bo cream

Lo espectacular del ahora

Basada en la novela de Tim Tharp y dirigida por el up and comer James Ponsoldt, The Spectacular Now crea un vivo retrato tridimensional de la juventud que se enfrenta al divertido, emocionante y peligroso juego del amor moderno y la edad adulta.

bo cream

Como cualquier otra película de adolecentes y de bailes de graduación, parecía que The Spectacular Now se quedaría en otra comedia romántica en donde el chico no tan popular conquista a la chica popular, pero, grata sorpresa, resultó ser un filme basado en personajes profundos que salen del estereotipo adolescente para contar una historia de amor adulto: jóvenes inexpertos que, conforme la historia se desarrolla, pierden la noción de su corta edad.

Desde John Hughes ningún drama adolescente tenía tanto impacto en mí, y es que películas como Breakfast Club, Pretty in Pink, Some Kind of Wonderful, 16 Candles, marcaron una época y a una generación, porque sus personajes trascendían la edad. Siempre fueron dramas adultos interpretados por adolescentes y es eso lo que convierte a The Spectacular Now en un clásico instantáneo. También cabe mencionar que la película fue adaptada por los responsables de 500 Days of Summer, quienes probaron ser grandes narradores de historias.

Situada en una pequeña ciudad suburbana, The Spectacular Now cuenta la historia de Sutter Keely (Miles Teller), quien sale de una relación con la chica guapa y popular de su escuela (Brie Larson) para inmediatamente y casi de manera involuntaria entrar en otra con Aimee Finecky (Shailene Woodley).

Sutter, que no tiene ningún plan para el futuro y que ha evitado profundizar en cualquier tema para no sentir la pesadez de la vida o la inevitable tragedia de herir o ser herido, tiene el hábito de beber todo el día, en la escuela y en el trabajo, mismo que le está costando mantener. Por otro lado, Sutter constantemente presiona a su madre (Jennifer Jason Leigh) para que le dé los datos de su padre, quien los abandonó hace varios años. No ha tenido contacto con él hace ya algún tiempo y todo lo que tiene son recuerdos felices, lo cual ha generado un pequeño resentimiento hacia la madre.

Sutter tiene el ingenio para desviar todas las dificultades y los retos de la vida, de una manera casual y con humor, sin acercarse realmente a las personas y evitando siempre la confrontación. No es alcohólico, pero la intención de James Ponsoldt es demostrar que Sutter va por el camino equivocado y que está al borde de perderse en cualquier momento. El director lo tiene claro en ese sentido: su película anterior, Smashed, protagonizada por Mary Elizabeth Winstead, es una excelente historia sobre los jóvenes que beben. El tema en este caso no es forzado sino que detalla delicadamente cuáles son las influencias que nos empujan a cierto tipo de comportamientos.

Mientras tanto, Aimee Finecky es una chica que nunca ha sido popular, nunca ha tenido novio y carece de vida social. Todos estos inconvenientes ponen a Sutter en ventaja sobre ella, de manera que él cree que es ella quien necesita ayuda, que él debe rescatarla, cuando sucede todo lo contrario. En ese sentido la historia nos mantiene en vilo, especulando sobre cuándo Sutter arruinará la vida de Aimee.

La película también aborda el tema de cómo las decisiones que tomamos, por más ligeras que parezcan, afectan constantemente el rumbo de nuestras vidas: siempre se puede romper el molde al que, aparentemente, estamos predestinados, lo cual me parece muy relevante en estos tiempos. Lo que nos dijeron de pequeños que nos haría felices no siempre resulta ser cierto.

El filme viene muy al caso con el nuevo ciclo que empieza. Por lo general comenzamos el año con un montón de propósitos, pero siempre encontramos las excusas para no cumplirlos, ya que planeamos las metas en relación con el tiempo en que vivimos. De eso se trata The Spectacular Now, de vivir en el presente, de estar conscientes y disfrutar el momento, pero sin descuidar las consecuencias futuras de las acciones momentáneas.

No estamos ante una comedia de romance, puesto que hay una oscuridad presente siempre, que invita a los protagonistas a caer. De esta manera, el filme se convierte en una inevitable lucha entre los personajes y sus propias decisiones. The Spectacular Now no resulta agradable todo el tiempo, y no es su propósito serlo, pero es realmente espectacular.

¿Te gustó esta publicación? Compártela con tus amigos:

Deja un comentario