GONZALO LEBRIJA

Para el artista tapatío la inspiración es impredecible, a veces llega cuando está tranquilo y contento, y otras veces cuando está ansioso y triste. Cree que la creatividad es estimulada con el mismo proceso del trabajo, o con la movilidad y el desplazamiento como el agua del río que corre y se oxigena.

Profesión: artista multidisciplinario.

Estudios: ciencias de la Comunicación, en ITESO.

¿Cómo nació tu interés por el arte? Desde que tenía quince años siempre me sentí inclinado por las artes visuales: la pintura, la escultura, la fotografía y el cine. Siempre quise dedicarme al arte, a generar ideas e inventar nuevos lenguajes de expresión que le dieran sentido a mi existencia y a mi forma de relacionarme con el mundo y mi memoria.

¿Cómo y cuándo decidiste dedicarte al arte? Durante la universidad fui parte de Incidental, un grupo de estudiantes de arquitectura del ITESO con los que compartía las mismas inquietudes, y con quienes colaboré en los primeros proyectos que se resumían en intervenciones de sitio específico. A partir de la primera exposición supe que a eso me quería dedicar para siempre.

¿Cómo empezó tu carrera profesional fuera de México? En exposiciones colectivas con artistas mexicanos en el extranjero, y en una residencia en el 2001 en Oxfordshire, Inglaterra llamada Braziers, donde publicaron mi proyecto en la revista Frieze.

¿Quién te representa en México y en el extranjero? Laurent Godin en París, Travesía Cuatro en Madrid y I-20 en Nueva York.

¿A quién admiras? Es una lista muy muy grande, admiro a muchos filósofos, músicos, artistas, cineastas y escritores.

Entre la vida y la muerte

¿A quién de esas personas que admiras has tenido la oportunidad de conocer? A Brian Eno y a John Baldessari.

¿Qué te inspira? Pienso que la inspiración es impredecible, a veces llega cuando uno está tranquilo y contento, y a veces cuando estás ansioso y triste. Aunque creo que la creatividad es estimulada con el mismo proceso del trabajo, o con la movilidad y el desplazamiento como el agua del río que corre y se oxigena.

Aspirando a ser cristiano

¿Cómo es tu proceso creativo? Todo sucede o se da en un contexto gratuitamente ordinario.

¿Cuál ha sido el mejor momento de tu carrera hasta ahora? Editar un libro con Other Criteria y exponer individualmente en el Museo de Arte Moderno de la Ciudad de México.

 ¿Piensas dedicarte más a la actuación o el proyecto en el que participaste con Pablo Aldrete fue único? Fue el único.

¿Cuál es la parte mas complicada de ser artista plástico? Hay muchas complicaciones, pero pienso que la más complicada es que no sea redituable.

¿En qué estas trabajando? Estoy preparando dos exposiciones para principios del año entrante en Madrid, y otra para la primavera en París.

Dirty wish

¿Cuáles son tus placeres? Tengo muchísimos. Si tengo que mencionar dos ahora: fumar puro y montar a caballo.

¿Cuáles son tus lugares favoritos de la ciudad? El Rusty TromboneGaspar, Barrio Chino y el Salón del Bosque.

¿Qué consejo les das a los artistas plásticos que van empezando su carrera? Que colaboren juntos, que unan fuerzas y que tengan mucha paciencia.

SLAUKA LADEWIG

Es tapatía de nacimiento y de corazón. En Guadalajara está su familia, sus amigos más queridos, sus costumbres, tradiciones y raíces. A pesar de que su carrera la alejó de la ciudad hace muchos años, no pierde la esperanza de regresar.

¿Actualmente en dónde vives y que haces? Trabajo como traductora y sigo en la danza con la Compañía de Danza Ardentía, bajo la dirección de Reyna Pérez. Una compañía que se caracteriza por su dedicación y voluntad para trabajar, algo que frecuentemente falta en las grandes compañías. La maestra es una persona muy creativa que sabe sacar lo mejor de sus bailarines y logra el éxito con el público. Con Ardentía, frecuentemente imparto clases de ballet y ayudo a ensayar a jóvenes bailarines. Esto me ha permitido experimentar la satisfacción de la enseñanza, que nunca antes había considerado y he descubierto que me gusta. He seguido bailando como invitada en galas de ballet con distintos grupos.

