Casa Nuevo León

C30_CNL_02Les compartimos nuestras cosas favoritas de Casa Nuevo León, uno de los lugares en donde nos hospedamos frecuentemente cuando estamos en cdmx, un hotel que siempre nos hace sentir como en casa.

– El mobiliario, que fue diseñado en su totalidad en madera sólida y producido en los
talleres de La Metropolitana, en cdmx
– La arquitectura art déco
– Los tapetes y accesorios de Lagos del Mundo, una marca de objetos básicos, inspirada en
lo primitivo, que combina lo funcional y lo decorativo
– El agua en cántaro que puede beberse todos los días en las habitaciones
– Las lámparas de Sonia Lartigue, hechas a mano en México
– El restaurante Marcel, que comparte la auténtica cultura mexicana de la comida de barrio
– La amabilidad de la gente que trabaja en el lugar
– La vista de La Condesa desde la terraza
– Que es pet friendly
– Los arreglos florales de Buke Floral en las áreas comunes

C30_CNL_06

Festival Camarada

Festival Camarada es una iniciativa sin fines de lucro que tiene como objetivo reunir a más de cinco mil personas interesadas en mejorar la ciudad, mediante labores de participación ciudadana a las que muchas veces no se sabe cómo acceder. A través de estas actividades voluntarias se benefician distintos puntos de la ciudad que necesitan ser rehabilitados. Los participantes recibirán un boleto para asistir a un festival cultural el 20 de noviembre en el parque Agua Azul. El festival contará con un pabellón gastronómico, una exhibición de arte y diseño mexicano y la presencia de la Única Internacional Sonora Santanera, quien estará haciendo duetos con artistas locales.

La primera acción de Festival Camarada se llevó a cabo los pasados 9 y 10 de julio en la Explanada 18 de Marzo, conocida como la Ex Penal de Oblatos. Se contó con la participación de los artistas locales Mariana Motoko y Rafa Vázquez, quienes diseñaron un mural que se pintó con la colaboración de voluntarios; se limpiaron distintas áreas del parque y se rehabilitó buena parte del mobiliario urbano. La colaboración de la gente de la zona fue sumamente significativa y contribuyó a que la acción fuera un éxito. María Centeno ofreció un pequeño concierto.

img_8295Se planean seis acciones más: se espera una gran cantidad de participantes. Además se estará activando el Programa de Mantenimiento Continuo Camarada. Los interesados se podrán registrar para hacer voluntariado en alguna de las diez locaciones preestablecidas en la fecha que así les convenga. De esta forma se podrá dar seguimiento a las áreas rehabilitadas. Las próximas acciones de Festival Camarada se llevarán a cabo 24 y 25 de septiembre en la Casa Hogar Cabañas, en donde se realizaran actividades de pintura y limpieza. Todos los voluntarios interesados se pueden registrar en la página web y seguir las actualizaciones en redes sociales.

Festival Camarada
camarada.mx
Facebook: Festival Camarada
Instagram y Twitter: CamaradaGDL

img_8135

La distancia más larga de un corredor va desde su cama a la puerta

Por Míriam Villaseñor

Muchas veces me quejo y quiero arreglar el mundo a través de mis redes sociales sin réplica alguna. Ser activista de sofá no hace la diferencia en las calles, sumar likes no hará que las calles estén más limpias ni eliminará la violencia en nuestras ciudades. Creo que los likes nada más sirven para ganar concursos. Ante una sociedad en la que nos gusta sentirnos como víctimas de todo (del gobierno, del narco, de la corrupción, del clima, de la comida, etc.) es muy difícil crear conciencia para que las cosas cambien y más difícil, actuar para lograr estos cambios.

Cuando Alejandro me contó acerca del Festival Camarada, estaba seguro de que “somos más los que hacemos cosas buenas que malas”. Camarada me sacó de mi zona de confort, de esa burbuja en la que estamos tecleando y compartiendo fotos de nuestro entorno que nos indignan, sentados, esperando a que el gobierno haga algo, “que el gobierno limpie”, “que el gobierno pague”, “que el gobierno solucione”. ¿Y nosotros? ¿La ciudad es nuestra o es del gobierno? ¿Qué pasaría si algunos ciudadanos empezaran a poner el ejemplo que el gobierno y muchos de nosotros necesitamos?

