Babel New York: Believe in Magic

Babël es la nueva comunidad de creativos y artistas de Manhattan, cuya finalidad es la de unir a la gente a través de la música y el arte. Esta organización, formada por un grupo de amigos, tiene como razón de ser la celebración de del arte y de la vida a través de la magia.

GGM_3054Llegué con tiempo de sobra a mi entrevista con Waël Mechri-Yver, cofundador de Babël nyc. Tengo que admitir que desde que entré a su estudio en SoHo me inundó la magia de Babël. Cómo no sorprenderme cuando me enteré de que su centro creativo es el antiguo departamento de Andy Warhol. Así como en esa época se organizaban fiestas mezcladas con el arte, la magia de ese lugar sigue existiendo hoy en día gracias al dúo francés formado por Waël y su socio Juriël Zeligmen, quienes comparten este espacio con Harry Woodman. El loft fue diseñado por un amigo suyo, artista urbano proveniente de Venezuela, quien llegó a ellos con la idea de mantener el arte en el corazón de SoHo. Es un lugar que cambia mucho, siempre hay una colaboración o exhibición distinta en las galerías. Arriba se encuentra la oficina donde el equipo trabaja con diseñadores, productores de video y fotógrafos.

Cuando llegó Waël, me contó cómo surgió la idea de Babël: “Nace de la necesidad de crear una comunidad sin distinción de nacionalidad, en la que, aunque todos vengan de diferentes lugares, religiones y tribus, se hable el mismo idioma y todos nos entendamos. Es básicamente poner a Nueva York en perspectiva con respecto al pasado, con la antigua ciudad de Babel. Es una analogía con esta ciudad. Cuando llegué de París a Nueva York, fue increíble ver cómo todas las culturas trabajan juntas y viven en paz y armonía, y ese es el concepto de este proyecto”. Así que la razón es el arte… “Música, arte y cualquier celebración de la vida.”

3Sobre el proceso de selección de los artistas que colaboran con el estudio, Waël comenta: “Nosotros festejamos el arte, la vida y la magia. Invitamos a cualquier artista que se apegue a esa filosofía. Bradley Theodore es un buen ejemplo de ello. Es un amigo con un alma increíble, todo se trata de amor y colores, cosa que hoy en día ya no tomamos en cuenta en el mundo. No vemos lo suficiente en los medios y en las artes este tipo de cosas, cosas que artistas como Bradley comparten con su trabajo casi político, acerca de la belleza y el amor. Él se apega bastante a la idea de conmemorar la vida en vez de la oscuridad. Nosotros nos conducimos con esa idea.”

A la hora de elegir las locaciones de sus eventos, el procedimiento es el mismo, dejando de lado la música comercial y trayendo la música underground a lugares inimaginables. “Locaciones como el Bowery Hotel, uno de los ballrooms más bellos de la ciudad, o Queen of The Night que para mí es la joya de Manhattan, con sus mariposas incrustadas en los muros, las luces y la manera en que se juega alrededor es increíble. Sleep No More es lo mismo, todo se trata de la magia de estos lugares, de un proceso desde el interior, no se trata de hacer dinero, se trata de creatividad y de ver las diferencias entre estos lugares y los que son comerciales, de ser libres y fomentar una atmosfera de celebración muy acogedora”, cuenta Waël.

12339360_527577477424429_6140071471848681590_oBabël tiene interesantes proyectos para el siguiente año: “Estamos enfocados en crear nuestra propia comunidad Babël, que será un centro cultural en SoHo. Vamos a trabajar en cerrar Pravda (famoso restaurante ruso) para abrir un lugar con una nueva identidad. Después haremos eventos por todo el estado de Nueva York, pero primero debemos enfocarnos en este proyecto. Algunos de los djs a los que han invitado son Harby en Miami Art Basel y Tenis en su pasada fiesta de Halloween, y vienen más nombres en camino. “Cuando trabajamos en equipo salen mejor las cosas: si añades música a la pintura, pintura a la vida y vida a todo lo que haces, la experiencia completa es mucho mejor, así que mientras más trabajemos en conjunto, mayor magia vamos a crear, esa es la importancia de las colaboraciones.” El símbolo de Babël lo lleva tatuado en sus brazos y nos cuenta lo que significa: “Uno de los dibujos es lo femenino, representado por el agua, y el otro es lo masculino que se representa mediante el fuego. El símbolo que elegimos para Babël es el femenino, pues de los cuatro elementos el que une a todos es el agua, y ese es nuestro mensaje, unir a la gente.”

