Dyptique_C31ppal

Diptyque: la esencia del lujo

Más de medio siglo ha pasado desde que en el año 1961 los amigos Christiane Gautrot, Yves Coueslant y Desmond Knox-Leet abrieran las puertas de su emblemática boutique en París, ubicada en el número 34 boulevard Saint-Germain. Su pasión por los viajes, su insaciable curiosidad creativa y su impecable buen gusto, los unirían de por vida en la fundación de Diptyque, la firma de lujo francesa que por décadas ha sido responsable de producir las fragancias y las velas aromáticas más deseadas del mundo. En 2017 Diptyque es una compañía con más de 50 tiendas en el mundo, que ha expandido su línea de productos con artículos para el hogar y el cuidado corporal, siempre procurando mantener no sólo la esencia parisina sino también el extraordinario trabajo artesanal en cada una de sus piezas.

De visita en México para presentar en exclusiva el nuevo espacio de Diptyque en El Palacio de Hierro Guadalajara, Gregory Daniel (Regional Sales Manager de Diptyque) nos comparte un poco de la historia de una de las firmas francesas más icónicas, que ha hecho de los aromas el medio perfecto para hacernos soñar. Hay que tomarnos el tiempo de respirar y de explorar nuestros sentidos, porque el verdadero lujo está en los detalles. Diptyque nos comparte algunos de sus pequeños tesoros de vida.

Dyptique_C31Desde su fundación, Diptyque ha ofrecido un estilo de vida muy particular. ¿Cómo describes el lifestyle de la marca?
El estilo de vida de Diptyque tiene que ver con encontrar algo que corresponda a quien eres tú. Una fragancia jamás se impone, sino que eliges aquella que corresponde con lo que tú eres, con tu energía, con tu mood y eso también lo puedes expresar en tu hogar, que es un reflejo de tu personalidad.

El valor del tiempo es un elemento clave en la filosofía de Diptyque (Take time to smell the air). ¿Cómo es que el tiempo hoy es un lujo y cómo transmiten ese valor?
Para mí la visión del lujo es atemporal, el lujo es raro y traspasa el tiempo. El tiempo es una especie de blindaje para el lujo: al usar elementos de tu pasado estás blindando tus productos y llevándolos al universo del lujo. Creo que en la actualidad tomarse el tiempo de oler un aroma, de apreciarlo y de probarlo en la piel, es un lujo.

Los viajes también son parte fundamental de su historia (sus fundadores eran viajeros apasionados). ¿Para Diptyque los viajes ilustran y transforman?
Los viajes están relacionados con la historia de nuestros fundadores, pero también con nuestros ingredientes. Nosotros usamos nuestros ingredientes para hacer viajar a nuestros consumidores. Así es como exponemos el arte de viajar, tal como lo hicieran nuestros fundadores.

Al ser contadores de historias. ¿Cómo hacen para relatar historias diferentes y mantenerse vigentes? ¿Cómo logran ser innovadores?
Es un gran reto que nunca termina. Seguimos aprendiendo de nuestros fundadores aunque ya no estén vivos. Siempre estamos trabajando con el pasado y con el futuro de la marca. Respecto al futuro, uno de nuestros mayores esfuerzos es impulsar proyectos sustentables. Esa era una característica muy importante de nuestros fundadores, eran muy generosos.

El trabajo artesanal es algo cada vez más raro en un mundo industrializado. ¿Qué tan importante es para Diptyque mantener los procesos tradicionales de producción?
Gran parte de nuestro trabajo artesanal es realizado con piezas hechas en Portugal. Nuestra vela clásica, por ejemplo, está hecha de vidrio italiano, pero en la cerámica y porcelana es donde se encuentra el trabajo artesanal. El trabajo artesanal también se encuentra en nuestros materiales, como las flores de mayo que se cultivan en los campos del sur de Francia y son recolectadas de una manera tradicional.

Constantemente colaboran con artistas de todo el mundo. ¿Cómo vincular la cosmética y la perfumería con el arte?
Es parte de nuestra historia. Siempre intentamos estar involucrados en proyectos artísticos como la fiac (Feria Internacional de Arte Contemporáneo) en París. Nuestro lujo es un lujo muy sencillo y discreto, pero creo que en eso radica nuestro éxito y es lo que le gusta a la gente. Hay una consistencia en nuestros productos, que mezcla el arte y el diseño.

Se dice que las memorias son el alma de un perfume, ¿Es esto cierto?
Sí, porque los aromas son parte de la memoria, la gente ha olvidado cómo usar sus sentidos, y sobre todo el sentido común. El olfato es un sentido súper importante en la vida diaria, y desarrolla nuestra memoria.

Finalmente, en cuestión de olores, ¿Cómo describirías a México?
¡Hay tantos olores en México! Depende de si estás en Tijuana o en Ciudad de México o en Guadalajara. Todos son tan diferentes… hay tantas facetas distintas en México: el chocolate, la vainilla, las flores, la horchata, el mole… Es una mezcla muy interesante.

¿Te gustó esta publicación? Compártela con tus amigos:

Deja un comentario