Cecilia León de la Barra: todos los colores en sus venas

20170113_0014Cecilia, diseñadora industrial y curadora de diseño, de voz amable, se inició en este ámbito en la universidad sin saber lo que realmente significaba, y lo que el destino le depararía: una vida repleta de objetos con sentido, llenos de color. Al terminar la licenciatura, siendo generación 2000, se integró a un grupo de personas para dar nacimiento a MOB, el despacho/taller que evolucionó a showroom/tienda para exhibir la propuesta de diseño de los creativos. Si bien la idea nació como un espacio básico en la Condesa en el DF, hoy día es un despacho que ofrece una tienda online para adquirir objetos, y hasta atender proyectos en donde se involucra la creación o la asesoría.

Comenta ella: “Estuve 5 años con MOB. Somos un grupo de esa nueva generación que se presenta con el cambio de siglo, y cambia las ideas que había, dándoles más humor y color.” Posteriormente en el 2004, y durante unos cinco o seis años, le dedica su atención a NEL, un colectivo que cofundó de la mano de Óscar Núñez, bajo un objetivo de carácter lúdico para generar objetos que cuenten una historia, o que tengan una carga emocional, o una misión tal vez más política, no con el afán de rebeldía, sino de transmitir un mensaje que puede ser ambiental.

IMG_8245Una de las últimas piezas que creó para NEL fue su “Piso-Ciudad”, el cual fue instalado recientemente como mural en el nuevo Mercado México en Guadalajara, y que fue creado en el 2010 para una exposición en la Casa del Lago de Chapultepec. Hablando de piezas que dejaron huella, también plasmó su creatividad en el piso que diseñó para el Mercado Roma en la Ciudad de México, por invitación del reconocido despacho del Arquitecto Michel Rojkind: “Es una delicia hacer pisos, y transmitir la experiencia de llegar a un lugar que te recibe, y te llena de color y luz.”

Durante y después de NEL, Cecilia, como independiente, se ha dedicado a los proyectos y la consultoría de diseño, y además lleva once años contribuyendo a la academia: “Disfruto mucho la parte educativa de mi trabajo porque no solo compartes, sino que te nutres de los estudiantes por sus ganas de conocer, experimentar y aprender.” Fue la academia lo que la adentró tiempo después en la curaduría de diseño, ámbito que como la educación, involucra la investigación y también se comunica: “Me atrajo desde el inicio porque complementaba la parte de compartir a otro público lo que es el diseño, lo que hacen los diseñadores y el valor de lo que crean… La curaduría es muy interesante porque generas más preguntas que respuestas.”

plastico fino chicoSu primer proyecto como curadora fue “Hecho a Mano, nuevos procesos colaborativos de diseño”, del año 2010, que describe como “una exposición muy bonita”, pensada como un diálogo entre diseñadores, artesanos y comunidades, y que mostró artesanías como piezas casi únicas. Entre sus muestras destacadas, cabe mencionar que en 2014, con Jorge Gardoni, montó una exposición para Archivo Diseño y Arquitectura: “COPIAS, transformación y evolución de procesos creativos.” Ella dice no tener ninguna exposición preferida en su currículo, ni tampoco una pieza preferida de su creación, pero confiesa que le provoca una sonrisa ese florero que replicó en cerámica utilizando como molde aquél de plástico, usado para las lápidas de los cementerios, o aquella famosa silla inspirada en el banquito Bangladesh que vio en Londres en un viaje con su hermano, ese de colores hecho a mano con la técnica del polivinilo y que hoy se conoce como la silla Acapulco.

2-x-1_4stool.Un proyecto muy relevante para Cecilia los últimos tres años ha sido Zona Maco, a través del cual siente aportar su grano de arena como curadora del pabellón de diseño en el impulso del talento mexicano y del mundo: “Es un proyecto interesante e importante para exponer y comercializar diseño. El objetivo de promover que la gente compre y coleccione diseño se está logrando; es cierto que falta tiempo y se está consolidando, pero esta es una labor larga y de paciencia que siembra. Poco a poco es más coherente y más sólida la sección de diseño, y estoy satisfecha del avance.”

Cecilia, la diseñadora que se encanta por el color de los objetos, pero dice no tener un color favorito. Es la creativa que no solo concibe piezas, sino busca difundir y transmitir el trabajo de otros: “Me encanta que la gente conozca el trabajo de todos, así me doy cuenta de que no voy sola, y me gusta compartir lo que va descubriendo alguien más, e incentivar que la gente siga también creando.”

Montserrat Linares

Montserrat está a cargo de las relaciones públicas y la comunicación en Swarovski, firma de la que se declara enamorada y a la que representa en México. Esta tapatía egresada del Tec nos cuenta en qué consiste su trabajo, qué es lo que más disfruta de su labor como publirrelacionista de una marca tan prestigiada, y quiénes son esas personas que la inspiran a nivel personal y profesional.

Platícanos lo que haces en Swarovski.
Llevo toda la comunicación y las relaciones públicas de la marca en el país. Me encargo de generar diferentes métodos de comunicación para no solo atraer, sino también retener la atención de la gente hacia nuestra marca. Mi meta principal es asegurarme de que la imagen de Swarovski sea presentada ante el público de la mejor manera posible.

¿Por qué te gusta trabajar en una marca como Swarovski?
Creo que no podría hacer lo que hago si no estuviera genuinamente enamorada de la marca. Eso es lo que me encanta de mi trabajo, que es honesto. Cuando comunico historias a los medios, cuando organizo eventos de styling, cuando tomo un micrófono y presento una colección nueva, lo hago con pasión, y es una pasión sincera. Swarovski es una marca muy noble. El hecho de que se haya mantenido a lo largo de 120 años como una empresa familiar (actualmente dirigida por la quinta generación), la vuelve muy humana.