Como cada mes, Babël organiza las famosas fiestas Dimanche en el Bowery Hotel, y esta última vez tuvimos la oportunidad de estar presentes y disfrutar de la magia y el arte unidos en un mismo espacio. Todo comienza con una meditación, en la que antes de iniciar con la fiesta unimos pensamientos positivos guiados por una experta, quien además deleita con melodías relajantes que al mismo tiempo elevan a los invitados a una vibración energética muy interesante. Al poco rato te vendan los ojos y empiezas a moverte, bailar y a estar en contacto con los demás integrantes, logrando una energía en la que todos comparten paz, alegría y actitud positiva. Al final te quitan las vendas y el dj pone música con nuevos beats. Entonces la gente se integra con los demás invitados de la fiesta.

12339176_527576760757834_7024500306965218644_oEn distintas áreas del hotel encuentras locaciones para compartir con tus amigos. Nosotros disfrutamos de un shooting con profesionales, en el que vives la experiencia de posar como modelo bajo la dirección de fotógrafos y camarógrafos, y al final de la sesión te regalan las fotos. Esa fue una de las experiencias más divertidas. Luego puedes pasar al área de Bad Advise Sex, en la que una chica gitana te lee el futuro mientras graban tu entrevista para un programa de radio en vivo. También te leen el café unas chicas misteriosas, o bien puedes disfrutar de intervenciones en vivo de artistas plásticos que pintan su obra mientras tú los observas. Las actividades varían cada mes y la creatividad y la magia nunca terminan. Si vas a Nueva York y quieres convivir con la gente del downtown que mueve al mundo de la moda, el arte y la música, y además disfrutar de una de las mejores fiestas de Nueva York, no te pierdas los eventos de Babël NYC y disfruta lo mejor de la vida en la Gran Manzana como un local y no como un turista.

Mi helado con André Saraiva

Muy rara vez me pongo nerviosa antes de una entrevista, pero tengo que confesar que esta vez, antes de entrevistar a André Saraiva, estaba más que solo poquito. Siempre me ha encantado el mundo de la moda y sé que a veces los personajes de dicha industria suelen ser algo divas. Eso y el hecho de que él es francés hicieron una interesante mezcla de nervios en mi barriga.

Por lo tanto antes de entrevistarlo decidí ir por un helado y una dosis necesaria de aire fresco. Ahí decidí que le llevaría un litro de nieve de garrafa a André; digo, todos aman la nieve, excepto mi primo al que siempre se le congelan los dientes. Llegué al hotel Demetria súper puntual y esperé unos minutos ya que mis amigos que estaban con André me dijeron que estaban “atorados en el tráfico”.

Al poco rato llegaron y al entrar a la sala privada en la que lo entrevistaría, sus vibras positivas y carácter relajado me calmaron completamente. Lo saludé y con una sonrisa le dije: “Te traje un poco de nieve de garrafa.” Nos sentamos y comenzó a comer la nieve mientras me contaba su vida capítulo por capítulo.

“Pues mi historia es un poco complicada. Mis padres son portugueses pero yo nací y crecí en Suecia. Nos mudamos a París cuando tenía alrededor de diez años y ahí viví toda mi adolescencia. Ahí es donde comencé con el grafiti. Ahora viajo muchísimo pero mi base y mi estudio están en Nueva York.”

Su trabajo es increíble. Me comenta que él en realidad solo ha estudiado la vida, sí acudió a la escuela de arte para estudiar historia del arte, pero por muy poco tiempo, porque sentía que estaba aprendiendo muchísimo más con sus amigos en las calles que en la escuela. “Era el inicio del grafiti en Europa, la manera en la cual las escuelas enseñaban en esos tiempo era nada comparado con lo que las ciudades te podían enseñar.”

Cuando lleva una cuarta parte del litro de nieve me empieza a contar sobre cómo cuando era más joven se metía en problemas por hacer lo que le apasiona: “Me arrestaron varias veces por hacer grafiti. En la actualidad no tanto porque la gente me pide que lo haga, pero antes bastante… El grafiti puede ser algo muy intenso y emocionante, la simple idea del grafiti: es ilegal.” Hace una pausa para pensar un poco y luego continúa: “Si fuese legal, no estoy seguro de que lo hubiese hecho. Una parte del grafiti es el resultado, pero la esencia de él son la acción y la situación en la que se lleva a cabo.” No soy una experta en grafiti pero no podría estar más de acuerdo: siempre es más emocionante cuando no tienes permiso.