Hace aproximadamente cinco años dejé el ballet por algunos años. Trabajé en la iniciativa privada, en un reconocido despacho en el DF y después entré a la dirección jurídica de CONACULTA. Pero, me di cuenta que estar en una oficina nueve horas o más al día no era para mí, extrañaba bailar. Regresé a la danza, hice el examen de perito traductor en el Tribunal Superior del DF y me certifiqué. Ahora, trabajo como traductora independiente con empresas nacionales y extranjeras, y particulares. Me gusta el trabajo de traducción, porque veo todo tipo de asuntos y temas, y además, soy dueña de mi tiempo. Tengo libertad para hacer cosas que disfruto y especialmente para viajar, que me fascina. Solo tomo mi laptop y llevo mi oficina conmigo a donde quiera.

¿Cómo llegó el ballet a tu vida? Mi mamá bailaba ballet y flamenco. Desde chiquita me llevó a clases de gimnasia y ballet a la academia de mi prima Doris Topete. Al principio no me gustaba el ballet, yo quería ser gimnasta pero, con el tiempo, el ballet se convirtió en mi vida. Cuando tenía 14 años entré al Ballet de Cámara de Jalisco, que dirige la maestra Lucy Arce, una excelente maestra y talentosa coreógrafa que ha contribuido enormemente al progreso de la danza en Jalisco. Ahí, con Lucy Arce y la maestra Elly Torres, recibí la preparación necesaria para convertirme en bailarina profesional. Estuve en Ballet de Cámara, que acaba de festejar su 30 aniversario, hasta que emigré de Guadalajara. Siempre que visito la ciudad regreso a tomar clases ahí.

¿Qué crees que se necesita para ser una muy buena bailarina? Talento, dedicación, trabajo, perseverancia, carácter y algo de suerte. También es importante tener buenos maestros. Yo tuve la suerte de tenerlos, primero en Guadalajara y después en México. He trabajado con maestros reconocidos de todo el mundo y he aprendido distintas técnicas y formas de bailar a lo largo de mi carrera.

¿Cómo es la vida de una bailarina? Es más normal de lo que cree la mayoría de la gente. Los bailarines se desvelan, van a fiestas, salen a comer, en fin, lo que hace la mayoría de la gente. La diferencia está en que un bailarín profesional dedica entre seis y ocho horas diarias a entrenar, sin contar el tiempo de función. Es cansado, pero es precioso. Con tanto ejercicio, el cuerpo en ocasiones se lesiona. La mayoría de las veces con el tratamiento y el descanso adecuado, te recuperas, pero si puede llegar a ser desesperante, cuando aparece una lesión justo antes de una función para la que tenías mucho tiempo entrenando y al final, no puedes bailar. Una vez me sucedió que iba a ir al concurso internacional en Jackson, MI. Fui aceptada, tenía meses ensayando, tenía el vestuario, boletos de avión, todo y me rompí un hueso del pie poco antes del concurso. En lugar de estar en el escenario, acabé en el quirófano.

Los bailarines se enfrentan a una fuerte competencia, porque todos quieren tener siempre el papel principal en las funciones. Por eso tienes que tener carácter fuerte para soportar el ambiente que a veces es pesado, pero más importante, tienes que trabajar muy duro y estar siempre preparado, nunca sabes cuando llegará tu gran oportunidad. Dicen que el ballet es muy sacrificado. A excepción de tener que dejar a mi familia y mi ciudad cuando todavía era muy joven, bailar para mí nunca representó un sacrificio, sino un placer. Las ampollas en los pies, las lesiones, el cansancio, el dejar de ir a tal o cual fiesta porque tenía ensayo nunca me pesó. Cuando algo te fascina, eres capaz de renunciar a muchas cosas con tal de hacer lo que te apasiona.

¿En qué ciudades te has presentado? En Guadalajara, México, Monterrey, casi todas las ciudades de México. En el extranjero, en Asunción Paraguay, Macae Brasil, Paris y Biarritz en Francia, Roma Italia, San Diego, El Paso, Roswell, Nueva Orleans, Houston.

¿Cuál ha sido el momento más importante de tu carrera como bailarina? Todos han sido importantes, cada uno me ha dejado alguna enseñanza. Cada noche, aunque bailes el mismo papel, es una experiencia distinta. A veces muy buena, otras no tanto y entonces, tienes que aprender de tus errores y seguir trabajando. Cuando debuté como solista en la Compañía Nacional de Danza fue muy especial. Bailé el papel principal de El Lago de los Cisnes en el Bosque de Chapultepec. Era una noche fría, brumosa. Al día siguiente, la primera bailarina se lastimó y me pidieron que la supliera. Con eso, aunque yo me había sentido muy nerviosa, me dijeron que mi función había salido muy bien! Después bailé tanto, en tantos lugares distintos, que pensé que me iban a salir plumas. Me gustaba especialmente interpretar papeles de villana. La Reina de las Willis en Giselle, Gamzatti en la Bayadera, el Cisne Negro en El Lago de los Cisnes.

