Louis Vuitton Cruise 2015: la perfecta dualidad

LV_001aHablar de Louis Vuitton es hablar del mayor templo del lujo contemporáneo. La casa de marroquinería francesa, a más de un siglo de su fundación, continúa como referente del savoir faire francés, que mezcla a la perfección la tradición y la innovación. En menos de veinte años, Louis Vuitton ha revolucionado la industria de la moda con la creación y el desarrollo de su línea prêt-à-porter, que a partir de este año se encuentra bajo la dirección creativa del aclamado diseñador francés Nicolas Ghesquière. En marzo pasado, Ghesquière hizo su debut dentro de Vuitton en un anticipado desfile que generó excelentes críticas y que anunciaba una nueva identidad para la casa francesa.

Dando continuidad a su colección debut, Ghesquière hizo entrega, en mayo, de su primera precolección o temporada intermedia, también llamada cruise o resort. El trabajo presentado para Louis Vuitton Cruise 2015 sin duda reafirma no solo la maestría de Ghesquière, sino que explora una profunda transformación en las prendas. La inspiración de los años 70 sigue presente en esta colección que se muestra lúdica y divertida, aun con el rigor y la certeza característica del diseñador.

Perfecta dualidad entre la suntuosidad del lujo y la simpleza del día a día, justo como lo requieren las colecciones cruise, cuyo objetivo es llegar a las tiendas en noviembre, para estar disponibles justo antes de las escapadas de invierno a los más exclusivos destinos tropicales. Gran variedad de estampados con influencia retro, así como una paleta de color que va del rosa al azul, pasando por el amarillo y el naranja, muestran la cara más jovial de Vuitton con un allure bohemio y siempre chic.

Con esta su segunda colección, se percibe una mayor libertad y desenfado en Ghesquière, quien con su trabajo para la firma desea generar un nuevo eclecticismo en la mujer Vuitton, una mujer global, poderosa, glamorosa y acaudalada. Qué mejor statement que contar en primera fila con grandes musas que confirman el tipo de mujer al que se dirigen Ghesquière y Vuitton en esta nueva era: Jennifer Connelly, Charlotte Gainsbourg, Anna Wintour y la princesa Charlene de Mónaco.

Aires de renovación se respiran en el porvenir de Louis Vuitton. Sin duda el talento y la visión de Nicolas Ghesquière nos seguirán sorprendiendo para llevarnos por un inesperado y mágico viaje a través del mundo del lujo. Que comience esta nueva aventura.

Deja un comentario