Ha viajado muchas veces a la Ciudad de México y a Tulum, pero esta es su primera vez en Guadalajara. Me confiesa que llegó un poco tarde por los tacos no por el tráfico: “Nos detuvimos en una taquería, súper básica y simple, pero muy probablemente los mejores tacos que he comido en mi vida.” Le encanta México y nuestra cultura: “Creo que los franceses siempre hemos tenido una conexión muy fuerte con los mexicanos. Al menos yo puedo afirmar que podría ser un mexicano muy feliz.”

C26_AndreAndré es bastante conocido en la industria de la moda, así que quería escuchar sus opiniones de ella: “Amo la moda y hago muchas colaboraciones con diseñadores de moda porque la creatividad no está solo en el arte, no hago distinciones; la creatividad está en todas partes, por lo tanto es evidente que también la involucro en la manera de vestir. Lo interesante de la moda es que, como tiene un paso tan veloz y dinámico siempre, a los artistas nos sacude un poco, porque funciona de una manera que a veces puede ser menos pretenciosa.”

Vamos a la mitad del litro de helado y comenzamos a platicar de la comida. Con gustos muy parisinos coincidimos en la adoración a la trufa blanca, el queso, la buena mantequilla francesa y el Risotto. Me confiesa que le encanta cocinar risotto, lo cual me sorprende porque la verdad no habría pensado que él cocinara y además, créeme, el risotto es algo laborioso que se cocina con amor y mucha paciencia. “Me gusta mucho cocinar pero no lo hago muy seguido porque vivo solo y además en Nueva York hay demasiados lugares buenos a donde ir a comer.”

Le pregunto sus razones para amar tanto a la gran manzana: “Es simplemente una fusión de culturas fascinante en la cual hay energía increíble, muchísimos restaurantes deliciosos y artistas que llenan de actitud el alma de la ciudad.” Se detiene y luego agrega que Nueva York es distinta al resto de Estados Unidos: “Una vez que conoces Estados Unidos aprendes a distinguir sus cualidades y qué tomar de su cultura, pero para mí Europa es mejor. Ahora vivo en un buen balance porque viajo mucho, pero yo no podría solo vivir y estar en Estados Unidos, no creo que me pudiera sentir realizado.”

Ya casi nos terminamos la nieve y es cuando decido preguntarle sobre lo que más lo inspira. “El amor”, susurra, “la gente enamorada siempre ha estado muy presente en mi obra.” Terminamos hablando de viajes, vino tinto y tequila. André adora el tequila y sí, sí le gustó la nieve de garrafa. Definitivamente es el sueco-francés más alegre y agradable que he conocido…

André presentará su trabajo “André Solo Exhibition” en Guadalajara, el próximo abril, en Kukuruchos (López Mateos 2040). La exposición mostrará un conjunto de obras de cerámica en las que está trabajando con artesanos tapatíos, piezas de arte que vendrán de Nueva York incluyendo algunas pinturas de su serie Dream Concert y unas esculturas de edificios que realizó inspirado en Memphis, todo expuesto mientras él interviene en su trabajo en vivo. Sin duda no puede faltar en la to do list de abril.

Madera de Lobo: admiración y colaboración artística en movimiento

C26_ArtML_01A Gabriela Montaño y Michelle Ramos, los caminos de la vida las llevaron a hacer del arte una ruta de descubrimiento. Ambas desde sus profesiones originales (psicóloga/fotógrafa y diseñadora, respectivamente) volcaron su pasión hacia la admiración por las diferentes expresiones artísticas, el diseño, la fotografía, etcétera.

Esa pasión fue también la que las encontró hace apenas siete meses por casualidad. El primer contacto detonó la manifestación de todo aquello que tenían en común: en principio, la idea de comenzar un proyecto en la ciudad, relativo al arte. Y después, de varias pláticas y encuentros, surgió la idea de la primera exposición organizada por lo que ahora es Madera de Lobo, una idea que ahora es una marca, un trampolín, como lo llaman sus fundadoras, para conectar a artistas consolidados y emergentes, con un público ya existente y potencial.

