De compras en Oaxaca

Por Bibiana Guzmán

Platicamos con cinco personalidades de la ciudad y nos contaron sobre sus lugares preferidos para comprar diseño mexicano.

Visitar Oaxaca presupone una agenda de actividades que suele ser abrumadora. El estado tiene una riqueza cultural tan grande que las compras pueden quedar relegadas al tema meramente artesanal, aunque la capital tiene una oferta muy grande de diseño contemporáneo, que no debería pasar desapercibida. Por eso, platicamos con cinco famosos oaxaqueños que nos hablaron de los lugares que más les gustan. Aquí sus sugerencias.

Alejandro Felguérez, arquitecto
SILVIA SUÁREZ BOUTIQUE

En el barrio conocido como Ruta Independencia, en el centro de Oaxaca, se encuentra la boutique de esta diseñadora local con más de 18 años en el mercado y una importancia singular por la reinterpretación de los bordados típicos de la región, que incorpora en prendas modernas y sofisticadas. “Silvia estudió medios digitale; sin embargo, desde hace 19 años se vinculó al mercado textil con una bolsa hecha a partir de un tapete de Teotitlán del Valle. Esta pieza fue la punta de lanza para que un año después abriera la tienda y creara la marca que lleva su nombre”, nos cuenta Alejandro. Las piezas que diseña Silvia son únicas, pues incorporan un bordado hecho a mano que nunca se repite y telas de alta calidad de las que compra poco metraje para lograr estas colecciones atemporales. Para ella es fundamental utilizar materiales de la mejor calidad y pagar a sus costureras un sueldo justo.

Karen Narváez, diseñadora industrial
LANII GIFTS

Para Karen la visita a esta pequeña boutique en la calle Murguía es imperdible. La descubrió hace un año cuando trabajaba con un grupo de comercios locales en la primera guía de compras de la ciudad, y no dudó en incluirla y recomendarla.

Lanii, que quiere decir fiesta en zapoteco, es para sus creadoras esto precisamente: una celebración del color y las texturas. Para Sara, Michelle y Sofía, sus propietarias, era importante contar con un local que ofreciera diseño oaxaqueño contemporáneo, traducido en accesorios, textiles, cerámica y moda.

La estrecha relación con los artesanos que trabajan estos productos les permite tener una oferta muy amplia y siempre diferente. Las bolsas de palma que todos conocemos aquí toman forma de tote bags o backpacks, por ejemplo, mientras que los tapetes incorporan patrones y colores acordes con una cultura que también es moderna y atrevida.

Silvia Suárez, diseñadora de moda
TIENDA Q

La tienda Q fue concebida como una galería que incorpora arte utilitario, en la que además encontramos objetos cotidianos diseñados por artistas y artesanos. Ubicada en una vieja casona sobre la calle Manuel Bravo, la tienda es el centro de reunión para artistas y diseñadores locales que visitan las exposiciones temporales de la galería. “Para mí es un lugar indispensable por marcas como Dosa, que pertenece a una diseñadora japonesa que vive aquí y tiene un manejo impresionante del algodón crudo. O las bolsas de Dutzi Design, una marca yucateca que incorpora materiales muy originales a sus diseños, algo que se traduce en piezas únicas con un valor especial”, afirma Silvia. Mención aparte merece la línea de joyería inspirada en los dibujos del recién fallecido Francisco Toledo: collares impresos en 3D con sus famosos alacranes, o ranas en forma de excéntricos aretes forman parte de esta colección de más de 30 piezas, que sin duda se traducen en arte objeto.

Fanel Reyes, ceramista
HABITÁCULO

Fanel estudió diseño gráfico, pero desde siempre se sintió atraída por la cerámica y el barro, lo que la llevó a interesarse en el diseño industrial. Al buscar un lugar donde vender sus primeras piezas conoció a Karen Narváez, fundadora de Habitáculo, una suerte de comunidad en la que diseñadores de diferentes disciplinas y estados se reúnen para exponer sus procesos artesanales con enfoques contemporáneos. “Para mí, en Habitáculo se da un buen intercambio entre el comercio justo y las historias que hay detrás de cada pieza que vende la tienda. Es un lugar que se nutre del talento local y apoya lo hecho en México, algo fundamental para los jóvenes diseñadores”, como nos platicó Fanel. Hoy, la tienda tiene productos de más de 100 diseñadores nacionales, mismos que año con año van rotando para que siempre haya una oferta diferente o nuevas colecciones de diseñadores exitosos.

Alejandro Ruíz, chef

Fanel Reyes

Para el chef Alejandro Ruíz la cocina de origen es lo que motivó la apertura de su famoso restaurante Casa Oaxaca, y esta corriente está relacionada con lo que nace de la tierra; con la leña, con el barro. Como el barro es sin duda un material predominante en la cultura oaxaqueña, Alejandro no duda en hablarnos de las piezas de la joven ceramista Fanel Reyes. “Fanel nació en Pochutla, una zona conocida por el barro rojo y las ollas de café. Las mujeres de su familia le enseñaron el amor por este material y ella empezó a trabajarlo con un resultado sobresaliente. Sus piezas tienen un detalle que resalta tras el proceso de pulido que las vuelve suaves al tacto, sin embargo el diseño de estas deja el lado femenino a un lado y parte hacia uno más crudo, más oscuro”, como afirma Alejandro. Además de ceramista, Fanel también es ilustradora. Su obra, sobria y minimalista, es una conversación que nos remite a oriente: líneas sencillas que dan la sensación de movimiento y una gama cromática de tonos neutros. Ella traduce su trabajo gráfico como la belleza de la imperfección.

Deja un comentario