Háblanos de lo nuevo de la marca. ¿Qué podemos esperar para estos meses?
Justo acabo de presentar nuestra colección otoño/invierno 2015 llamada “Winter Gardens”. Es la evolución de “Crystal Gardens”, colección de primavera/verano 2015. Ambas están inspiradas en la naturaleza: la anterior en jardines encantados y la actual en la interpretación otoñal de la flora y la fauna y en los jardines de las casonas antiguas inglesas. Se apuesta esta temporada por diseños con un enfoque más recargado y sofisticado que evoca los accesorios vintage, los tapices antiguos y las filigranas con aspecto de encaje, en una paleta de elegantes tonos. La diversidad de “Winter Gardens” garantiza que cada mujer pueda encontrar esa pieza destinada a transformar cualquier outfit en una declaración personal de glamour. Obviamente siempre con la cantidad precisa de brillo.

201606Oct_5020 copy¿Qué es lo que más disfrutas de tu trabajo?
Cuando sé que hay una buena historia por contar, disfruto mucho todo el proceso. Desde tener una comunicación directa con la cabeza global de relaciones públicas y conseguir toda la información necesaria, hasta determinar el mejor medio para comunicarla, persuadir a dicho medio, enamorarlo con la historia, darle juntos un tratamiento adecuado y auténtico al artículo y, finalmente, ver la historia publicada es magnífico. La cereza en el pastel es estar sentada en un café, en un restaurante o en el aeropuerto y ver que la persona de al lado está enfrascada leyendo el artículo de la revista.

¿Cuál es tu background?
Soy tapatía, estudié ciencias de la comunicación en el Tec, en Guadalajara, con una especialidad en periodismo de moda. Dos semestres antes de graduarme entré al mundo editorial y empecé a trabajar en el periódico Mural, de Grupo Reforma. Durante cinco años escribí para el periódico y tuve mis primeros acercamientos con el periodismo y el mundo de la moda. Fue entonces cuando supe que esto era lo que me movía y decidí mudarme a la Ciudad de México.

¿Cuáles crees que son las características que te han llevado a estar en el lugar en el que te encuentras?
Una persona muy querida me compartió hace poco una carta escrita por Hunter S. Thompson a un amigo que buscaba consejos sobre el propósito de su vida. Él le respondió: “Para darle significado a tu vida, no luches por ser algo, no luches por una meta específica, lucha por ser tú mismo.” Creo que todas las experiencias que he tenido en mi vida me han llevado a un conocimiento cada vez más profundo de mi persona. Mientras más me conozco, más sé lo que quiero y creo que no hay mejor drive que ese para ser feliz.

De todas las personas que has conocido gracias a tu trabajo, ¿quién te ha impresionado más y por qué?
He tenido oportunidad de conocer a gente maravillosa e increíblemente capaz. Editoras de moda a quienes respeto y admiro profundamente. Gente que ha construido algo inmenso de la nada como Chiara Ferragni, blogger de The Blonde Salad, a quien pude conocer en New York Fashion Week. Pero una de las personas a las que he conocido gracias a mi trabajo y que más me provocan admiración es Eva Hughes, CEO de Vogue México y Latinoamérica. Creo que es una mujer extraordinaria y sigo sin entender cómo le hace para partirse en mil y poder estar en todos lados.

¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?
Soy una foodie consumada. Amo comer bien, conocer y probar lugares y cosas nuevas. Disfruto mucho el ejercicio, corro cinco días a la semana. Me gusta mucho leer y también de repente agarrar la pluma y ponerme a escribir. Obviamente, no voy a negar que me encanta el shopping. Viajar lo más que pueda. Tiempo de calidad con mis amigos.

Invierno

Crecí viendo tu pelo, que fue siempre mi invierno favorito. Porque si a la vida le debo algo fue crecer a tu lado. Pasé los años descubriendo galaxias infinitas en las pecas de tu espalda. Aprendí a dibujar mapas eternos de tus manos. Y memoricé cómo tus venas se cruzan entre sí. Detrás de las cortinas de tu cuatro encontré quién iba a ser yo algún día. Mientras corría en tu jardín, soñé con él. Entre tu tocador y el baño luché contra ejércitos hechos de pan y miel. Tus ojos se volvieron mi lugar favorito. En tu cama junto a ti, encontré amor de esos que duran para todas las vidas.

Me acuerdo que pasamos los veranos sentadas en el balcón, esperando al invierno. Me enseñaste que el mundo tenía que ser caminado, que no había rincón de esta tierra que no debiera ser visitado. Que todos estos miles de lugares me esperaban. Leí todas las postales que enviaste, cuando estabas lejos. Y aprendí a distinguir tu olor en todas partes.

Pero cuando la vida empezó a correr, y yo empecé a querer ver el mundo que tú me platicabas todos los domingos, me fui. Y creo que fue para no volver. Dejé de ver tu pelo tan blanco como el invierno, y busqué aventuras en otros lados, lejos de tu cama. Fui y vine, y cada vez que volví a ti veía más inviernos sobre ti. Quería dejar de correr, quería dejar de ver para poder sentarme en la ventana contigo otra vez. Pero nunca más pude, no sé si porque me diste de comer aventuras todos los sábados que desayuné contigo, o porque quería encontrar las estrellas que encontré en tus pecas, pero no pude parar.

Y ahora que te quedan pocos inviernos, que la vida empieza despacito a detenerse en tu puerta, quisiera poder regresarte días de veranos como los que pasamos juntas. Quisiera poder regalarte años de mi vida para que tus manos me enseñen todas las galaxias que me falta visitar. Quisiera que dejara de nevar en tu cabeza, que tu pelo volviera a ser como el de mi hermana. Quisiera poder regresarte el corazón aventurero que me diste, para poder devolverte un poquito de lo que te debo. Quiero volver a creer que el mar termina a la orilla de tu cama, y que el cielo se codea con los candiles de tu sala.

Quisiera que dejaran de pasar los inviernos, para que no sintieras frío cuando no estoy, para que dejara de nevar en tu cabeza, abuela.