A casi medio año de su nacimiento y después de su primer evento “Perpetua”, este escaparate de conexión de artistas, animado por el entusiasmo de Gaby y Mich, empieza a tomar forma y a preparar el terreno para su próximo vuelo. En una plática distendida de viernes por la tarde, Cream platicó con ellas sobre esta idea naciente.

MDL PERPETUA ROBERTOS-9Madera y lobos
La idea del nombre, Madera de Lobo, surgió de lo que la unión de estas dos palabras significó para ellas. La madera sería la actitud, intuición y energía. “El lobo es un animal mexicano que está extinto, cazador nato”, dice Gaby. Lo propio de este proyecto es la búsqueda, la exploración, el carácter inquisitivo e inquieto de materialización de proyectos artísticos.

MDL PERPETUA ROBERTOS-8“Perpetua”, su primera exposición
Gaby y Mich hicieron una lista de artistas que conocían o que les gustaban, los contactaron y los fueron a visitar para platicarles el plan de esta muestra. La propuesta era darles una foto tomada por Gaby, misma que ellos tendrían que intervenir de alguna manera. La recepción de los artistas fue extraordinariamente positiva. Al final, los talentos participantes fueron Dime María, Coronel, Ricardo Luévanos, Cris, Sebastián Vizcaíno, Iván Quintero, Alex Siordia, Roberto Morleghem y Ricardo Loco, quien hizo su intervención en vivo, mientras sucedía la exposición.

El éxito de este evento, que se llevó a cabo los días 15 y 16 de diciembre en Mercado México, también se debió a la colaboración de otros talentos de catering, iluminación, música y montaje. Al final, lo que Madera de Lobo consiguió no fue solo la conexión de artistas, sino de otras empresas que posibilitaron la realización y el lucimiento de “Perpetua”. Además, un porcentaje de lo recabado en la exposición fue donado a Conecta-Bosques, una asociación civil que trabaja por la fauna en Jalisco.

MDL PERPETUA ROBERTOS-3“Perpetua” permitió que las ideas de Gaby y Mich siguieran fluyendo. Lo que se originó como un evento ahora tiene un rumbo más sólido. Madera de Lobo buscará seguir el círculo virtuoso de reflejar, conectar y colaborar con el arte, pero ahora su idea es más consolidada, la experiencia de trabajo que las fundadoras buscan es la especialización, complementando el trabajo creativo de los artistas y apoyando la producción de exposiciones, el acercamiento a los artistas con sus clientes para que estos “solo se dediquen a su arte: nosotros les ayudamos con lo demás”, y también estarán produciendo papelería con el mismo motto de apoyar el trabajo artístico de talento tapatío.

Madera de Lobo es un proyecto creativo, resuelto, sagaz, inspirador, como el nombre del animal que les da identidad. Gaby y Mich son sueño y acción, y están convencidas de que, al compartir su pasión, pueden ser la conexión entre talentos y entre quienes valoran estas aptitudes artísticas.

Una obra es un autoretrato, eso dicen

En unos tacones suecos con un vestido vaporoso de polka dots llegué a la 1:07 a la galería Tiro al Blanco (Lopéz Verdía 21). Oso acababa de salir por un café, entonces me quedé sola en un enorme e iluminado cuarto blanco, con pisos de mármol, a admirar su trabajo: obras de arte en las cuales sobrepuso catálogos de Victoria’s Secret con otros de las pinturas más caras del mundo, que se encontró en los basureros de las grandes galerías en Chelsea, cortados y empalmados, para después ser intervenidos por él con pincelazos, cera, rayones y diseño gráfico: amor a primera vista.

Al poco rato llegó él, un hombre alto, de cabello largo como de surfo y con un tan perfecto. Cuando me contó que vive en Tulum supe el secreto detrás de sus mechas doradas y su piel bronceada. Una sonrisa contagiosa y su estilo personal muy propio; una mezcla entre lo bohemio y lo urbano. Nos sentamos en el piso de mármol y me contó de su infancia. “Soy de un pueblito agricultor que se llama Chiconcuac, en Morelos, que queda como a una hora del DF. Mi padre era pintor, mi madre es escritora y mi nombre se debe a mi ascendencia que es apache (del norte de Chihuahua) mezclada con española”, dice, y empiezo a entender el porqué de su dualidad en todos los aspectos: por un lado todo lo natural y lo místico, por el otro todo lo intelectual y artístico. “Creo que en mi obra se puede ver esa polaridad al igual que en mi vida: vivo la mitad del tiempo en una cabañita, descalzo y sin luz, en Tulum, la otra mitad en Williamsburg, Nueva York.”

