c29_24h_03

São Paulo

Es la tercera vez que visito esta ciudad, y en las tres ocasiones por motivos de trabajo… pero como dicen por ahí, “la tercera es la vencida”, y en mi tercera visita finalmente me regalé el tiempo para que esta ciudad y yo nos conociéramos a nivel personal. Después de tanto caminar y con los pies sangrados (literal), quiero compartir lo que mis piernas recorrieron y mis ojos vieron de esta vibrante ciudad. Un poco más de 24 horas fueron suficientes para visitar lo más atractivo de São Paulo. Me ubiqué en un hotel de fácil acceso en la zona de Jardins (traducido al español como Jardines), para tomarlo como punto de partida a algunos imprescindibles de la ciudad.

10:30 am

Me puse mis Converse y emprendí la caminata hacia el Instituto Tomie Ohtake. En el trayecto escuché “Common People” de Pulp, y pensé que caminar entre los carros de una de las ciudades con mayor tráfico en el mundo era lo más común e inteligente que podía haber hecho. Me tomó cuarenta minutos llegar ahí, y desde lejos reconocí el edificio del arquitecto Ruy Ohtake, que hospeda departamentos, oficinas, un centro de convenciones y otro de cultura. Este último exhibe arte, arquitectura y diseño de talla nacional e internacional. Yo disfruté de la obra de Pablo Picasso que estaba de visita desde el Musée Picasso de París.

Av. Brigadeiro Faria Lima, 201, Pinheiros

institutotomieohtake.org.br

c29_24h_012:00 pm

Después de un calmado recorrido por el instituto, me sentía hambrienta, y al salir, justo frente al edificio, vi un restaurante con una larga fila de espera, y ya sabes lo que dicen de un restaurante con mucha gente esperando: “seguro es bueno”. Me acerqué a la puerta del Lanchonete da Cidade a pedir mesa y bastó con decir “uma pessoa” (en español una persona), para que me sentaran inmediatamente en la barra. Era un restaurante de hamburguesas, y aunque no es el platillo tradicional de Brasil, el país es famoso por su excelente carne, así que no sentí incorrecto estar ahí. El lugar tiene una alegre atmósfera que se transmite en la decoración, sus evidentes acentos en color amarillo despiertan aún más el hambre de cualquiera. Disfruté mucho de una deliciosa comida con una cerveza de barril.

Coropés, 51, Pinheiros

lanchonetedacidade.com.br

4:00 pm

No había de otra que regresar a donde me hospedaba, y a pesar de tener la opción de un taxi preferí regresar caminando. En mi recorrido hacia Jardins me encontré con una incontable cantidad de tiendas de muebles y decoración. Breve paréntesis: Brasil fue fundada por portugueses, hospeda a la más grande comunidad de Italianos fuera de Italia, recibió a los japoneses en las plantaciones de café, y también a alemanes en el periodo entreguerras, así que la mezcla europea y asiática en la arquitectura de las casas y los edificios es fascinante, lo cual se refleja también en cuestión de objetos de diseño. Si eres amante del interiorismo, Brasil es uno de los países de Latinoamérica referentes en diseño. Aquí serás muy feliz pues podrás encontrar las más actuales tendencias y originales propuestas para llevar a tu casa.

c29_24h_057:30 pm

Mi único deseo era disfrutar de una bebida, sentada en un lugar que me sorprendiera, así que elegí el Hotel Unique, que en verdad es único, se ha convertido en una distintiva pieza del paisaje urbano paulista. Fue premiado como el mejor hotel en América del Sur en Condé Nast Traveler, y en TripAdvisor como el mejor hotel en São Paulo. Curiosamente era la segunda obra arquitectónica del artista Ruy Ohtake que visitaba en el día: su forma es la de una nave marítima, su auténtico diseño fue creado por João Armentano y es destacable la biblioteca que encuentras entre el bar y el lobby. Yo subí al Skye Bar y con una magnífica vista de la ciudad disfruté, en la fría noche de invierno, una tradicional caipirinha, que por cierto me tumbó en combinación con el cansancio después de tanto caminar.

Av. Brigadeiro Luís Antônio, 4700, Jardim Paulista, sp

hotelunique.com

10:30 am

Después de despertar un poco tarde y sin prisa, salí a desayunar sin rumbo. Caminé en mi zona Jardins hasta encontrar un sitio que me apeteciera. Brasil se distingue por su variedad de frutas y yo encontré el lugar ideal para disfrutarlas: Frutaria São Paulo. El restaurante ofrece un buffet muy apetitoso además de platillos a la carta, buenas opciones para quienes prefieren desayunos sanos. Después de un desayuno cargado de energía continúe con mi recorrido del día.

Rua Oscar Freire, 187, Jardim Paulista, sp

c29_24h_0212:00 pm

Como iría al Parque Ibirapuera y ahí caminaría mucho, opté por un Uber para llegar a mi destino. Al llegar al espacio de millón y medio de metros cuadrados, renté una bicicleta para recorrer lo que muchos llaman el Central Park de São Paulo. Este lugar fue diseñado por el reconocido arquitecto brasileño Óscar Niemeyer en la celebración del aniversario 400 de la ciudad. No me perdí de beber agua de coco entre los jóvenes que patinaban, los skaters, los runners y las parejas que paseaban de la mano. Al perderme en el centro del parque visité el Museo Afro Brasil, y también pude admirar el Auditorio Nacional diseñado también por Niemeyer, un recinto emblema de la ciudad.

Av. Pedro Álvares Cabral, Vila Mariana, sp

4:00 pm

Mis pies comenzaron a doler aún más, pero no me impidieron llegar a la calle Oscar Freire con la ilusión de pasar mis últimas horas en una de las más lujosas calles en el corazón de Jardins, en donde se encuentran no solo tiendas sino cafés, restaurantes, bares y también algo de arte urbano. Visitante de la ciudad por tercer vez, para mí se ha convertido una tradición pasear por Oscar Freire, comprar un bikini de la marca Agua de Coco, y un par de las conocidas sandalias brasileñas Havaianas, inconfundibles en los pies de cualquier desconocido. En esta calle encontré algo nuevo y fue un café que se llama Chez Oscar, que alberga en su interior una fascinante librería, Prince Books, con un vasto acervo de joyas de la arquitectura, el diseño, la moda y las artes. Me sorprendió también la existencia de incontables publicaciones de revistas internacionales y en diferentes idiomas. ¡Beber un excelente café, comer un postre y comprar un libro es una parada obligada! Al llegar a la Pracinha Oscar Freire, me quede un largo rato admirando el bullicio de la calle, mientras pensaba cuándo sería la próxima vez que regresaría a esta ciudad.

Rua Oscar Freire 1128, Jardins, sp

c29_24h_04Otros excelentes lugares que deberías visitar

 

Para comer:

A Figueira Rubayat / rubaiyat.com.br/figueira

Carlota / carlota.com.br

 

Para cenar:

Lellis Trattoria / lelis.com.br

 

Para la sobremesa:

Bacio di Latte / baciodilatte.com.br

Santo Grao / santograo.com.br

c29_24h_06Cultura:

Museo de Arte Moderno / mam.org.br

Museo de Arte Contemporáneo / mac.usp.br/mac

¿Te gustó esta publicación? Compártela con tus amigos:

Deja un comentario