De las funciones más memorables fue mi debut en el papel principal de Don Quijote en Bellas Artes, que fue maravilloso, y cuando interpreté el año pasado el rol estelar en el estreno de Madame Lynch en Paraguay. Este ballet es muy dramático y requiere una interpretación llena de sentimiento. Cada noche, la tragedia de la protagonista hacía que me bañara en llanto en el escenario y el público se conmovía y ovacionaba esta hermosa producción del Ballet Municipal de Asunción.

¿Cómo tomaste la decisión de que te querías retirar? Decidí dejar la CND porque llegó un momento que ya no me satisfacía seguir ahí. Habían sido muchos años y además ocurrieron cambios internos que hicieron que perdiera el interés en continuar bailando con esa agrupación. No me he retirado totalmente, simplemente disminuí la intensidad y tiempo que le dedico al ballet. Ahora estoy en una etapa de transición. Tengo muchísimo trabajo de traducción, pero también tengo tiempo para divertirme un poco bailando. Antes me decían qué tenía que bailar, cuando y donde, ahora esas decisiones las puedo tomar yo. También estoy descubriendo la satisfacción de preparar a otros bailarines y me está gustando mucho.

¿Qué lugar ocupa el ballet en tu vida hoy en día? El ballet siempre tendrá un lugar muy especial en mi vida, ha sido mi pasión y creo que siempre estaré cerca de la danza, de una forma u otra. Como dije antes, ahora bailo menos, pero sigo entrenándome todos los días. Quizás mi tiempo en el salón de ensayos se lo dedique cada vez más a enseñar a otros lo que aprendí durante mi carrera.

¿Qué estudiaste? Desde kinder hasta preparatoria en el American School of Guadalajara y después derecho en la UdeG. He sido becaria del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes. Obtuve la beca Fulbright-García Robles para estudiar una maestría en derecho en la Universidad de San Diego, CA. Tome cursos de ballet en Cuba en dos ocasiones fui becaria de los cursos de verano del Houston Ballet y Pennsylvania Ballet.

¿Qué te inspira? ¡Naturalmente, un buen ballet bailado por buenos bailarines! La música, tanto dramática como festiva. La naturaleza, el mar, un atardecer, una noche estrellada de luna llena, las flores, el amor.

¿Cómo conociste a tu esposo? Lo vi bailar en el Teatro Degollado cuando tenía como 12 o 13 años. Bailo con el Ballet de Cámara, donde yo estudié. Quise pedirle un autógrafo, pero me dio pena. Lo volví a encontrar 20 años después cuando entré a la Compañía Nacional de Danza, cuando ya era maestro y se había retirado. Empecé a bailar papeles de solista, él comenzó a entrenarme. Trabajamos muchos años juntos y nos hicimos amigos. Después, vino el flechazo, durante una temporada delLago de los Cisnes.

¿Qué te gusta hacer cuando visitas Guadalajara? Estar con mi familia, ver amigos, tomar clases de ballet en el Ballet de Cámara de Jalisco, descansar en casa de mi mamá y comer panela, birote, tacos de Los Otates y lonches bañados.

GIBRAN JULIAN

Gibran es ilustrador y nació en Guadalajara. Creció en el campo con sus padres, sus dos hermanas y un montón de perros y animales. Estudió en Guadalajara y en Finlandia. Todos los días escucha música, piensa demasiado y le gusta mucho estar en silencio.

Actualmente está trabajando en la ilustración para la portada del nuevo disco de THE OATHS y en la decoración de su primer departamento, entre otros proyectos.

¿Cómo empezó tu interés por la ilustración?
Desde muy chico, pero se consolidó a los 9 años con un viaje en tren al DF con mi papá, donde inventamos y dibujamos una máquina de engranes entre los dos, durante seis horas.

¿Qué es lo que más te gusta de tu profesión?
Encontrar la idea que hace “click”, tener listo el material sobre la mesa, poner un buen disco y empezar a dibujar (de noche).

¿Qué es lo que menos te gusta?
Ponerle precio a la creatividad y cobrar.