C24_Art1_01 copy

Oso Parado Better than rea copyEstudió arte en The School of Visual Arts y en Parsons, Nueva York, pero se salió porque cree firmemente que el arte es algo que aprendes haciendo, que cada quien expresa su manera de percibir al mundo y saca lo que tiene adentro… ¿Y Oso? ¿Qué es lo que plasma en sus creaciones? Él explica: “La visión del mundo que quiero expresar a través de mi obra a veces es un misterio, porque quieres expresar algo y te sale otra cosa, uno trabaja sus obsesiones.” Su padre era un intelectual totalmente en contra del capitalismo, tanto que cuando Oso era chico se le prohibió todo lo relacionado con Estados Unidos. Ahora, casi inconscientemente, plasma en sus creaciones lo que le tocó vivir: “Lo que vives es lo que te toca y esa experiencia se convierte en tus cartas, con las que vas aprendiendo a jugar en la vida.”

Yellow untitled_0474 copyMe parece que él ha aprendido a jugar perfectamente con las dualidades. En su exposición de empalmes de catálogos de Victoria’s Secret y los de galerías de arte, analiza la manera en la cual hoy en día todas las clases se rigen por un deseo de querer obtener felicidad por medio de las cosas. En ella refleja los distintos niveles de deseo: el de la clase alta de “quiero ese cuadro” —de millones de dólares— y el de la clase media de “quiero verme como esa modelo” —al comprar el bra de 25 dólares—; su meta es lograr que el espectador entre en reflexión sobre el consumismo actual.

Algo muy sobresaliente de su arte es el sentido del humor ante el estilo de vida estadounidense y toda la saturación de medios en la que vivimos. “Mis pinturas tratan mucho de nuestra adicción por los estímulos, cómo la vida moderna se ha volcado en Hollywood y se basa en el deseo”, me comenta mientras come palomitas. “Tuve una época en la que hacía fotografía para diferentes revistas como Vogue y Harper’s Bazaar, pero me aburrí. Está padre y creo que influyó mucho en mi obra, pero no me gusta, es el comercio de la publicidad: vender y vender; crear necesidades innecesarias.

Greek Tumblr  copy“Lo que me gusta de la moda no es tanto la moda sino el estilo. Crear tu propio estilo con la moda, no ser un uniformado de la moda, porque el estilo refleja la esencia individual de las personas. Para mí es practicar el arte todos los días, es un lenguaje que comunica quienes somos sin la necesidad de usar palabras, y eso me encanta.” A mí lo que me encanta es su perspectiva sobre la moda, coincide con la mía. Se queda pensando unos segundos mirando a la nada y continúa: “Siento que no escoges tu estilo, es lo que traes adentro, consciente e inconsciente, de todo lo que hemos vivido y simplemente sale como una manera de expresión única.”

Nuestra conversación ahora se trata de las fuentes de inspiración. La suya es el autoconocimiento, porque en el momento en el que te conoces te puedes llevar mejor con el resto de la humanidad. Para él, el arte es una forma de autoexploración, de conexión con lo más puro de su ser: “Al observar tu obra te das cuenta de patrones que dicen mucho de ti. Por ejemplo, yo trato de no controlar la situación. Dentro de nosotros tenemos el conocimiento de muchas cosas, de más cosas de las que creemos; entonces cuando te liberas y dejas salir todo, puedes crear cosas maravillosas, que jamás esperarías. Destapas tu magia, tu potencial.”

Quizás eso es algo que deberíamos aplicar todos en nuestra vida diaria: tratar de no controlar nuestros días, simplemente dejar que la magia fluya… Así fluyó nuestra plática, convirtiendo una corta entrevista en una charla de casi tres horas, mientras filosofábamos, reíamos y tomábamos café.

Lander Duartee

Lander es conocido por sus cajas artesanales, sus regalos y sus piezas de papelería. Todos estos productos se ofrecen en las tiendas de Duartee & Co, una empresa mexicana que desde 1999 produce empaques corporativos y diseña muebles. Además, Lander tiene un lado artístico, que cobró más fuerza en 2010, cuando este empresario comenzó a pintar. Para Cream, este diseñador y artista habla de sus intereses.

C24_Lander_02¿Qué estudiaste y en dónde?
Estudié administración de empresas en la Universidad Anáhuac. Luego hice posgrado en diseño y pasé más de tres años tomando clases con diversos maestros de pintura.

