CREAM04

GONZALO GARCÍA VIVANCO

“Mucha gente cree que es muy fácil ser actor, pero el tiempo es pesado. Las jornadas de trabajo son muy duras, a veces más de doce horas.”

Qué estudiaste y en dónde? Estudié actuación en el DF tres años, luego me fui a estudiar a Casa Azul, una escuela de teatro, y de ahí tomé la decisión de irme a Madrid tres años a estudiar con dos maestros muy buenos en el mundo artístico.

En Guadalajara empecé en el Liceo del Valle, había tres materias opcionales: dibujo, música y teatro. Empecé con dibujo, vi que no era bueno, luego música y… tampoco, y el teatro me gustó mucho. Salí en unas cuantas obras de la escuela, y de ahí me empezó a llamar la atención.

¿Cuál fue tu primer trabajo? Mi hermana Natalia me consiguió un trabajo de modelaje para una revista de negocios, salí en la portada. Como actor empecé de extra, mientras estudiaba la carrera de actuación. Entré en una telenovela de TV Azteca, dándome un beso al fondo, al fondo, como árbol 53, de extra jaja. Después de eso, crecieron poco a poco los papeles en novelas, teatro y comerciales.

Hice trabajos de modelaje, pero nunca lo he visto como una opción de vida, lo hice mientras estudiaba la carrera de actuación.

Platícanos de Soy tu fan Yo respeto mucho a Canana porque está haciendo proyectos increíbles. Hice casting para el personaje de Diego y, gracias a Dios, me quedé. Es una de las mejores cosas que he hecho como actor, lo he disfrutado mucho. Mucha gente dice: “ay nos llevamos muy bien siempre”, pero aquí, en la serie, de verdad nos llevamos muy bien. Terminamos de grabar, y vamos a cenar o a casa de alguien. Si tú vas a las grabaciones nos encuentras siempre muertos de risa. La química de amistad entre todos los actores es buenísima, y eso se refleja en la pantalla.

En enero van a pasar la serie en MTV. Al principio, en Canal Once, era sólo para el DF, después se abrió la transmisión en cadena nacional, y luego se vendió para Mundos y salió en Estados Unidos. Después, cuando la compró MTV, la vieron en todo Latinoamérica.

¿Cómo te preparas para una audición? Hay veces que no hay ni tiempo. Te llaman y te dicen que te quieren ver en la tarde y te mandan las líneas. Lo más importante es la memoria, aprenderte tus líneas.

Es muy difícil, porque en un casting a veces no sabes qué onda con el personaje. Te dejas llevar y construyes la historia de la escena.

¿Hacia dónde quieres dirigir tu carrera? Me gustaría salir de México en un futuro, pero primero quiero hacer cine aquí, porque se está haciendo muy buen cine. Hay mucho talento en el país.

¿Qué es lo que más te gusta de ser actor? Me divierto muchísimo. Me gusta poder hacer personajes que no tienen que ver nada conmigo.

¿No tienes broncas de hacer ningún personaje? No, siempre y cuando no esté en contra de mis principios y valores. Mi familia es taurina, me ofrecieron una película antitaurina y dije que no. También una sobre el padre Maciel. No estoy de acuerdo con lo que hizo, pero no voy a hacer una película que ataque a la Iglesia Católica. Puedo hacer un personaje que represente un reto para mí, mientras sea interesante y justificado.

¿Lo que menos te gusta? Mucha gente cree que es muy fácil ser actor, pero el tiempo es pesado. Las jornadas de trabajo son muy duras, a veces más de doce horas, paso mucho tiempo esperando. Odio los castings y sentirme examinado.

¿A quién admiras? Admiro mucho a Giménez Cacho y a Damián Alcázar, me encantaría trabajar con ellos. Son dos actores espectaculares.

¿Te gusta el teatro? ¡Me encanta el teatro! La adrenalina de aventarte de un paracaídas no se compara con lo que sientes antes de salir a escena. Tengo muy presente cuando hice la obra de Trainspotting en México, en la noche del estreno tenía unos nervios que, antes de salir, tenía náuseas, y me cuestionaba qué hago en esta carrera, por qué estoy aquí ¡qué sufrimiento! Y cuando salí a escena se me olvidó todo y me metí en el personaje. La adrenalina que sentía era increíble, mágica. El teatro es muy complejo, pero me encanta. Me encantaría hacer teatro y cine. No estoy peleado con nada. Las novelas son lo que me han dado de comer y me han dado mi nombre.