img_0746Yo no me siento mexicana porque me gusta el mariachi, el mezcal y vestir huipiles. Me sentí mexicana ese domingo en la primera acción de Camarada, lavando botes de basura, pintando un mural y conviviendo con vecinos de otras colonias. Nadie habló de malas noticias, nadie estaba ahí por obligación, nadie se quejaba por la basura porque dependía de nosotros sacarla. La distancia más larga de ese domingo, fue levantarme a las siete de la mañana, llegar al parque de la Ex Penal y ayudar durante seis horas en los trabajos de limpieza y pintura. No fue nada si lo comparamos con esfuerzos mayores que hacen mexicanos día a día, mexicanos que hacen la diferencia sin publicarlo en las redes.

Ese día no pensé “¡qué bueno que yo no vivo en este lugar!”, pensé “¡qué bueno que vine!”. Es cierto que no hay acción desinteresada: mi satisfacción por hacer algo bueno vale más que la playera que me regalaron. No hay sueldo que pague lo bien que se siente el trabajo en común cuando lo disfrutas, cuando es divertido. Lo único que tenemos realmente es nuestra memoria, nuestros recuerdos nos pertenecen. Decido llevarme los mejores, los que me hagan sentir parte de algo, de una comunidad, de una ciudad, de un país.

Town Home Lomas del Valle

En lo alto de una colina, con una amplia vista y en una zona exclusiva de la ciudad, se levanta Town Home, un espacio funcional, sustentable y estético, con una notable presencia visual, desarrollado por Barragán + Horn, que representa una moderna alternativa en cuanto a vivienda. La propuesta de este conjunto habitacional se basa en la compatibilidad con el medio ambiente, la reducción de costos y una atmósfera diseñada para favorecer la armonía, la convivencia entre amigos y vecinos. Por ello el condominio incluye gimnasio, áreas comunes, un ágora, una alberca y todo lo necesario para un estilo de vida cosmopolita y cómodo al mismo tiempo, en que sea posible compartir experiencias.

DCIM100GOPROGOPR9747.La colonia Lomas del Valle es un punto privilegiado en Guadalajara, que goza de cierta tradición y que tiene acceso rápido a zonas importantes. Su ubicación y su distribución han permitido que Town Home cuente con suficientes áreas verdes, y que estas funcionen como un filtro natural contra la contaminación. A esto se suma un diseño a partir de ventilación cruzada que se traduce en mayor calidad de vida. ¿Quién no quiere un aire más limpio, una vista más amplia, un espacio más sano? En este complejo los servicios necesarios quedan cerca y a la mano. Todo lo anterior permite vivir en la ciudad, cerca del movimiento y los puntos indispensables, pero en un entorno que transmite armonía.

Este complejo habitacional recurre a arquitectura que entra por los sentidos: se preocupa por las texturas y entiende que hay una diferente para las distintas zonas de la casa. Eso, junto con el bioclimatismo y los materiales adecuados, genera un ambiente confortable, porque la sustentabilidad y la comodidad deben ser compatibles. Así, en Town Home encontramos espacios más frescos en verano y más acogedores en invierno, una iluminación indirecta que genera la atmósfera adecuada y una orientación que considera incluso el cruce de vientos.

townhome-11El estudio Barragán + Horn combina materiales regionales con un diseño bioclimático, para lograr espacios cómodos y acogedores. Con mucho terreno y pocos departamentos, Town Home huye del abarrotamiento citadino: su arquitectura sustentable se propone optimizar recursos para dañar lo menos posible el medio ambiente. La funcionalidad y la estética entran en juego para que la ecoarquitectura cumpla su cometido.

Rafael Barragán, cabeza del estudio y del proyecto, se considera a sí mismo un diseñador de espacios de vida. Es un apasionado de la arquitectura con más de 30 años de experiencia, y menciona como uno de sus principales propósitos que cada obra se convierta en un verdadero hogar, en mucho más que una vivienda, en un lugar apto para echar raíces, sin que por ello haya que pagar más de la cuenta. Ese es el principio que da origen a Town Home.

townhome-63cambio7septiembre

Función Lab, más allá de la tecnología

Función Lab es un estudio y una escuela que rompe con las convenciones en cuanto a espacios de aprendizaje y trabajo. Gonzalo Ibarra, director del proyecto, explica para Cream en qué consiste la propuesta y qué ofrece este modelo en el panorama de Guadalajara: “La idea es que Función Lab funja como un taller o centro de trabajo multifuncional, en que es posible reunirse a trabajar con diferentes personas, socios, compañeros; en que se puede adquirir nuevos conocimientos. Además, organizamos talleres y cursos relacionados con tecnología e innovación en diferentes áreas.” De hecho, la tecnología es fundamental en esta propuesta, que abarca ámbitos como la comunicación, la gestión de redes sociales y la programación.