¿Qué es lo que más te gusta de tu profesión?
La diversidad de acción que tengo, tanto en lo administrativo como en el diseño. La oportunidad de crear arte en diversas expresiones: en textiles, papeles y artes plásticas con técnicas mixtas.

¿Cómo nació tu interés por el arte?
Desde que era niño me gustaba dibujar y hacer cosas manuales. Tomé clases de pintura con un gran artista cuando tenía once años y desde entonces comenzó mi pasión por la pintura.

¿De qué habla tu trabajo? ¿Qué es lo que quieres expresar?
Soy una persona a la que le gusta expresar a través de sus emociones. Plasmo lo que voy sintiendo o vibrando en ese momento. Busco en el centro de mi ser la forma de expresar la belleza, la armonía y la combinación de todo para crear algo único. Busco hacer que las cosas brillen, que produzcan sensaciones fuertes, pero al mismo tiempo que sean sutiles y armoniosas.

¿Qué reacción buscas en la gente?
Busco que la gente sienta y vibre con mi obra, que encuentre en ella todo un entorno de emociones y sensaciones únicas en su interior. Que vea y sienta a través de mi obra lo que llevo años buscando lograr. Que al mismo tiempo decore sus espacios logrando un equilibrio visual.

C24_Lander_web03¿De dónde sale tu creatividad?
De mis emociones. De la búsqueda incansable de la belleza. De la armonía, del equilibrio. Todo sale de mi corazón. Toda mi energía está concentrada en mi chacra corazón y es desde ahí donde empiezo a crear y a desear algo único, estético que me refleje a mí a los demás.

¿Tienes alguna obra favorita?
Sí, la obra que más me gusta es la que tiene el título de “Corona triunfal”. Me encanta.

¿Cuál es la parte más complicada de ser artista plástico?
Lo más complicado es conectar con la divinidad para poder transmitir y plasmar lo que el corazón está queriendo decir.

¿En qué estás trabajando actualmente?
En una obra que va a cambiar la forma de todo lo que he hecho hasta hoy, algo que esta compuesto de mis obras anteriores, pero con unas técnicas que he ido descubriendo y que me gustan.

¿Cuáles páginas de internet visitas diario?
Lo que me gusta ver es Instagram, en donde sigo todas las cosas que me inspiran y que llaman la atención. Me encanta la información visual y en esta red social se maneja mucha libertad de expresión.

¿Cuáles son tus placeres?
Me encantan la arquitectura y el interiorismo. Viajar, conocer y ver cómo interactúa y vive la gente en otros países. Descubrir lo que crean y transmiten otras personas en el mundo. Ver las maravillas que el ser humano hace, para darme cuenta de que el único límite lo pongo yo, de que no hay fronteras y de que cada quien puede expresar de muchas formas lo mejor de sí. Cada uno de nosotros venimos a este mundo a mostrar y crear algo. Ese algo nos ayuda e inspira para formar el todo. Yo llevo así dieciséis años, aprendiendo de todos los países y lugares que he podido conocer.

¿Cuáles son tus lugares favoritos?
Me encanta la playa, ver al horizonte y darme cuenta de lo pequeño y lo grande que soy al mismo tiempo. Saber cuánta gente ha navegado por el mar durante tantos años. Me gusta pensar que es mío y agradezco a Dios por lo maravilloso que es. Me gustan la montaña, los prados, la naturaleza, pero al mismo tiempo me encanta estar en una casa bonita donde se pueda disfrutar del confort y la belleza creada por el hombre.

¿En dónde se puede ver tu trabajo?
En la tienda de Duartee & Co Pedregal hay una galería en donde se muestra mi obra plástica y también todo lo que brinda la tienda, que con tanto esfuerzo y dedicación he construido en estos años como director de la empresa.

Fermín Jiménez Landa

El artista Fermín Jiménez Landa, originario de Pamplona, España, realiza acciones, intervenciones públicas, video, dibujo… Con motivo de “El nadador”, su más reciente exposición en el Museo de Arte de Zapopan (MAZ), nuestra colaboradora Karla Cova Villa conversa con él.

DSC_5982¿Cómo decidiste ser artista? ¿Siempre lo supiste?

Creo que en general los humanos más bien decidimos dejar de ser artistas. Lo que quiero decir es que todos los niños dibujan, juegan, hacen formas, y de repente, poco a poco, sin querer la gente va dejando de ser artista.