“Mucha gente cataloga a los actores como “de novela” y “de cine”. Yo no catalogo ni menosprecio nada. Cada cosa es un lenguaje diferente, yo quiero hacer de todo.”

¿Y el cine? Este año hice mi primera película, no fue un personaje grande, pero fue un personaje diferente. Se llama Restos, con una actriz que se llama Ilse Salas, y con Leo Sbaraglia, un gran actor argentino. Se estrena el próximo año. Interpreté un personaje muy diferente al que hago siempre, un junkie que era dealer. Salí lleno de tatuajes, con el pelo con mechones güeros. Me encanta hacer diferentes tipos de papeles.

¿Cómo te han ayudado las redes sociales en tu carrera? Me ayudan a estar en contacto directo con mis fans. De repente tuiteo cosas de lo que estoy haciendo. Me ayudan a correr la voz, y eso genera apoyo.

¿Qué te gusta hacer cuando estás en Guadalajara? Me encanta estar con mi familia, con mis sobrinos, con mis amigos, porque los veo poco, por mi trabajo. Me gusta mucho ir a la i latina, voy mucho a Tlaquepaque a echarme mis tequilitas, y me gustan mucho los toros.

¿Qué piensas de la prohibición de las corridas? Se me hace una estupidez, la verdad. No estoy de acuerdo.

Tú vienes de una familia taurina ¿Para ti que representa una corrida?
Es arte, cuando te explican lo que son los toros, realmente entiendes. Mucha gente cree que es crueldad animal, pero ellos no saben la calidad de vida que se le da a un toro desde que crece hasta antes de que salga a la plaza. Vive en un terreno enorme, vive como rey, para que un día pueda salir a triunfar, y si es un toro bravo le perdonen la vida y viva en el campo. Es fuerte, pero es la confrontación de hombre con la bestia. Es un baile con la muerte, es arte… es muy bonito. Crueldad animal es comer carne, usar ropa de piel. A esos animales sí se les tortura realmente.

¿Tienes buenos amigos en Guadalajara? Mis mejores amigos de la infancia están aquí, Alejandro Lichi, Juan Pedro Canales, Checo Barrera, Manuel García Rulfo. Tengo muchos.

¿Qué te gustaría que la gente supiera de ti? Pues que soy muy tímido, la verdad. De repente las chavas, después de un rato de estar con ellas me dicen “ay, yo pensé que eras muy sangrón”, pero realmente soy muy penoso.
A mí me gusta pasar desapercibido, las miradas me ponen muy nervioso. A veces llego a un lugar y, como soy actor, se me queda viendo la gente, y soy muy penoso.

¿Una frase que dices mucho? “Tú tranquila y yo nervioso” ó “tú di rana y yo salto”.

¿Si no fueras actor, a qué te dedicarías? Trabajaría con animales, me encantan. Toda mi vida he tenido muchas mascotas, desde tarántulas hasta halcones. Podría ser zoólogo o biólogo marino.

¿Cuál es la mejor edad? La que estoy empezando a vivir. De los treinta a los cuarenta y cinco años, porque ya eres independiente, cuentas con tus propios recursos, eres más maduro, y tienes una experiencia de vida. Tienes más colmillo y sabes disfrutar más la vida. Tienes claro lo que te gusta, lo que quieres hacer y hacia dónde se dirige tu vida.

¿Tienes alguna filosofía? Omnia in bonum, significa todo sea para bien. Todo lo que pasa, a fin de cuentas en tu vida, es por algo, bien o mal será para bien, vas a aprender.

¿Tienes alguna debilidad? Colecciono antigüedades, me encantan los bastones… eso lo aprendí de mi mamá. Las tiendas de antigüedades me vuelven loco. Me encanta comprar cosas.

¿Por qué bastones? Siempre he tenido fijación con los bastones. En las películas me gusta como se ven. El primero que compré fue en Tlaquepaque, con el mango de plata, y me encantó. Después mi mamá fue a Nueva York y me compró un bastón antiguo. De repente los uso, voy a estrenos con ellos y me preguntan si me pasó algo, jaja. Antes, los bastones eran muy elegantes. La gente se me queda viendo, pero a mí me encanta usarlos, es algo diferente.

¿Qué llevas contigo cuando vas de viaje?
Mi iPod, un buen libro y aromaterapia.

¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?
Me gusta mucho leer, estoy leyendo la biografía de San Benito. También me encanta la fotografía. Hace poco tomé un curso en Nueva York. Me apasiona mucho, es un gran hobby.

¿Te gustó esta publicación? Compártela con tus amigos:

Deja un comentario