Gonzalo estudió ingeniería industrial en el Tec de Monterrey. Trabajó en comunicación para la presidencia de la República entre los años 2000 y 2003. También realizó labores de branding, mercadotecnia y comunicación para marcas de la talla de Motorola, por mencionar solo una. Su currículum incluye la organización de eventos para grandes compañías y el branding para pequeñas y medianas empresas. De esta manera, Gonzalo conecta sus bases en comunicación y branding para crear un concepto con miras al desarrollo tecnológico. Así es como surge Función Lab.

DSC_0074Entre los talleres que se ofrecen en el estudio, podemos encontrar una introducción a la programación, dirigida a personas que sepan nada o muy poco sobre el tema y que estén interesadas en conocer las bases: aprender código web resulta útil no solo para programadores sino también para aquellos cuya labor diaria tiene que ver con las tecnologías, gente como blogueros y diseñadores, por ejemplo. En Función Lab también se puede aprender a desarrollar apps o a plantear y mejorar estrategias de redes sociales para pequeñas y medianas empresas, o para proyectos, pues es necesario tener ciertos conocimientos para entender cómo funcionan Twitter, Instagram o Facebook. En la oferta además figuran la electrónica o la programación de código abierto a partir de Arduino, una plataforma de hardware libre que facilita el uso de la electrónica en proyectos multidisciplinares. Quienes se inscriben en este taller aprenden a programar y a armar un pequeño robot, listo para llevar a cabo diversas tareas.

Como parte de los servicios que ofrece Función Lab, está Filamento, el estudio de fotografía del equipo, enfocado exclusivamente en producción fotográfica. Pero este peculiar estudio va más allá de las fotos y los cursos. Estamos ante un espacio de trabajo que rompe con los working spaces tradicionales. Aquí el trabajo conjunto toma un nuevo sentido: “Nosotros no rentamos espacios con escritorios, sino que equipamos el espacio con los elementos necesarios para un trabajo efectivo. De esta manera, Función Lab es más un taller de coworking que una oficina”, comenta Gonzalo.

_X4A2101Valdrá la pena que estemos muy al pendiente de la oferta en Función Lab, cuya intención es llegar a quienes saben poco de tecnología, pero también a quienes sí dominan el tema. ¿Habrá alguien que quede fuera del conjunto? En los tiempos que corren, los contenidos de estos programas del estudio resultan fundamentales. Usar la tecnología, desarrollar con ella ideas nuevas, útiles y trascendentes, fomentar la comunicación verdadera a partir de todos estos recursos, proponer un nuevo modelo en cuanto a espacios de trabajo (y tal vez incluso en cuanto a los métodos), establecer conexiones auténticas entre la técnica, la estética y la comunicación… Ese es el propósito de Gonzalo Ibarra y el equipo de Función Lab, la nueva propuesta tecnológica en el panorama tapatío.

Función Lab
Madero 957-A
Americana
Guadalajara
facebook.com/funcionlab

Casa Fayette

El pasado septiembre en Guadalajara se llevó a cabo la apertura del nuevo hotel de Grupo Habita: Casa Fayette. Ese fin de semana estuvo muy divertido, lleno de grandes amigos, arte, diseño y fiestas. En los meses anteriores todos habíamos ya escuchado que Grupo Habita tendría un nuevo hotel. Los tapatíos sabíamos y presumíamos que sería en Guadalajara, así que cuando recibí la invitación me emocioné mucho, no solo por el gran cariño que le tengo a mi amigo Rafael Micha, uno de los dueños de Grupo Habita, sino porque sé el proyecto tendrá siempre mucho que ofrecer en cuanto a diseño, arte, fiestas, etcétera, en mi ciudad natal.