Gui Cha

Gui Cha
frangie_20120101_338

Ashley Frangie
Ana Hop

Ana Hop
C24_Invierno_06 copy

Ricardo Romo

JisJis
invierno_02

Alonso González

Toms, por un mejor mañana

La cita para entrevistar a Blake Mycoskie, el genio detrás de Toms, es en Orizaba 125, a las nueve de la mañana. Llego a las nueve con un minuto, pero me detengo, porque frente a la puerta se para una camioneta negra. Se baja alguien que llama mi atención: Blake. Cruza la banqueta y se mete por una estrecha puerta de madera pintada en blanco y azul claro. Espero un minuto y entro por la misma puerta, subo unas estrechas y arribo al lugar de la entrevista. Se ve increíble: el equipo de Toms y El Palacio de Hierro estuvo arreglándolo la noche previa. Hay una mesa larga con varias opciones de desayuno. Al fondo, una barra de bebidas, en donde sirven café Toms. Series de focos colgando en el techo blanco con molduras afrancesadas, tapetes exóticos sobre el piso de madera y todas las paredes con frases de la compañía, de su fundador y hasta de Gandhi: «Be the change you want to see in the world.» A la izquierda, un pasillo conduce hacia un cuarto con tres cajas sobre el suelo: cada una con una superficie distinta (son los tres tipos de suelos predominantes en los que la gente suele estar descalza, en países en desarrollo). Al fondo se ve un par de pop-up stores, por si gustas comprar un par de zapatos.

Se escucha la voz de Blake, que nos introduce a su mundo. Entonces comprendo que las cajas con superficies variadas están ahí para que nos quitemos los zapatos y sintamos por un par de segundos lo que se siente no tener calzado. El tour termina, el lugar está lleno de personas charlando, tomándose fotos, dando vueltas alrededor del spot y desayunando. Cuando llega mi turno para la entrevista, me llevan al fondo del lugar. Veo a Mycoskie sonriente y sentado, me siento yo también y comenzamos a charlar, casualmente con el viento entrando por la ventana. Es guapo, no hay por qué negarlo, sus patas de gallo alrededor de los ojos revelan sus 38 años de edad y harta exposición al sol. Le digo que me cuente de su infancia, ¿cómo se imaginaba que sería al crecer? Se ríe y me confiesa que amaba jugar tenis, que entonces se visualizaba como jugador de tenis profesional. Agrega que jamás pensaba en negocios ni en filantropía ni en obras de caridad. Su vida simplemente ha sido una mezcla de acontecimientos. Algunos han sido pasajeros y otros, como Toms, más trascendentales.

C24_Toms_03Creció en Texas, montaba mucho a caballo y estudió filosofía en la universidad. Desde joven tenía la meta de aprender algo nuevo cada año. A los 29 se propuso aprender a jugar polo y es por eso que terminó en Argentina. Se quedó ahí por mes y medio. Al ver cómo había tanta gente descalza y descubrir la oportunidad de crear alpargatas —buenas, bonitas y baratas—, se asoció con su maestro de polo para crear lo que hoy, nueve años después, es Toms. Los primeros tres años de la empresa eran puros números rojos. Los socios no recibían ganancias, pero siguieron adelante porque la gente cada vez se emocionaba más, cada vez los apoyaba más. Eso hablaba de que el negocio iba en la dirección correcta: solo tomaría algo de tiempo cumplir objetivos.

Toms International se dedica a ayudar al mundo. Inicialmente comprabas un par de zapatos y donaban uno idéntico a alguien en algún lugar del planeta; ahora el tipo de zapato que regalan depende de las necesidades del lugar en donde habita el destinatario. Hay desde un modelo tipo Crocs, para lugares húmedos, hasta unas botas para la nieve. Blake me comenta que de chico tenía dificultad para ver bien y que hoy en día ese mismo problema afecta el aprendizaje de los niños; por lo tanto, en Toms crearon una línea de gafas de sol y en la compra de cada par, regalan un par de lentes con aumento para ayudar a impulsar la educación infantil. También hacen donaciones para operar a adultos con problemas de cataratas. Después de viajar por todo el mundo para contribuir a mejorarlo, Blake notó que muchos países contaban con muy buen café, pero a los productores no se les pagaba lo suficiente por él; además vivían en barrios muy pobres en los que no había acceso a agua potable. Entonces se le ocurrió crear una línea de café para ayudarlos, pagándoles lo justo. Hoy, por cada taza que compras, Toms dona agua potable. Increíble, ¿no? Mycoskie me comenta que le divierte hacer cosas inesperadas, como su línea de café, porque no tiene nada que ver con los otros productos, pero al mismo tiempo le parece esencial poner atención en la necesidad de agua potable a nivel global.

La filantropía no para ahí. Muchas mujeres alrededor del mundo, no pueden pagar un hospital para dar a luz y tienen a sus bebés en casa, a veces en malas condiciones. Por eso, hace dos meses, Toms lanzó una línea de bolsos para mujer, para apoyar los problemas de maternidad. Por cada bolsa que compras, la empresa dona un kit de maternidad, para que estas mujeres puedan dar a luz de la manera más segura posible, en sus hogares, en diferentes puntos geográficos. Porque la marca vende productos en más de 60 países y brinda ayuda en más de 40. Entre los países que venden y ayudan simultáneamente se encuentran México, Grecia, China, Perú, Colombia y Estados Unidos. Es lógico entonces que Blake haya viajado tanto. Le pregunto cuál ha sido su lugar favorito y, después de pensarlo un poco, dice que Etiopía, por la disposición de su gente para ayudar a los demás y porque ha hecho buenos amigos etíopes.