¿De dónde sale tu creatividad?
De mis recuerdos de viajes, del lenguaje corporal de los animales y de los sueños.

¿Cuál ha sido tu proyecto favorito hasta el momento?
La intervención dentro de un elevador de mi universidad en Finlandia y una ilustración para la Orquesta Sinfónica de Helsinki.
Platícanos sobre todas las diferentes áreas en las que has trabajado.
Cada proyecto es una experiencia muy diferente, con exigencias y alcances muy específicos. He trabajado proyectos en moda, editorial, infantil, urbano, decoración y arte.


¿Quién es tu ilustrador favorito?
Istvan Banyai

¿Cuales páginas de Internet visitas diario?
Notcot.org

¿Que te gusta hacer en tu tiempo libre?
Andar en bicicleta de montaña, tiro con arco, fútbol, yoga, bailarle a mi gato.

¿Cuáles son tus lugares favoritos en Guadalajara?
Mi estudio, el Parque Monterrey y Los Guayabos.

¿Hasta dónde te gustaría llegar?
Hasta trabajar proyectos grandes en el extranjero, regresar a vivir, trabajar y enseñar en México y seguir disfrutando lo que hago, igual o más que ahora.

Si quieres conocer más sobre su trabajo visita:
www.gibravo.com
http://gibravo.blogspot.com/

 

MINERVA ALDRETE

Es tapatía, nació y creció en México, sin embargo ha vivido en el extranjero mucho tiempo. Actualmente trabaja en ciudades como el DF, Nueva York, Londres, París, Delhi y Tokyo

Estudió en London College of Communications. Le encanta trabajar y su fuerte son las relaciones públicas. La experiencia le ha enseñado que la base del éxito es hacer las cosas con excelencia.

Minerva es súper relax, le encanta pasar tiempo en su oficina cuando está cerrada y no hay ruidos de teléfono ni de computadoras. Disfruta mucho los aeropuertos, no tanto viajar sino el lugar en sí, la gente de prisa, los monitores que no se les entiende nada y las tiendas tax-free. Es fanática de las cámaras PhaseOne y la Canon G11.

¿Cómo empezó tu interés por la fotografía?
Comenzó cuando me di cuenta de que la fotografía era el arte en el cual podías ver el resultado final en un 125avo de segundo. Soy bastante desesperada y no me gustan los procesos largos. Me gusta porque es algo en lo cual los resultados son inmediatos.

¿Qué es lo que más te gusta de ser fotógrafa?
Jugar con la luz y los reflejos.

¿Qué es lo que menos te gusta?
El retoque digital.

¿Qué crees que se necesita para ser un muy buen fotógrafo?
El conocimiento perfecto de la técnica más un buen ojo.

¿En que ciudades has trabajado?
En Guadalajara, DF, NY, Londres, París, Delhi, y Tokyo.

¿Trabajas con alguna agencia?
Soy directora de la agencia LoudMagenta

¿Cómo es un día de trabajo?
Mi día comienza a las 5.30 AM, me levanto para ir al gym. Llego a las 6 y nado 2 Km., salgo a las 8 y regreso a casa a desayunar. De ahí llego a la oficina como a las 9.30, checo pendientes y organizo al equipo de trabajo. Si tenemos producción en puerta checo el status del equipo y veo referencias de las fotos. Por la tarde trabajo en procesos creativos y en archivos que ayuden a automatizar la productora.

¿Qué te inspira?
Una modelo increíble es lo que más inspira al fotógrafo. Una coordinación de moda buenísima.

¿Qué equipo usas para crear tus fotos?
Hasselblad con PhaseOne y para catálogo utilizamos Canon. En mis viajes uso Canon G11.

¿Tienesalgúnlente favorito?
El clásico 50mm fijo para Canon F2.8

¿Con cuanta gente trabajas en un shoot de moda?
Depende del proyecto, un equipo chico es de alrededor de 9 personas y uno grande hasta 30 personas.

¿Cuál ha sido tu shoot preferido hasta el momento y por qué?
Me gustó muchísimo una producción que hicimos en India para uno de nuestros clientes (Ivonne). Nos metimos de incógnito al Taj Mahal, porque no hay permisos de producción ahí. El muestrario lo metimos escondido como turbantes en la cabeza del equipo de producción y un chango se robo mi tripié. Fue toda una aventura.