Así llego el momento, nos alistamos para las distintas actividades, empacamos la hermosa invitación que incluía un pin con el logo del hotel, el programa de actividades, y partimos. Llegamos el viernes al aeropuerto que ya daba rastros de cómo sería el fin de semana: diseñadores, socialités, medios, artistas plásticos, celebridades, todos en la Terminal 1 del aeropuerto de la Ciudad de México. Nuestra primera parada: el delicioso restaurante Alcalde que es desde ya uno de mis favoritos. Ahí nos encontramos a varios amigos que venían a la inauguración y que, igual que nosotros, estaban disfrutando de unos frijoles charros, lechón al pipián, pulpo a las brasas y un magret de pato que estaban para chuparse los dedos.

© Undine Pröhl  (30)De ahí nos fuimos a descansar un rato porque en la noche comenzaría la bacanal. Asistimos primero al taller del artista local Jose Dávila, quien presentaba su libro, echamos unas cervezas y unos tequilas, platicamos con todos los invitados que pertenecían en su mayoría a la escena artística nacional. Esa noche Grupo Habita había organizado una cena para los foráneos en el Palacio de las Vacas, una casona espectacular en donde se respiran todavía las grandes épocas del porfiriato: Dan Ragone presidente de Interview Estados Unidos (la revista que fundó Andy Warhol), junto a grupo Habita, recibió a 120 invitados en una deliciosa cena. Entre ellos estaban Patrick Charpenel, Waris Ahluwalia, Mia Moretti, Rodrigo Ramos y Tessa Brockman (los nuevos socios de los Micha), Carlos Couturier, Moisés Micha, Joanna Farías y Héctor Pacheco, Brenda Díaz de la Vega, editora de Harper’s Bazaar, su esposo Rudolph, Ariadne Grant, editora de Marie Claire, y Kelly Talamas editora de Vogue México.

Después de la cena todos nos fuimos al Rusty, un speakeasy bar de varios artistas contemporáneos locales. Esa noche tocó el DJ Mathiew. Todos tenían la mejor actitud, felices de estar en mi querida ciudad. Más tarde nos fuimos a seguirla a varios antros y algunos terminaron en la famosa Copa de Champagne, cantando a la orilla del bar con el piano de fondo. Ya con los primeros rayos del sol en el horizonte nos fuimos a dormir con una sonrisa en la cara y preocupados por poder estar listos para lo que se veía venir para ese sábado.

© Undine Pröhl  (46)Despertamos tardísimo, con un hambre feroz y decidimos irnos directo al brunch que organizaba Habita en el nuevo hotel. Sería la primera vez que lo veríamos e íbamos llenos de emoción y grandes expectativas de conocer la nueva joya de la corona. Al llegar nos dieron un recorrido por las nuevas instalaciones, que me encantaron, aunque su diseño es muy Miami: la luz de sus espacios, sus varias terrazas, el área de la alberca, su restaurante ArtDeco y las habitaciones sencillas, como todas las del grupo, pero con todas las comodidades necesarias y los colores que me recordaron una época que adoro. Los diseñadores de Milán Dimore Studio, Emiliano Salci y Britt Moran, también se anotaron un diez. El hotel respeta el diseño de la propiedad original, la arquitectura de la zona, que es la colonia Lafayette (por eso el nombre del hotel). En fin, disfrutamos la tarde con drinks, música puesta por DJ Titina Pezini y comida deliciosa del chef del hotel, que viene de Nueva York. Así entre pizzas, hamburguesas, bagels, ensaladas, comimos hasta morir. Me encanta que haya una nueva opción en Guadalajara para comer.

Después del brunch decidimos ir a Travesía Cuatro, la galería madrileña que tiene sucursal en la ciudad y que presentó obra de Walead Beshty quien, solo como dato cultural, es de los artistas más representados en la bienal de Venecia de este año, según palabras de la directora de la Galería, mi querida Inés López. De verdad valió mucho la pena la exposición: presenta unas pantallas de plasma intervenidas y una pieza que reúne piezas desechadas por artistas contemporáneos que han trabajado con Cerámica Suro. La obra titulada Payasos consta de un montón de piezas de cerámica de distintos artistas, en verdad increíble. Salimos de ahí corriendo a comer a La Docena, otro de mis lugares favoritos de la ciudad: ostiones, camarones, mariscos, muy recomendable. Lo siguiente fue irnos a descansar un rato pues en la noche sería la fiesta de inauguración de Casa Fayette y había que ponernos guapos, así que después de una siesta nos comenzamos a pimpear para salir a la fiesta.

