Del celeste al índigo

C36_edito_1En esta edición de Cream exploramos los alcances simbólicos de esa gama de color que va del celeste al índigo. Transitamos, pues, alrededor del mar y el cielo: de lo infinito, lo simple y lo profundo. En su infinidad de matices –y tras las manos de nuestros colaboradores–, la gama resultó entrañable y heterogénea. Y estas páginas son un muestrario de ello.

Como primera gran apuesta, nos llena de emoción tener por primera vez una doble portada con dos de las mujeres que han sacudido la vida reciente en nuestro país: Yalitza Aparicio y Marina de Tavira. A unas semanas de anunciar su nominación al Óscar, ambas actrices nos cuentan el proceso tan excepcional por el que atraviesan y las implicaciones de que su trabajo sea reconocido a este nivel. Las entrevistas de ambas se acompañan de un exquisito trabajo fotográfico por parte de Ricardo Ramos, uno de los lentes más emblemáticos de la escena en México.

En otras páginas, el azul fue plasmado con parsimonia y pertinencia. En especial en aquellas retrospectivas fotográficas con el trabajo de Diego Ramos, el imprescindible recorrido visual de Renata Juárez Huerdo sobre monjas de claustro, el oportuno ensayo Cruces de Steffanie Padilla y un apartado sobre el mar tras los ojos de múltiples autores. En el arte y la arquitectura, la gama osciló entre las ávidas exploraciones de Daniel Barreto, la pertinencia de Maj Linström y el refinamiento de Ambrosi Etchegaray.

Estas páginas toman el azul como pretexto para seguir celebrando el talento de México. Un horizonte interminable que no nos cansamos de seguir descubriendo.

Jorge, Ashley y Jocely

Movimiento / Cream treinta y cinco

35_Edito_Cream1En nuestra edición número 35 hablamos del movimiento como condición inherente al ser humano, del cambio y la evolución como factores inevitables. Hablamos del movimiento representado a través de la literatura, la fotografía, el diseño, la moda y el arte.

Caminamos por la Ciudad de México y entrevistamos a Darío Yazbek Bernal, quien apreció en la portada de la primera edición de Cream. Tras el innegable crecimiento del actor durante estos años, su presencia en nuestra edición 35 resulta una metáfora oportuna del movimiento que hemos atravesado también nosotros como revista. Platicamos además con Seo Ju Park y Rubén Tamayo de scto, viajeros incasables que encuentran en el movimiento el origen de su libertad.

Agustín Yáñez nos habla de cómo la migración ha sido parte del proceso de evolución social del ser humano, mostrando una capacidad de adaptación única, sin importar la complejidad del entorno que se habite. María Elena Valdés, por su parte, nos lleva en un recorrido fotográfico por Mongolia, conocida por sus terrenos vastos y su
cultura nómada; nada nos habla más de movimiento que el contraste cultural. Y para confirmar esto, sostuvimos una charla con los moneros Alberto Montt y Ricardo Siri “Liniers”, quienes aprovecharon su visita a Guadalajara para reflexionar sobre América Latina y su perenne necesidad de adaptarse y reformularse para resistir.

Estas páginas, pues, son una renuncia colectiva a quedarnos quietos; un homenaje a quienes, sin detenerse, llegan.

Jorge, Ashley y Jocely

 

I’m Millennial, But That’s OK

Señalar y referirnos a los millennials se ha vuelto cada vez más recurrente. Un tema que, sin duda, es punto imprescindible para comprender la contemporaneidad. La etiqueta, surgida desde el campo de la mercadotecnia, ha resultado muy conveniente para englobar a la generación que nació a mediados de los ochenta y cuya juventud coincidió con el auge del internet, con la globalización hiperconectada, con el desdibujamiento de fronteras y con el consumo como premisa para la mayoría de los países del mundo.

Los millennials, en contraste con las generaciones anteriores, han sido definidos por la flexibilidad, la falta de compromiso, la inestabilidad y la valoración a la inmediatez. Estas críticas muchas veces hablan desde el desconocimiento y la distancia, de posturas ideológicas que más que sobrecoger, buscan señalar diferencias y culpar, en lugar de trabajar en conjunto y construir diálogos intergeneracionales.

15490016El número 31 de Cream busca abonar a este diálogo. Queremos explorar las diferentes formas de ser y asumirse millennial; queremos dotar de matices a esa categoría que muchas veces parece restringir y aportar a los prejuicios. Queremos dejar en claro que muchas de las cosas que se dicen sobre los millennials son más mito que realidad; y, para ejemplo, nuestra propia revista, con tres directores editoriales de diferentes generaciones y desde distintos puntos del mundo; sin necesidad de oficina ni horarios, solo con una buena conexión de wifi y nuestras ganas de ser una plataforma sólida para el talento.

Para enfatizar el tema de nuestra edición, en la portada aparece Michelle Salas, una joven mexicana, radicada en Estados Unidos, que ha sabido explotar con mucho estilo y perspicacia las redes sociales, un ejemplo de cómo la tecnología y el internet han abierto infinitas puertas para quienes tienen talento y quieren compartirlo con el mundo. En esa misma línea, Álvaro Valadez nos habla del slow fashion  y nos invita a evitar el impulso de nuestro deseo de consumo que ha originado el see now, buy now, a ser consumidores inteligentes y hacer de la moda un espacio en donde la belleza y la diversión radiquen en la conciencia de los usuarios.

Esta edición está repleta de talentos jóvenes: ilustradores, fotógrafos, escritores, estilistas y muchos más. Todos miembros de esa generación que se ha atrevido a cuestionar las cosas y a cambiarlas. En estas páginas encontramos los relatos de sus formas de trabajar, vivir, socializarse, viajar, convertirse en agentes políticos y aportar a la transformación del mundo. Esperamos que las disfruten.

Jocely, Ashley y Jorge