¿Cuál sería tu dream team para un shoot?
Modelo Gemma Ward, maquillaje Val Garland, peinados Eugene Souleiman

¿Quién es tu fotógrafo favorito?
Greg Kadel

¿Tienes alguna fotografía favorita? ¿Por qué?
Me gustan muchísimo varias fotografías, es rarísimo porque algunas me gustan y luego al día siguiente las veo y las odio, otras las odio cuando las hago (hasta me enojo en el momento) y luego al día siguiente las amo.

¿Cuáles páginas de Internet visitas diario?
www.lebook.com, fashionmonitor.com y lookbook.nu

 

Si quieres conocer más sobre su trabajo, visita
http://www.minerva-aldrete.com/

JOSE DÁVILA

Un autodidacta que dedica parte de su tiempo
a la lectura e investigación sobre prácticas artísticas


Profesión: Artista plástico

Estudios: Arquitectura en el ITESO, Fotografía y Escultura en el Instituto de Bellas Artes de San Miguel de Allende.

Esta representado por: Travesía Cuatro en Madrid, Galería OMR en el DF, Renwick Gallery en Nueva York, Studio Dabbeni en Suiza y Galleria Gentilli en Italia.

Admira el trabajo de: Robert Smithson, Sol LeWitt, Gordon Matta-Clark y Pedro Cabrita Reis, entre muchos otros.

Conoce a: Pedro Cabrita Reis, después de admirar su obra a través de libros descubrió que era una magnifica persona, una especie de maestro que le ha dado buenos consejos. Lo conoció en una exposición en Francia en la que los dos participaban. Con el tiempo se han hecho muy amigos he inclusive ha ido a visitarlo un par de veces a Portugal.

Su interés por el arte nació: Jose recuerda que desde muy chico le llamaban la atención e impresionaban las exhibiciones de arte y los museos. Como niño dedicaba tardes enteras a dibujar y pintar. Era una actividad constante, su juego preferido. En la preparatoria se interesó mucho por las clases de historia del arte y lecturas al respecto. Después encontró un lugar que le podía dar algunas herramientas relacionadas con el arte en la carrera de Arquitectura.

La arquitectura en su trabajo: Como artista trabaja con ciertas consideraciones de arquitecto. Muchas veces desarrolla sus ideas por medio de planos y maquetas. El estudio teórico de la arquitectura ha calado hondo en él. Siempre esta atento a los espacios y a las múltiples cualidades de los lugares en los que expone.

Decidió dedicarse al arte en: Su primera exposición fue en 1996, invitado por Guillermo Santamarina y en el 2000 pensó que si realmente quería dedicarse profesionalmente a las artes plásticas iba a ser muy difícil congeniarlo con otro trabajo. Así, que decidió renunciar al despacho de arquitectura donde trabajaba y dedicarse de lleno a lo que más le gustaba.


Su carrera profesional fuera de Méxicoempezó:

Fue seleccionado para una residencia que se llama Braziers, en las afueras de Londres, ahí lo invitaron a trabajar durante tres semanas con artistas de todo el mundo. Tuvo la suerte de conocer a Sacha Craddock, critica de arte, que al conocer su obra lo conectó para una entrevista en el Camden Art Centre de Londres. Les gustó su trabajo y a pesar de que tenia solamente 25 años lo invitaron a hacer una exposición individual como parte de una residencia apoyada por la Andy Warhol foundation.

Su proceso creativo:

Siempre esta atento a su entorno cotidiano, en la geometría oculta de las cosas simples que nos rodean. Se inspira en lo que ve todos los días e intenta observarlo desde una óptica diferente. Es un autodidacta que dedica parte de su tiempo a la lectura e investigación sobre prácticas artísticas.

Sus lugares favoritos de la ciudad:
Su restaurante favorito es La Matera. Le gusta mucho la comida callejera tapatía, las tortas ahogadas de Don José en Mexicaltzingo y los cócteles de camarón de El Guero en General Arteaga y Mezquitan. Las panelas oreadas que venden en el Mercado Juárez. Desayunar en La Cafetería y comer en Recco. Le gustan las cantinas tradicionales como El Bar Martín, Los Equípales, La Sin Rival, La Fuente, El Salón del Bosque y también El Barrio Chino.

En su tiempo libre disfruta de:
Salir a andar en bicicleta en la Colonia Americana, que es donde vive. También le gusta montar a caballo en las recuas de Los Colomos. Largas charlas con sus amigos y colegas. Escuchar música en su casa y pasear por el centro, que es donde está su estudio. Para Jose la ciudad esta llena de mundos fascinantes y muy diversos, le entretiene ver esas diferencias.