© Undine Pröhl  (12)La fiesta organizada por Habita fue en Villa Esperanza, una casona hermosa de la colonia Lafayette (coloquialmente conocida como Americana). Aunque no había gran decoración, estuvo increíble. Una de las cosas más divertidas era una instalación en uno de los cuartos, donde un mayordomo estaba todo el tiempo limpiando todo el espacio en donde dos señoras encopetadas fumaban y tomaban toda la noche hasta perder el estilo, por dios, nada que ninguno de nosotros no hagamos. Y así, con los beats de la DJ Mia Moretti que venía acompañada de una violinista, todos bailamos hasta las cinco de la mañana. Como los Micha piensan en todo, había un puesto con tacos que a más de uno nos hicieron el paro para poder sobrevivir la noche. Con mucho tequila encima, los más de 600 invitados tuvimos una de las mejores noches de la ciudad en mucho tiempo: foráneos, angelinos, neoyorquinos, chilangos y tapatíos convivimos por una noche de excesos, maravillosa como las que nos gustan.

Con el domingo llegó el momento de regresar a la vida cotidiana, descansar de un fin de semana increíble, curarnos las fiestas y guardar en nuestras memorias esos días de amigos y grandes producciones. Ya solo me resta decir: ¡Bienvenida, Casa Fayette!

Sofis Home

Sofis Home se caracteriza por la ausencia de reglas al momento de diseñar un espacio, como se puede ver en este proyecto casa-habitación, ubicado en Zapopan, Jalisco, que encuentra su inspiración en el estilo ecléctico.

En la fachada se aprecia una estética toscana con tintes mediterráneos, cuya arquitectura se vale recursos como la piedra y los ventanales de hierro forjado. Por otro lado, el diseño interior de la casa contiene elementos originales en cada una de sus áreas, que no tienen ninguna relación de estilo entre sí. En el comedor encontramos una mesa industrial con sillas de terminado deconstructed, en combinación con la sala formal de estilo clásico. Para relacionar estas dos áreas se creó un collage de cuadros que les dan un toque vintage.

XU8A4450El proceso de diseñar esta casa se fue dando poco a poco y sin un orden en específico: la selección de materiales y muebles fue espontánea. El resultado que se obtuvo fue un look propio con piezas únicas, una mezcla de estilos que armonizan entre sí, aunque al colocarlos por separado podría parecer que son incompatibles.

Sofis Home
1. Av. Universidad 201, Puerta del Bosque, Zapopan Jalisco (33) 3610 2698
2. Av. Colima 380 casa A, col. Roma. México, DF (55) 5207 5617
3. Correo 24, col. Centro, San Miguel de Allende, Guanajuato (415) 1521 643

La Americana

Siempre he dicho que un día me mudaré a la colonia Americana. Dentro de la Perla Tapatía es mi favorita por mucho; un área dónde se respira frescura, vida y juventud todo el tiempo.

El arbolado camellón de Chapultepec, ancho y con pisos de cuadros, banquetas de acero y jardineras de concreto llenas de plantas en sus extremos, en una tarde fresca con el viento soplando y las risas de los jóvenes que a diario lo llenan, es todo un oasis citadino.

Fachada ppal dia 01De noche me encanta también, con las múltiples opciones de qué hacer. Una caminadita romántica sobre la calle Libertad después de haber tomado un par de copas de tinto, con una cena deliciosa (quizás en Recco, el finísimo restaurante italiano, en una construcción elegante sobre esa calle casi llegando a Chapultepec). Una noche a gusto de música, compas y mezcales en El Rey. O hasta una divertídisima noche de fiesta y rumba con tus amigos, que te la pasas bar hopping hasta que el amanecer te sugiere coquetamente que es hora de irte a dormir un par de horas…

Mismo amanecer en el que varias panaderías y cafeterías locales empiezan a abrir sus puertas. Un sinfín de opciones, el aroma de pan recién salido del horno, risas de comadres juntándose a desayunar, desde chilaquiles en La Estación de Lulio hasta los deliciosos waffles y las crepas que están a la vuelta del mercadito Libertad: de tres quesos, jamón y champiñones con brie, o de plátano con nutella… Uff, la variedad es impactante. Quizás si no tienes tanta hambre, puedes pasar al mercado por un jugo de naranja recién exprimido o un par de tortillas recién hechas.