C24_Toms_02Está felizmente casado, acaba de tener a su primer bebé. Es así como terminamos platicando de nuestros días ordinarios, y él me dice que no tiene muchos de esos, pero que cuando los tiene los valora enormemente. Son algo así:
como Blake vive cerca del mar, se despierta temprano a surfear y a prepararse mentalmente para el día que tiene por delante; desayuna y se va a la oficina, donde pasa la primera mitad de la jornada en juntas de diseño, nuevas campañas e informes de cómo van todos los países. Usa la segunda mitad del día para pensar, literalmente pensar, reflexionar acerca de problemas mundiales y oportunidades para remediarlos. Si hace buen viento, le gusta salir a velear en la tarde-noche. Ama velear, incluso tiene su propio equipo. Le gusta el mar porque le trae paz mental: sufear, nadar, velear y practicar con su equipo al atardecer para después llegar a casa y disfrutar de la familia.

Su mayor obstáculo en Toms fue aprender a realmente hacer buenos zapatos, y su mayor gratificación al día de hoy es ver todos los cambios que ha podido lograr en las comunidades a las que ayuda, ver las sonrisas de los beneficiados, por el hecho de que ya tienen acceso a agua potable o a educación. Añade que ser testigo del desarrollo de muchos de los miembros de su staff, también lo hace muy feliz. Con mi última pregunta, averiguo que su inspiración diaria para seguir adelante es saber que su experiencia mueve a otras personas para ayudar al mundo y hacer negocios de maneras innovadoras. Para él es muy importante conectar con todos aquellos que apoyan su causa, y eso también lo entiende como una fuente de inspiración. Sonrío y le confieso que me ha inspirado enormemente. Él también sonríe y me da las gracias. Veo el reloj, el tiempo ha pasado volando, le comento que creo tener suficiente para mi artículo, y ahora él me hace un par de preguntas. Nos tomamos una selfie, nos despedimos y listo. Salgo feliz, sonriente y muy inspirada, de Orizaba 125, al aire fresco de la Roma.

Otro México: el de nosotros

La política parece más lejana e inútil que nunca. Un espectáculo que nos es ajeno. ¿En qué momento nos la arrebataron? El quehacer público desapareció de la sobremesa y el zaguán, y en su lugar están la queja como lugar común y el hartazgo como epidemia nacional.

Pero si hemos de con-vivir, tenemos que con-versar, diría el antropólogo indio Arjun Appadurai. Tenemos que ocuparnos de este nosotros. Digo “tenemos” porque es una tarea urgente, impostergable e intransferible. Digo “ocuparnos” porque hay que hacernos cargo, tomarnos la molestia de escuchar(nos), hablar(nos), pensar(nos), proponer, corregir, supervisar(nos)… Digo “nosotros” para referirme sucintamente a todo lo que supone vivir juntos.

Lo primero a vencer es el cinismo derrotista, pues nos hace creer que no hay nada que uno pueda hacer, que todo seguirá igual. Uno, el de a pie, es quien puede y tiene que empujar para que las cosas cambien. Aquello que está mal (estructuralmente mal) se materializa en la vida cotidiana y este es el único plano donde se puede transformar. En este sentido, no hay esfuerzo menor. La mera reflexión crítica es ya un triunfo avasallador. Así que pensemos seriamente nuestras posturas, confrontémoslas. Con seguridad, a la reflexión le seguirán la propuesta y la acción.

Pareciera una gran inversión de tiempo y esfuerzo para un beneficio que se diluye entre todos. Pero sabemos bien que es más alto el costo de la inacción, de dejar los asuntos comunes desentendidamente en manos de unos cuantos. Para fortuna de todos, ya hay algunos habitantes ocupándose del nosotros.

Presentamos una pequeña muestra de ciudadanos cabales que encontraron modos de participar. Ojalá sirvan como invitación a ejercer en la vida cotidiana lo que, para diferenciarla de la manoseada y desprestigiada Política con mayúsculas, llamaremos la micropolítica naive, que opone al cinismo y a la indiferencia, el entusiasmo de los ingenuos.

Valentina Ramírez

C23_México_VKViviana Kuri
Propongo transformarnos en héroes

El profesor emérito en psicología en la Universidad de Stanford, doctor Philip Zimbardo, condujo un experimento en 1971: “The Stanford Prision Experiment” (“El experimento de la prisión de Stanford). En este, 24 voluntarios sin ningún problema psicológico, fueron divididos de manera aleatoria para representar guardias y prisioneros en una cárcel ficticia. El experimento, planeado para durar dos semanas, se suspendió el sexto día, al salirse de control: los guardias se volvieron sádicos y abusivos y algunos de los prisioneros sufrieron crisis nerviosas. El proyecto se basó en otro experimento conducido años antes por un colega de Zimbardo, el doctor Stanley Milgram.

Milgram llevó a cabo repetidos experimentos sobre obediencia a la autoridad. Proveniente de una familia de sobrevivientes del Holocausto, quería entender por qué tantos alemanes cooperaron con los nazis y obedecieron de manera ciega, aún enfrentando a la conciencia. A los voluntarios reclutados, gente ordinaria, se les dijo que estaban colaborando en una investigación para mejorar la memoria. El representante de la autoridad les indicó administrar electrochoques al “aprendiz” (un actor contratado para fingir) cada vez que diera una respuesta incorrecta a las preguntas del ejercicio. Ante la insistencia de la autoridad, dos de cada tres siguieron subiendo el voltaje hasta llegar al nivel máximo, de 450 voltios, a pesar de la leyenda que advertía “peligro de shock severo” y de que el “aprendiz” daba gritos de auxilio.

¿Quiénes forman parte de ese porcentaje menor, que decide detener los voltios, que se rebela, que va contra corriente? Zimbardo los llama héroes. El heroísmo, dice Zimbardo, es el intento activo de abordar la injusticia, de crear un cambio positivo en el mundo a pesar de la presión para hacer lo contrario. Heroísmo es preocupación por los otros, es defender una causa moral a pesar de que se ponga en riesgo una causa personal, y se hace sin esperar nada a cambio. El heroísmo, como antídoto a la indiferencia y al mal sistémico, empieza con la imaginación de una realidad mejor, y esa ambición se convierte en realidad a través de actos concretos. Así como las acciones maliciosas se emulan, se aprenden e imitan, según Zimbardo también los actos heroicos se pueden aprender, alentar y modelar, y son asequibles para cualquiera en algún punto en la vida.