Como decía Picasso, que le tomó toda la vida volver a pintar como pintaba de niño…

Sí, sí, pero no es lo mismo, más bien simplemente creo que el proceso es seguir haciendo ciertas cosas que hacías de chico. Los niños dibujan, crean. No conozco a ningún niño que no lo haga. Eso por un lado. Y por otro lado, sí que es verdad que hubo un momento definitivo. Yo era de familia de ciencias, mis padres son muy de ciencias puras. Uno era ingeniero y otro químico. Yo tenía una tendencia a las bellas artes o al teatro o tal, pero pensaba que iba a estudiar una carrera de ciencias, y justo en el año en que debía tomar la decisión, de repente dije: “no, voy a estudiar bellas artes”. No es que haya cambiado nada más allá de la decisión profesional, o por lo menos estudiantil. Quiere decir que en mi día a día no era ni más ni menos artista porque de repente decidí estudiar bellas artes.

DSC_6213Me perece que tu trabajo obliga al público a imaginarse el destino de las obras. ¿Por qué te gusta encomendarle a la audiencia esa responsabilidad?

Pues porque no creo en una jerarquía del tipo artista/espectador. En general a casi nadie nos gusta ser demasiado tajantes en el sentido de las obras y normalmente eso, como espectador, te gusta. Creo que cuando más te llenan las cosas es cuando te dejan parte de la tarea a ti.

Hay en tu obra una constante búsqueda de fricciones entre mundos distantes, por ejemplo, entre lo romántico y lo sucio. ¿Qué encuentras en los polos opuestos, por qué te atraen?

Ya… pues me lo he preguntado yo también. Creo que en general pasa en casi todas las creaciones, o sea, le pasa a mucha gente, pero es verdad que a mí más a menudo. Desde luego que una de las grandes fuerzas de la creación es la unión de opuestos, entre otras cosas porque la vida es así. O sea, la vida no es nada lineal, estás comprando en un supermercado y de repente te llaman por teléfono y te dicen que se ha muerto tu abuela; es decir, nunca hay nada tan lineal…

DSC_5998Pero hay algo muy poético entre tus opuestos… ¿lo haces adrede?

Sí, sí, sí… llega a haber varios asuntos ahí, ¿no crees? Yo creo que la vida es así y una de las cosas que les da energía y tensión a los trabajos es ese equilibrio. Más que equilibrio, ese desequilibrio. También estoy continuamente preocupado precisamente por que las obras estén en equilibrio… en uno muy precario. Ahí a veces el humor me da miedo, que se me quede demasiado humor. Por ejemplo, utilizo el humor para hablar de cosas graves, pero al mismo tiempo existe un riesgo de pensar que tal vez me estoy pasando, que se me está cayendo el chiste.

Esta manera de ligar asuntos aparentemente ajenos entre sí, también está presente en el proyecto que realizaste en 2006, centrado en el peso de personajes famosos. ¿Adónde querías llegar con esos opuestos?

A poner encima de la mesa esas distintas capas de la realidad que se oculta. Quizás por eso de que estudié ciencias hasta el último minuto, pues me fascinaba, en este caso, cómo podría haber una conexión, que al final la hay, entre algo tan sencillo como que las masas se atraen entre sí, y estamos en una gran masa, por tanto la gravedad nos atrae hacia el centro. Todo eso acaba configurando las metáforas que utilizamos al hablar, como el peso de la historia, todo lo que tiene que ver con un hacia abajo. La lucha del hombre contra la gravedad acaba permitiendo que todas las metáforas sean: todo lo que siempre va hacia abajo es malo y lo que va hacia arriba es bueno. De repente había algo ahí, en cuanto a los personajes y su peso simbólico: era tomar un solo elemento de esos personajes, muy frío y empírico, que era su peso físico y trasladarlo a otra cosa.

DSC_5938¿Qué te llevó a escoger ese tipo de personajes, como Kirk Cameron? ¿Por qué ellos?

Hay un equilibrio entre los personajes, de no querer pasarse de tocar la alta cultura. Incluso me atreví a rozar el kitsch al citar por ejemplo a Glenn Medeiros o a Kirk Cameron, y sin embargo la operación era muy fría y muy de otro ámbito. El hecho de irse hacia este extremo tan kitsch y estar creando una imagen tan visual… Estás visualizando a Kirk Cameron pero no lo ves, estás viendo otra cosa.

