. Cualquiera que es curioso y sensible ve en objetos encontrados arte puro. Está latente en las cocinas, en cada etapa de construcción y en la decadencia de un edificio. En la combinación de sonidos, colores, qué y cómo vestimos. Adoro la música, me fascina el movimiento, tanto en los deportistas, como en el baile o la danza y hasta en pelar una mandarina. Es delicioso ver arte en basura reciclada, un hilo enredado, etc., estamos rodeados de ello, sólo hay que abrir bien los ojos y tener la sensibilidad para reconocerlo.

¿Cómo y cuándo decidiste dedicarte al arte? Crecí en una familia donde ser artista era un pasatiempo para el fin de semana, tardé tiempo en decidir que quería que fuera una forma de vida. Cuando me dedicaba a la ingeniería me veía sentada frente a una computadora programando (que tiene su parte creativa) y tenía un taller al que llegaba a trabajar tarde, y me decía a mi misma: “cuando gane más con mi obra que con esto, renuncio”. No pasó mucho tiempo para que eso pasara.

¿De qué habla tu trabajo? ¿Qué es lo que quieres expresar? Es una búsqueda, tengo una personalidad poco conformista, y desde hace varios años mi trabajo plástico ha sido el resultado de una investigación sobre la territorialidad, el tránsito y los límites. Los mapas, entendidos como demarcaciones geográficas, incluyen de manera significativa fronteras económicas, políticas y culturales entre los países.

En nuestro continente, la transgresión de estas barreras no sólo es frecuente, sino cotidiana. Miles de migrantes, con mayor o menor fortuna, se desplazan año con año desde los confines de América y emprenden un peregrinaje en pos de una mejor calidad de vida, a riesgo, muchas veces, de perder la propia. Una ruta semejante –aunque con un propósito evidentemente distinto- la establecen las redes que el narcotráfico ha trazado, siempre buscando alternativas –y encontrándolas- en un mapa más extenso. Este tránsito humano, donde se mezclan la imperiosa necesidad y el comercio clandestino, ha conformado un tejido cuya imagen concreta es la de una densa madeja de muy incierta solución. Mi tentativa es mostrarlo mediante elementos plásticos simples y suscitar con ello una reflexión sobre la naturaleza profunda de lo fronterizo, tanto en los espacios de la creación artística como en los no menos ambiguos territorios de la convivencia humana, siendo a su vez reflejo de mi alma.

¿Qué reacción buscas en la gente? Despertar conciencia, provocar pensamiento.
¿De dónde sale tu creatividad? De todo lo que soy, hago, siento, pienso, veo, como y respiro; busco el orden en el caos.

¿Cómo empezó tu carrera profesional fuera de México? Siempre me he exiliado, amo México, pero me enriquezco con otras culturas, tengo la suerte de poder trabajar en cualquier lugar. Desde los 17 años salí del país con una beca como tenista, luego siguió San Francisco, Italia, de ahí me ofrecieron una exposición individual en Nueva York en 2002. Generoso Villarreal me pidió quedarme allá un par de meses, ya que mi obra en ese tiempo era bastante interactiva, regresaba continuamente y poco a poco me fui quedando. Me gusta combinar Nueva York y Guadalajara, paso en esa ciudad la mayor parte del tiempo, es un lugar muy demandante y tiene mucho que ofrecer, está cargada de energía, hay gente interesante y muy profesional, y no me canso de recorrerla.

¿Quién te representa en México y en el extranjero?
Latin Collector, Rafael Castoriano, Kreemart y voy a comenzar a trabajar con Diéresis.

¿Cuál ha sido tu proyecto favorito hasta el momento? Me encantó una residencia artística a la cual llegué sin más material que una cámara fotográfica, lo mismo me pasó en el proyecto que hice cuando remodelaron el Museo del Barrio, llegar a un sitio y crear obra con lo que hay tirado por ahí me parece genial.

¿Tienes alguna obra favorita? La obra de Gordon Matta Clark.

¿En qué estas trabajando? En varias piezas bordadas que reflejan abstractamente las líneas que delimitan territorios desde el Cono Sur hasta el supuesto “sueño americano”, delimitado por la frontera Mexico-EE. UU., una escultura en madera, escultura con hilos de pescar y material reciclado, así como fotografía y video.

¿Cuales páginas de Internet visitas diario? La del New York Times y Amazon donde compro libros y todavía Cd’s. También NY Public Radio, etc.

¿Cuáles son tus placeres? Uff ¿cuántas hojas tiene la revista para enlistar las cosas que me causan placer?.

¿Cuáles son tus lugares favoritos en Guadalajara? Me encantan las fabricas y los talleres de todo: de cerámica, fibra de vidrio, carpintería, bordado, el Mercado de Abastos, el Bajofondo, El Sonidero y las casas de mis amigos.

Cinco de sus exposiciones más importantes:
Pricked exhibición colectiva en el Museum of Arts and Design, New York (2007).
Exposición individual en Thrust Projects, NY (2009).
LatinCollector Gallery, New York (2007).
Generous Miracles Gallery, New York (2002).
De la Cueva fue comisionada por El Museo del Barrio para fotografiar la remodelación de sus instalaciones y sus fotografías fueron impresas en un libro que coincidió con la re-apertura del museo. Su trabajo será incluido en The Geometric Unconscious: Desire, Discipline & Modern Art en el Sheldon Museum of Art en 2012.

Si quieres conocer más sobre su trabajo visita: Anadelacueva.com

¿Te gustó esta publicación? Compártela con tus amigos:

Un comentario

  1. Lux dice:

    Triana, tres anas en un solo cuerpo

Deja un comentario