Para transformarnos en héroes, el doctor propone empezar por ser héroes en espera, y después héroes en entrenamiento, intentando cada día pequeños actos de servicio para los otros, mientras vamos construyendo las virtudes y las fortalezas heroicas. En Heroic Imagination Project (heroicimagination.org) se pueden encontrar estrategias diarias para convertirse en un héroe en entrenamiento.

C23_México_ISIlse Salas
Después de la desaparición de nuestros 43 estudiantes en Ayotzinapa, Guerrero, hubo un golpe en la cara de todos los mexicanos. Quien no lo sintió vive profundamente dormido y cuando menos lo espere lo recibirá más fuerte y más cerca. Las desapariciones forzadas, la impunidad y la violencia en nuestro país son insostenibles y este evento nos lo recordó; también nos hizo ver que estamos solamente ante la punta del iceberg.

Cuando Murrillo Karam pronunció la famosa frase “ya me cansé”, el mundo virtual estalló. El Grito más Fuerte (colectivo del que soy parte) manifestó su indignación, al igual que miles de mexicanos. Todos estamos cansados, sí. Estamos cansados de años de un gobierno ineficiente, corrupto y mentiroso. Las pláticas al respecto empezaron a invadir las sobremesas de la gente. Mucha rabia, dolor, dudas, sobre todo eso: ¡dudas! Pero ¿qué hacer con eso? ¿Qué proponemos? Así se creó el colectivo #YaMeCansé #PorEsoPropongo. La idea del colectivo no era dar respuesta sobre cómo cambiar la situación del país, sino invitar a la gente a proponer y a escuchar las ideas de los otros. Esa, en sí misma, ya es una gran iniciativa: promover la participación ciudadana, invitar a la reflexión.

Cuando nos invitaron a participar como El Grito más Fuerte, no dudamos en hacerlo porque es justo esto lo que buscamos y seguiremos buscando: crear acciones concretas que generen conciencia, memoria del momento histórico que estamos viviendo, acciones que inviten a empoderarnos, que nos acerquen, que cuestionen a nuestros gobernantes, que nos inviten a mirar otras realidades que son también nuestras.

El precio que estamos pagando por desentendernos de la política, de los políticos, de nuestros paisanos, del otro, es muy alto. Por eso insistimos en que generar una conciencia colectiva por la paz, no solamente es necesario, también es posible. No sabemos cómo hacerlo, pero estamos averiguando. Si tienes una idea, estamos ansiosos por escucharla.

poresopropongo.mx

C23_México_AYAgustín Yáñez Figueroa
Desde los cimientos

Cualquier intento por mejorar un país debe comenzar desde los cimientos. Los cambios para lograr una mejoría en la calidad de vida de sus habitantes, tiene que empezar por generar el bienestar en sus necesidades básicas. Ninguna persona puede aspirar a la satisfacción de necesidades secundarias como son la educación, la cultura y el arte, si no tiene plenamente satisfecho lo más básico. Por ello, ningún gobierno del mundo puede ser considerado justo y cívico, si persiste el hambre y la malnutrición en esa sociedad.

Particularmente resulta fundamental para el bienestar que se garantice una alimentación nutritiva y de calidad para todos los niños en su primera infancia. La ciencia ha demostrado que el cerebro humano se forma en los primeros cinco años de vida, por lo que si una persona no es alimentada de manera correcta y completa durante este periodo, ese niño crecerá con una desventaja vital insuperable: su cerebro no será capaz de procesar la información con la eficiencia que una buena alimentación le hubiera garantizado y esto ya no puede remediarse más adelante en la vida. Por tanto, se debe concluir que la alimentación nutritiva y completa debe ser, después de la vida y la salud, la prioridad central de cualquier gobierno: debe ser considerada un derecho humano fundamental e inalienable.

En México, durante el gobierno del presidente Adolfo Ruiz Cortines (1952-1958) se inició en Jalisco un programa denominado “Los Desayunos Escolares”, que más tarde se extendió a todo el país. La idea era sencilla: en virtud de que las escuelas públicas son el lugar ideal para que el gobierno pudiera asegurarse de la buena nutrición de los niños, se instaló como parte de la labor diaria en cada escuela, un desayuno caliente y nutritivo, para garantizar que cada niño en edad escolar tuviera una comida adecuada al día. Un niño alimentado no solo tiene más capacidad para aprender, sino que también puede, en el día a día de la actividad escolar, concentrarse.

Sin embargo, el problema y la solución requieren más que una buena nutrición: México no solo debe garantizar la buena alimentación de su población, además debe cumplir con otros dos objetivos. El primero es crear un sistema educativo que realmente enseñe a los alumnos a pensar, a ser críticos y reflexivos, una enseñanza basada en el cariño, la cooperación y la solidaridad. La educación debe ser valorada como la actividad social más importante, y en consecuencia, los maestros deben ser los profesionistas mejor pagados y entrenados. La Organización de las Naciones Unidas recomienda que cada nación gaste el 8 % de su producto interno bruto en la educación. Los países que hacen esto son prósperos y cívicos.

De manera conjunta a la educación, la capacitación para el trabajo, la creación de oficios, es esencial para que la gente mejore su situación de vida. El gobierno de México debe ofrecer a todas las personas acceso a cursos que los ayuden al desarrollo de habilidades y capacidades. Si la clase obrera no puede seguir aprendiendo, difícilmente podrá avanzar en la sociedad.

Finalmente, como sociedad debemos entender que no deben depender estas decisiones de los “gobernantes”. Debemos ser los integrantes de la sociedad quienes decidan, y con estos pequeños cambios podremos mejorar mucho el funcionamiento del país, y tener gobiernos más decentes y representativos.