¿Podrías platicarme de tu proceso creativo de producción? ¿Dónde empieza y dónde termina?

Pues ni empieza ni termina porque viene de otras obras que derivan en otras, que va a haber después y, simplemente, lo que desde luego hay es una manera de pensar en común o algo así, y ya cuando se va acercando el día de la exposición, pues vas seleccionando y equilibrando.

DSC_6320Platícame de “El nadador”, ¿de donde surge?

Había visto la película El nadador (Sydney Pollack y Frank Perry, 1968) cuando era muy niño, y luego unos añitos después vi el anuncio de Levi’s inspirado en la película. Pasaron los años y vino el recuerdo de una película muy rara en la que un tío iba nadando en línea recta de alberca en alberca, y mi mente lo asoció con el anuncio. Esta imagen me parecía súper potente: trazar una línea recta en donde vas saltando vallas, y encima con los años descubres toda una tradición del arte, como Richard Long, la línea recta y el minimal. Yo estaba fascinado con las albercas verticales que se venden en los costados de las carreteras, las prefabricadas… siempre que las veía, quería hacer algo con ellas pero no sabía qué. Lo que detonó el proyecto, fue una noticia muy sensacionalista: la policía británica había alertado sobre un grupo de jóvenes que utilizaba Google Maps para localizar piscinas interesantes, y cuando los dueños de la casa salían, hacían fiestas en sus casas, utilizando las piscinas. Ahí acabé de unirlo con Burt Lancaster (protagonista de El nadador). La invasión de la privacidad con el satélite me parecía muy interesante.

Me encanta que hayas ido metiendo la nariz en albercas ajenas de la zona metropolitana de Guadalajara, en correspondencia con una línea recta trazada por Google Maps. ¿Existe como cierto morbo, o de qué va que estés merodeando en la privacidad de otros por medio de una aplicación?

Es muy interesante cuando la gente se queda en shock y al abrirte la puerta te pregunta: “¿Pues cómo sabes que tengo alberca?” Procuro no decir que soy un artista, y si la cosa empieza a ir mal entonces digo que es para un proyecto en el maz. El planteamiento es muy sencillo: coges un plano y trazas una línea. Empiezas a encontrarte con cómo está distribuido el espacio, ¿quién es el dueño de esos lugares?, ¿quién tiene alberca y quién no?, ¿qué tipo de seguridad hay en la puerta? Al final hay un planteamiento muy naive y la verdad hasta morboso. Acabas encontrando unas respuestas mucho más interesantes, sociológicas, incluso hasta políticas. El morbo y esta cosa humorística te ayudan como espectador a meterte en otras cuestiones que pueden ser después más serias, pero que están ahí y que van de la mano del humor y del morbo.

¿Cuál es el cuestionamiento al que quisieras que llegaran los espectadores?

No hay un solo acercamiento, sino que de un asunto pueden dispararse varios sentidos a la vez. El sentido político, el sentido social, el performático, el situacionista. No quiero que exista un solo sentido, pero en cuanto a Guadalajara sobre todo, hay una conclusión relacionada con cómo se está haciendo esta ciudad. El tema de los cotos y privadas me parece terrible. Lo imposible que es hacer esa línea recta, lo curva que me ha salido, da pie a reflexiones sobre qué tipo de ciudad se está construyendo, que tiene que ver al final con cosas más drásticas como la violencia y la seguridad. Creo que es esto lo que más se me ha quedado de este viaje.

El tiempo

C23_01

1.
Serie: Bestias, 2011
Fotografía: David Franco C23_02

2.
Serie: Hamartia, 2010
Fotografía: Markus Ziegler C23_03

3.
Serie: Bestias, 2011
Fotografía: David Franco C23_04

4.
Serie: Ánimas, 2012
Fotografía: David Franco

El tiempo, el tiempo.
El tiempo, el tiempo.

Es que no puedes confundirte,
la tierra puede continuar sin ti.
Un solo instante
y todo puede terminar.

El tiempo, el tiempo.
El tiempo, el tiempo.

Eternas horas de belleza,
la búsqueda de todo ser.
Un solo instante
y pueden desaparecer.

Es la tierra que pide,
es la tierra que ofrece,
es el alma que llora,
nuestro cielo entristece.

Es el tiempo que corre,
es el tiempo que existe,
es el mundo que tienes,
hay que echar más raíces.

Letra y música Elizabeth Guerra V.