KATSUMI KOMAGATA

 

Las palabras y las imágenes abstractas de Katsumi Komagata.

La belleza puede tener un significado distinto para todos. Para algunos la belleza es excesiva, abundante. Para otros, el valor de la sencillez es el que aporta, de la manera más elegante y exquisita, la medida justa para crear la perfección, lo más bello. La abstracción llevada a un nivel máximo donde dentro de todo lo sencillo se encuentra, de manera muy poco evidente, lo complejo. Desarrollar la imaginación, generar la capacidad de releer un contenido y encontrar un fondo distinto, es parte del propósito del trabajo del diseñador japonés Katsumi Komagata.

Este autor especializado en hacer libros para niños comenzó experimentando con su hija. Cuando ella tenía tres meses la observaba, ávido de poder entender sus pensamientos, pero sobre todo, queriendo lograr una comunicación muy esencial con ella, el contacto visual, el reconocimiento a través de la mirada. Katsumi descubrió cómo los colores intensos atraían la mirada de su hija y, a partir de ahí, comenzó a desarrollar libros infantiles únicos.

De una técnica muy particular, casi emparentada con el origami, surgen estas piezas de arte que ponen en evidencia la sorpresa y la curiosidad, más allá de la primera impresión. Y es que Katsumi considera que sus libros son gráficamente abstractos, son material para que el lector use su imaginación, para que la gente con su energía les encuentre un significado y se apropie de ellos. Son libros que retan a los adultos a ver desde otro lado. Hay que hacer un esfuerzo por explicar a los niños cosas que no son obvias; la transformación de la naturaleza, las estrellas como símbolo de esperanza, la música sin sonido, un libro sin textos.

La contemplación como estado mental y como proceso creativo es lo más importante para él: “de la naturaleza podemos aprender muchas cosas, ahí es donde residen los cambios más sutiles y también los más enérgicos, como el cambio del color del cielo, el viento, la temperatura. Pero debemos estar atentos, observar. Por ejemplo, si nosotros caminamos por la calle, probablemente no veamos nada si no observamos, si no contemplamos. Todos los días ocurren cosas diferentes. Esto es muy relevante para que los niños desarrollen su creatividad, su curiosidad; es una forma de aprendizaje. Vivir en la naturaleza es muy importante, porque cambia todo el tiempo, en las ciudades todo está muy controlado”.

Katsumi viaja por el mundo impartiendo workshops, donde enseña un poco de su técnica de trabajo. Le gusta compartir con la gente sus conocimientos, la reúne y se divierten. “Muchas veces trabajamos con gente que tiene capacidades especiales y en general es raro que tengamos contacto con ellos, porque la sociedad divide y segmenta. Al trabajar en un taller como éste podemos conocernos y acercarnos un poco más. En la sociedad hay muchos tipos de gente y los gobiernos tratan de controlarnos generando divisiones. Es más fácil dividir cuando estamos separados, si no tenemos contacto unos con otros, si no nos conocemos ni nos apreciamos. Obligadamente deberíamos ser incluyentes para así fortalecernos”.

Parte del propósito de su trabajo es hacer que la gente salga de su zona de confort, que trabaje con cosas difíciles, con asuntos que sean un reto. “Si uno sortea una dificultad puede llegar a la satisfacción y al placer. Es fácil ser pasivo, esperar a que alguien te diga qué hacer sin mover nada es un poco aburrido. Quiero que los niños estén activos y estén interesados aunque existan dificultades, porque cuando las superen estoy seguro que se divertirán”.

Algunos títulos del autor: Descúbrelo, A Cloud, Little Tree, Sea is blue when sky is blue, A place where the stars rest, I´m gonna be born, Sound carried by the wind.

Si quieres saber más acerca de Katsumi Komagata visita:

www.petraediciones.com

http://www.one-stroke.co.jp

Twitter: @BeckyandtheCat

 

Deja un comentario