C23_México_DavidaDavid Gómez Álvarez
Estamos hartos de estar hartos. Estamos fastidiados de denunciar abusos y errores y que no pase nada. Estamos cansados de insistir en que todo, o casi todo, está mal. Pero poco, si no es que nada, hacemos para remediar lo que sucede. Estamos acostumbrados a echarle la culpa al gobierno, al vecino o al de junto de junto.

Sin embargo, todos somos responsables del país que tenemos. Por tanto, todos deberíamos entrarle a resolver los problemas de los que nos quejamos tanto, sin esperar que el gobierno los resuelva solo. ¿Cómo? Cocreando soluciones innovadoras, audaces, entre autoridades y ciudadanos: la única fórmula posible para lograr desarrollo sustentable.

La agenda del “gobierno abierto” es precisamente un ejemplo de cocreación: busca resolver problemas concretos a partir de la creación conjunta entre sociedad y gobierno, por medio de la innovación y la tecnología, en un marco de transparencia y rendición de cuentas. Se trata de una iniciativa que muy pronto se convertirá en tendencia, en la que todos podemos aportar de muy diversas maneras, pero de forma cooperativa. Hay que pasar de la protesta a la propuesta.

C23_México_VVVictoria Volkova

¿Quieren hacer un cambio? Empecemos con una introspectiva hacia cada uno de nosotros, tratando de ser mejores personas cada día. Debemos dejar nuestro ego a un lado, dejar de vivir en un mundo en donde los únicos que importan son nuestros amigos y nosotros mismos, y empezar a ser más conscientes de lo que pasa a nuestro alrededor. Saludar al vecino, regalar una sonrisa a quien lo necesita, empezar a hacer cosas que beneficien, no solo a nosotros, sino a todos los que nos rodean. El país y el mundo no necesitan de más leyes y promesas plasmadas en tinta, lo que se necesita es que los humanos nos comportemos como tales, como humanos. Ser más humildes, ser más honestos, ser más cuidadosos con las palabras que salen de nuestra boca y con las acciones que traerán consigo una reacción.

Ya basta de señalar a las personas, ya basta de creer que somos superiores a los demás. Somos mexicanos, estamos cortados por la misma tijera y vivimos en el mismo país. ¿Por qué trabajamos tanto para perjudicar a los demás? ¿Por qué nos esforzamos en crear una máscara para ocultar nuestro corazón herido? Baja las manos, sé feliz y no pienses solo en ti.

Apuesta Creativa

El camino hacia mi punto de reunión parecía eterno. El calor se acumulaba en mi cabeza y hacía que mis neuronas funcionaran más lentamente que de costumbre. Casi podía sentir cómo morían una a una, provocando que la sensación de asfixia en medio del tráfico fuera muy intensa. Llegué toda atolondrada a un enorme portón de color negro en un extremo de una calle empedrada y me abrió Xavier Ortega, con una sonrisa enorme y el semblante fresco.

Al entrar a las “oficinas” de Apuesta Creativa entendí el porqué de esa frescura: un amplio loft industrial de doble altura, con piezas del artista Adrián Guerrero en las paredes y mobiliario de madera reutilizada, hecho por Karla Santos, crean un ambiente único de trabajo, donde el ruido del agua de una enorme pileta de piedra en el patio, hace que se olviden el calor y el tráfico.

C23_Apuesta_02La agencia de marketing digital

Xavier nos cuenta: “Yo comencé hace dos años y medio con una empresa que se llamaba MobilizaT, de aplicaciones y herramientas digitales. Los clientes nos pedían más servicios en temas de comunicación y ya era necesario evolucionar, hacerla más grande y desarrollar otro tipo de proyectos. Un día me reuní con Juan Carlos Garda, que es amigo mío desde hace muchos años, y comenzamos a trabajar una propuesta más integral. Ahora hacemos marketing digital y comunicación, y le apostamos a generar vínculos sociales reales. Algunos de los servicios que ofrecemos incluyen el desarrollo de aplicaciones personalizadas para medios y juegos digitales para cualquier tipo de empresa.”

Apuesta Creativa nace entonces con la idea de acompañar la inercia que hay en nuestra ciudad. Xavier y Juan Carlos están muy interesados en apoyar ideas o proyectos independientes que necesiten de su conocimiento y experiencia: “Hemos apoyado proyectos creativos o artísticos que tienen una necesidad de marketing digital. Para nosotros es muy importante esa parte porque de manera paralela queremos darle forma a otras ideas que tenemos. Queremos hacer énfasis en el lado humano: detrás de un teléfono, una tableta o una computadora, hay una persona, ella es la que hace uso de la tecnología y queremos mantener nuestra vista fija en eso. Esa es la razón por la que nuestras oficinas también son un espacio abierto para cuestiones creativas. Organizamos cursos, exposiciones, cenas y reuniones de vinculación. Queremos volver a la red social original, que es la convivencia personal, y hacer también de nuestro loft un espacio de coworking. Ponemos las herramientas que tenemos como agencia de marketing digital a la disposición de proyectos creativos que lo necesiten”, nos dice Juan Carlos.

C23_Apuesta_03Por su parte, Xavier comenta: “La comunicación digital en la actualidad es todo un círculo, se presenta en forma de redes sociales, páginas web, aplicaciones, juegos. En el caso de los juegos creemos que ayudan mucho a generar lealtad hacia la marca. Muchos de nosotros pasamos horas jugando y creemos que este es un complemento importante para la identidad de algunos proyectos. Una enorme cantidad de descargas de la tienda de Apple son juegos, así que esto también es una buena forma de generar dinero, sobre todo en proyectos de corte independiente o artístico. Lo que hacemos son estrategias mercadológicas integrales y personalizadas: una boutique donde, no importa el tamaño del proyecto, podemos encontrar la forma de apoyarlo y presentarlo al mundo de la mejor manera y en los canales adecuados.”