Puedes quedarte en la cama toda la mañana o podrías tomar tu bici para pasear mientras admiras a la colonia despertando, ir a clases de ballet o yoga, correr por las calles y el camellón, o si eres de los que prefiere hacer ejercicio en el gym, las ofertas también son varias. Los domingos, toda la mañana, se pone la Vía Recrecativa y el Centro se llena de tradiciones locales.

También se ponen mercados orgánicos y, sobre el camellón de Chapultepec, algunos bazares culturales en los que puedes encontrar artesanías, ropa bordada a mano o de diseños urbanos, música, libros de segunda mano y muchas chucherías más. Si tienes mascotas, estas serán felices pues casi todos los lugares del área son pet friendly.

Antoine MaumeEn la tarde puedes tomar el té en La Tetería, el cafecito en La Cafetería. Si quieres uno más gringo está Starbucks. Si además de un café quieres un buen libro, están Palíndromo y Gandhi, o para los expertos de la bebida con cafeína, que además son fans de la comida mexicana gourmet, existe Palreal. Si prefieres tomar cerveza está desde El Depósito hasta Black Sheep o Cervecería Buena Vida, donde además hay una exquisita pizza estilo Chicago. Hay también varios food trucks, taquerías y dogos callejeros, por si optas por comer en la calle o comprar algo en un puesto y saborearlo en una banca.

Los museos como Musa, las galerías de arte y diseño como Diéresis, te mantendrán bastante asombrado, y si eres un amante de la moda urbana sin duda estás en el lugar adecuado, con tantas boutiques de diseñadores emergentes y tiendas con fascinantes prendas de segunda mano.

Varias escuelas de gastronomía, arquitectura, moda, diseño, yoga y arte se encuentran en las mismas cuadras americanas, intercaladas con restaurantes y calles tan anchas como arboladas.

Antoine MaumeY qué decir de sus construcciones, todas con tanto que contar, un collage de distintos estilos arquitectónicos que te remontan cada uno a una época distinta. Casas un poco coloniales, otras muy mexicanas y otras muy afrancesadas, edificios de los 80 vecinos de otros minimalistas, unos casones totalmente abiertos, extendidos y llenos de vegetación al aire libre, mientras otras casas (las que más se acercan al Centro) son compactas y totalmente cerradas al público, pero con tanto adentro que descubrir…

Tantos lugares para vivir… como los increíbles lofts estilo Nueva York sobre Efraín González Luna, los depas modernos enfrente del mercadito Libertad, que tienen una contradictoria y elegante planta baja, o La Americana, la torre de ladrillos y piso de concreto que está por abrir sobre La Paz. Con construcciones como estas queda claro que la colonia Americana seguirá creciendo, pues están planeadas para brindar más seguridad y diseño.

La Purificadora

Nuestro lugar favorito para hospedarnos cuando visitamos Puebla, es sin duda La Purificadora, un hotel de Grupo Habita, garantía de servicio y calidad. Está localizado en la parte más antigua del centro histórico de la ciudad nombrada por la Unesco patrimonio de la humanidad.

La Purificadora, ubicada a un lado de la iglesia de San Francisco, era en el siglo XIX una purificadora de agua. Fue remodelada por el reconocido arquitecto mexicano Ricardo Legorreta, respetando los elementos originales de la antigua construcción.

C23_HotPlace_03Durante el proceso de remodelación, el arqueólogo residente encontró piezas originales de la antigua construcción, como botellas y vidrios que se incorporaron al diseño de La Purificadora.

El lobby es uno de los espacios más acogedores del hotel, con dos chimeneas y una muy agradable vista a la iglesia de San Francisco.

En el restaurante de La Purificadora se puede encontrar cocina mexicana contemporánea. Las mesas compartidas fueron diseñadas con la madera apolillada que se encontró en la antigua purificadora de agua.

C23_HotPlace_02La terraza es nuestro lugar favorito para ver el atardecer de unas de las ciudades más bonitas de México, mientras tomamos un drink en la piscina de cristal.

Si eres de los que no puede dejar de hacer ejercicio ni cuando estás de vacaciones, te va a gustar el gimnasio del hotel. Y para los que quieren relajarse, está el spa, con todo tipo de tratamientos y masajes.