Cinescopio: en sintonía y en suma con el talento creativo

Cinescopio es mucho más que una agencia de producción de contenidos de publicidad, es una fuente de creación y construcción de imágenes que tiene como fin, además de empatizar con sus clientes, orquestar talentos en pro de la industria audiovisual de Guadalajara.

C23_Cinescopio_102En un ecosistema diferente al que marcó su inicio en el 2004, las posibilidades creativas de nuestra ciudad están en expansión. Los cambios de la industria han sido vertiginosos, sobre todo con la llegada y el posicionamiento de la tecnología digital, que sin duda democratiza el acceso a contenidos, igual que su producción. Con esto, aquellos talentos que antes no se descubrían tan fácilmente, pueden producir, distribuir y exhibir su trabajo de una forma mucho más simple.

C23_Cinescopio_104Guilén Errecalde fue la cabeza detrás del surgimiento de Cinescopio, el hombre orquesta que apostó por el futuro. Él y Fernando Cota son la mente y el corazón que dan vida a la compañía, formada también por otras personas que se suman a estos esfuerzos creativos. La visión de ambos fue desde el principio (y sigue siendo) una mezcla de calidad, respeto a la competencia, horizontalidad en el esquema de trabajo, infraestructura de primera calidad, empatía con el otro: un concepto importantísimo en una industria donde el ego y la autocomplacencia a veces pueden ser sombra para la creación.

En un presente en el que todos somos clientes y consumidores de oferta audiovisual, Cinescopio buscar dar un paso más, bifurcarse y ser, además de Cinescopio Publicidad, ahora también Cinescopio Films, sobre todo con la mirada y el enfoque puestos en un mercado ávido de crear y de ver creaciones propias. Con esta evolución, la compañía de Errecalde y Cota busca ser tabla de impulso de mexicanos y tapatíos con potencial de crear y crearse, en una industria llena de posibilidades diversas y de calidad de entretenimiento.

C23_Cinescopio_101 C23_Cinescopio_103De esta manera, Cinescopio busca propagar aún más esa hoja en blanco, esa pantalla en blanco ávida de historias e imágenes, fruto de la sinergia y la socialización creativa, a la que todo aquel que crea en el buen trabajo en equipo, podrá sumarse.

Cinescopio
cinescopio.tv

Angie Flores trae el yoga ashtanga a La Perla

El otro día tuve el gusto de entrevistar a Angie Flores, maestra de Ashtanga Yoga, quedé fascinada con todo lo que me compartió. Yo también soy yogui, llevo cinco años haciendo yoga, un poco de todo, también medito y me encanta. Hay algo de la filosofía budista que simplemente me fascina, sin embargo me parece que en los últimos años hemos industrializado esa cultura en Occidente.

Queriendo que todos tengan acceso a ello, hemos dejado atrás todos sus detalles y significados trascendentales. Pero así suele pasar en nuestro lado del planeta, nos encanta encontrar la manera de comercializar todo lo bueno; llegarle a los más en el menor tiempo posible y en ese proceso muchas veces se pierde la dedicación y autenticidad que a muchas prácticas puras se les debe dar.

C23_TalentYoga_03

Entre ellos se encuentran la meditación y el yoga que la mayoría de los occidentales no tomamos tan en serio como lo hacen los orientales con total disciplina y entrega. Meditamos cuando tenemos tiempo y en cuanto a nuestra práctica de yoga pues, hacemos un poco de todo perdiendo la oportunidad de perfeccionarnos en alguna rama en específico. Aquí es donde entra Ashtanga Yoga.

«Ashtanga es un método ortodoxo tradicional que viene de un linaje puro transmitido de maestro a alumno, en el cual por medio de las posturas, técnicas de atención y respiración se crea calor interno, con la finalidad de dar terapia al cuerpo y eliminar toxinas» me explica Angie. «Hay tres grupos de secuencias en el sistema de Ashtanga y cada una tiene su función. La primera serie (yoga chikitsa) desintoxica y alinea el cuerpo. La serie intermedia (nadi shodhana) purifica el sistema nervioso abriendo y despejando los canales de la energía. Las series avanzadas A, B, C y D (sthira bhaga) integran la fuerza y la tolerancia de la práctica requiriendo niveles más altos de flexibilidad y humildad. Estas secuencias se practican exactamente igual en todo el mundo; sin embargo realizar la primera serie puede llevarte hasta 5 años para perfeccionarla e integrar todos los elementos de la práctica que no son sólo hacer posturas.»

Entonces en tu primera clase de Ashtanga empiezas desde cero y sigues un orden especifico A, B, C, D, etc. lo que ayuda a crear hábitos de sueño, alimentación, resistencia y conciencia corporal. Angie me comenta que es muy distinto poder hacer una postura salteada que hacerla dentro de la secuencia completa puesto que necesitas de mucha condición física, resistencia y fortaleza mental para hacer toda la serie.

3E1B5483

Angie tiene 38 años de edad -pero les juro que se ve 10 años más joven- y lleva 10 años haciendo yoga, desde el 2007 realiza puro Ashtanga y después de cinco idas a la India acaba de ser autorizada para enseñar. «Vas a la India al instituto de Ashtanga Yoga ‘K Pattabhi Jois’ que se encuentra en Mysore y es la meca del Ashtanga, pero vas a practicar, no puedes ir con la expectativa de que te den un diploma o de que te autoricen ser maestro porque eso ocurrirá hasta que estés listo.

«Hay gente que lleva 10 años yendo y aún no son profesores de Ashtanga, tienes que ir mínimo en 4 ocaciones al instituto en Mysore entre uno y tres meses para ser otorgado la bendición de dar clases, además de tener la disciplina de practicar diariamente. Esto garantiza que los maestros de verdad estén especializados y puedan ayudar a sus alumnos a digerir la clase.»Además Angie me cuenta que con la industrialización del yoga en Occidente y la tendencia de la sociedad a vivir sólo en zonas de confort, placer y ego -reflejo de nuestros tiempos- es fácil para los practicantes de Ashtanga ver claro y convencerse con la experiencia del por qué de esta práctica diaria, de los maravillosos resultados de esta sabiduría ancestral. Angie recuerda cómo la vida le ha cambiado positivamente en todos los aspectos.Es todo un estilo de vida no sólo un deporte e implica ir transformando varios aspectos internos entre los cuales se encuentran tu alimentación, tus amistades, tus patrones de sueño y disciplina en general.

C23_TalentYoga_02

Para Angie es un sentido de reverencia que fortalece tu espíritu porque no es fácil despertarte diario temprano a practicar, es difícil empezar pero luego te sientes lleno de energía. Tu cuerpo lo agradece, se mantiene fuerte y no se enferma, «es una conexión espiritual muy bonita contigo y con Dios, aunque a simple vista parezca ser puramente física tiene una filosofía detrás muy profunda de preceptos morales, sacrificio y retos que fortalecen el espíritu.»

Es una increíble alternativa si quieres que el yoga para ti también sea algo trascendental y no una mera actividad física para mantenerte en línea. Angie es una de los pocos maestros autorizados oficialmente a dar clases de Ashtanga en México y las imparte en Punto Yoga, dentro de Casa Brasilia en la colonia Providencia, Guadalajara.

«Gracias al interés de la gente Punto Yoga se ampliará y será el único estudio de Yoga en providencia con más de 35 opciones de horarios a la semana,» añade Angie «Tendremos promociones todo abril en nuestras clases de yoga restaurativo, iyengar yoga, vinyasa flow, yoga para niños y Ashtanga Mysore.»

3E1B5649

Punto Yoga
T – (33) 3201 9396
puntoyoga.com.mx
Facebook: Ashtanga Punto Yoga
Instagram: @puntoyoga

Craig Vanderoef, el norteamericano a la cabeza de Adidas Running Apparel

Cuando vemos campañas de grandes marcas, desconocemos quiénes están detrás de ellas, en qué piensan, qué los mueve. La realidad es que las grandes marcas hacen leyenda gracias a personas como tú y yo, si es que te consideras un amante y apasionado de lo que haces en tu vida.

Personifiquemos a un amante y apasionado de su trabajo, conozcamos a Craig Vanderoef, el hombre cuya tarjeta de presentación muestra el título Adidas Director of Global Running Apparel. Su amor por el atletismo lo ha llevado a la cabeza de una marca que hoy viste y calza a millones de personas y a profesionales del deporte.

La entrevista con el esbelto y alto joven tuvo cita en una de las ciudades más emblemáticas del mundo: Berlín. Dos botellas de agua con gas nos suavizaron la voz durante la plática.

SS15_Springblade_PR_Social_29_2x1_CMYKInició su trayectoria a los nueve años de edad, con la práctica del running, lo que más tarde lo guió para presentarse como un experto en la creación de herramientas para este deporte. Comenzó su carrera en Asics, marca japonesa especializada en calzado para corredores. Después migró a la marca norteamericana Brooks, para finalmente en el 2008 unirse a la firma alemana Adidas, siempre enfocado en el producto, su desarrollo y su posicionamiento.

Cuando le pregunté a Craig cuál era su pasión en la vida, respondió: “Mi trabajo es una confluencia de mis pasiones, que son el running, las amistades y la ropa. La mezcla de estas en realidad es la narración de historias y esa es mi verdadera pasión. Soy un apasionado de escuchar historias y compartirlas… Todos somos coleccionistas de historias y la vida se trata de conocer las historias de otros y escribir nuevas juntos.”

SS15_Aktiv_PR_Social_05_1x1_CMYKNo puedo dejar de presentar a Craig como ser humano, pues al referirse a la historia de cómo conoció a su esposa, dejó claro que su vida personal es el motor para vivir inspirado y feliz: “Su amor y espíritu aventurero hacen que todo lo que haga tenga sentido; estoy muy agradecido que una mujer tan hermosa me ame a mí, lo que hago y lo que soy.”

A través de la línea de Adidas es que Craig espera llevar al atleta a crear una historia, un momento y una experiencia para compartir, como puede ser un maratón. Uno de sus retos es ayudar al corredor a ser mejor. Él sabe que hay quienes afirman: “Solamente correré si me persiguen”, y por eso lo que más le gusta de su trabajo es hacer que las personas se transformen con la simple experiencia de poner un pie tras el otro. Comenta: “A través de mi trabajo yo puedo darles a las personas una herramienta o una excusa que las ayude a ser mejores, y a que se inspiren para continuar con una carrera más el día de mañana, y esa habilidad de inspirar es un regalo que mi equipo y yo no tomamos a la ligera.”

SS15_Climachill_PR_Social_12_2x1_CMYKEl mayor aprendizaje de Craig viene del ejemplo de un vicepresidente sénior en Brooks. En un evento debían colgar dos mil shorts en ganchos y este pasó horas haciéndolo. Craig comenta: “En nuestro negocio el éxito es directamente proporcional a tus ganas de trabajar por él, no importa tu puesto, nunca estás lo suficientemente arriba como para no subirte las mangas y terminar de trabajar. Ese día ese vicepresidente dijo una frase que yo comparto siempre con mi equipo: ‘Vendemos shorts, no ganchos’, así que debemos tomarnos el tiempo de crear y apreciar nuestros proyectos de una manera artística, para que nuestra trascendencia vaya más allá de vender cosas.”

Craig confiesa que si no estuviera en Adidas, estaría liderando su propia marca, aunque piensa que aún no es el momento. Mientras él siga en la casa alemana, su objetivo seguirá siendo crear prendas para que tú y yo tengamos una que, él espera, se convierta en nuestra favorita, y cuando la usemos recordemos todas las veces que la portamos mientras fuimos felices, sonreímos, vivimos la vida: “Solo quiero que recuerdes una gran carrera, el amanecer perfecto, después una confortante taza de café, la persona perfecta, la conversación… todo eso conectado a tu prenda favorita; mi equipo y yo seremos parte de esa gran historia.”