La Purificadora
Callejón de la 10 Norte 802
Paseo San Francisco, Barrio el Alto
Puebla, México
T – 01800 400 8484 / 309 1920 / 5282 2199
reservaciones@lapurificadora.com
lapurificadora.com

Las Alamandas

34 La Casa del DomoLas Alamandas es un paraíso hasta hace poco visitado por socialités internacionales, actores, directores y productores extranjeros. Muy pocos mexicanos llegaban. En los últimos años esto ha ido cambiando y poco a poco han llegado turistas mexicanos que no se conforman con cualquier lugar, amantes de la privacidad, la simplicidad y el lujo de lugares como Las Alamandas.

50 Casa Isabel Master Splash PoolLas Alamandas tiene solamente dieciséis suites, aquí lo que vale es la privacidad, el privilegio de hospedarse en un paraíso de 700 hectáreas de reserva natural, con lagunas de agua dulce, playas de arena blanca y agua color turquesa, jardines tropicales llenos de pájaros que Isabel Goldsmith, dueña y señora del lugar, comparte con unos cuantos afortunados. Mucho se ha escrito de Isabel, lo cierto es que su abuelo, don Antenor Patiño, conocido como el Rey del Estaño, tenía planes para desarrollar la propiedad en grande, pero ella prefirió preservar el lugar creando un pequeño hotel boutique que respetara la escencia y belleza del lugar. Actualmente divide su tiempo entre Londres, París, Beverly Hills y México, en donde pasa largas temporadas disfrutando del paraíso mexicano que heredó.

Si te estás preguntando en dónde se encuentra este paraíso, cuyo nombre proviene de las flores que crecen en la región, la respuesta es que esta más cerca de lo que crees. Las Alamandas está entre Manzanillo y Puerto Vallarta, en la Costalegre. Es el lugar perfecto para celebrar un aniversario, una luna de miel, bodas íntimas , reuniones familiares o simplemente escaparte un fin se semana. Si quieren algo más privado, se pueden organizar picnics y cenas románticas en alguna de las playas.

137 Frost003La cocina del lugar es mexicana contemporánea gourmet. El chef Alejandro Morales fusiona recetas clásicas mexicanas con las tendencias mundiales, utilizando ingredientes frescos y orgánicos según la temporada. Los mariscos son llevados al hotel por los pescadores locales, la carne y los huevos se compran a los granjeros de la zona, y la mayoría de los vegetales, lechugas, hierbas y frutas se cosechan en el huerto orgánico de la propiedad. En Las Alamandas se puede comer en el restaurante Oasis o en La Palapa Oceanside: en cualquiera de los dos sitios la comida es deliciosa y sana.

Las AlamandasEn cuanto a entretenimiento, Estrella Azul es un bar lounge en donde los huéspedes pueden ver el atardecer, mientras disfrutan de cocteles y escuchan buena música. Para los amantes de las estrellas, el bar cuenta con telescopios. Si te gustan los deportes, puedes surfear, jugar tenis, pescar, montar a caballo, pasear en kayak o dar caminatas. Si eres amante del yoga puedes solicitar una clase en la palapa con vista al mar, con un instructor privado. Las Alamandas también tiene un spa en donde puedes disfrutar de una gran variedad de masajes relajantes, rejuvenecedores, con diferentes técnicas, realizados por terapeutas expertos, en la privacidad de tu habitación o en la palapa con vista al mar.

133 Turtle ReleaseLas Alamandas cuenta con solo siete villas y diecisiéis suites diseñadas por la propietaria Isabel Goldsmith, cada una con una paleta de color pintada a mano en colores mexicanos como rosa, amarillo, azul. En la decoración de cada suite se utilizaron artesanías, pinturas y textiles de diferentes regiones de México. Todas tienen terrazas, jacuzzi y área para comer al aire libre. Para los grupos de amigos o familias, el hotel tiene tres villas con vista al mar, de tres y cuatro recamaras con vistas al jardín y a la playa.

Las Alamandas es un lujoso y exclusivo destino, un escondite de playa en donde el buen servicio y la hospitalidad hacen las delicias de los huéspedes. Lo tiene todo: privacidad, jardines, belleza natural, entretenimiento, gastronomía, vegetación, serenidad, lagunas de agua dulce y cuatro playas virgenes de arena blanca y suave, con aguas color turquesa. ¿Verdad que suena justo como el paraíso?

Las Alamandas
Carretera Federal 200 km 83.5 Costalegre, Jalisco, México
T: 01 800 8366640 / 322 285 5500 info@alamandas.com
alamandas.com