Viaje infinito

Por Álvaro Váladez
Intervención Gráfica @sincuerdo 

Lo que ves es lo que hay: es la norma que se dicta desde las pantallas de nuestros dispositivos móviles en cualquiera de las redes sociales en la actualidad. La obsesión por construir una identidad propia en su edición 2.0, al mismo tiempo que creamos una imagen pública “perfecta” al ritmo insaciable de los likes y followers en Instagram, no ha hecho otra cosa más que exponer —y detonar— las presiones, las inseguridades, las aspiraciones y la frivolidad a las que nos enfrentamos todas y todos en nuestra cotidianidad. Pareciera que la internet y las nuevas herramientas de comunicación —contrario a lo que pensamos— nos han llevado a un estado de aislamiento y mimetización no sólo cognitivo sino también emocional.

La saturación de información a la que estamos expuestos, lejos de generar mayor conocimiento, ha provocado hastío, disparando nuestros niveles de estrés y ansiedad; pero quizás más grave aún sea nuestra creciente incapacidad de profundizar. Hoy no contamos con el tiempo, la necesidad, las ganas, ni las agallas para profundizar; la superficialidad que ha traído la inmediatez se ha filtrado en lo más hondo de nuestra existencia y no excluye a nada ni a nadie. De nueva cuenta las redes sociales son la mayor proyección del estado en el que nos encontramos como individuos y como sociedad.

Trends_YalBasta ver lo que ha sucedido en los últimos meses con la película Roma de Alfonso Cuarón. Lejos del impacto mediático, el reconocimiento de la crítica o la calidad de la película, la reacción de la gente en redes sociales ha sido un “fenómeno” digno de análisis. La batalla desatada entre quienes aman la película y quienes la descalifican, ha sido proporcional a las discusiones originadas en torno a la imagen de una de sus protagonistas, Yalitza Aparicio. Los juicios categóricos y las opiniones viscerales han sido una constante no solo respecto a la película sino a cómo luce Yalitza. Su portada en la revista Vogue y sus apariciones en las alfombras rojas de las principales entregas de premios, resultaron el detonante para que los usuarios de redes sociales, desde la comodidad que supone el anonimato, hagan de esto la vía perfecta hacia una autoafirmación y validación que difícilmente encuentran fuera de la web.

Si la película es muy lenta, si está sobrevalorada, si es clasista, si el vestido Miu Miu de Yalitza en los Globos de Oro le quedaba bien o no, si ella es un nuevo icono de la moda, etcétera. La “opinionitis” se ha esparcido como un virus. Es cierto que tanto el arte como la moda —al igual que el concepto de belleza— son asuntos muy subjetivos, pero lo que realmente ha expuesto la “opinionitis” en torno a Roma es la carencia de diálogo, de argumentos sustentados que conlleven a una reflexión y un análisis que no se limite a la simple percepción. ¿De verdad una película como Roma se puede calificar como aburrida por sus largas secuencias carentes de diálogo? ¿Es solo un retrato personal y clasista de un segmento social privilegiado? De verdad, ¿la historia de Yalitza Aparicio y su desempeño actoral pasa a segundo plano ante una elección de vestido o una portada

La falta de contexto, de referencias y de contenido, nos ha llevado al límite de la banalización. Es fundamental regresar al origen y entender que la vida y las personas no se pueden descifrar a la brevedad de un hashtag, bajo 280 caracteres o con un buen filtro. Es momento de refutar nociones tan tóxicas como las que aseguran que una imagen vale mil palabras o que como nos ven nos tratan. Somos muchísimo más complejos e interesantes de lo que podamos percibir desde el exterior; otorguémonos el privilegio de volver a indagar en las profundidades de las sensaciones, de las emociones y del conocimiento. Porque lo material no trasciende y mucho menos es infinito, las ideas y las emociones sí lo son.

Prada SS 2019

 

PostalPrada_1

Peep toe en acabado tipo serpiente

Colección primavera/verano 2019

PostalPrada_3

Mocasín en piel con acabado trenzado

Colección primavera/verano 2019

PostalPrada_2

Sandalia en piel napa

Colección primavera/verano 2019

 

Postales_zapatos_4

Stiletto en piel grabada tipo serpiente

Colección primavera/verano 2019

prada.mx

Facebook e Instagram: @PradaMex

YouTube: @PradaMx

 

Diptyque: la esencia del lujo

Más de medio siglo ha pasado desde que en el año 1961 los amigos Christiane Gautrot, Yves Coueslant y Desmond Knox-Leet abrieran las puertas de su emblemática boutique en París, ubicada en el número 34 boulevard Saint-Germain. Su pasión por los viajes, su insaciable curiosidad creativa y su impecable buen gusto, los unirían de por vida en la fundación de Diptyque, la firma de lujo francesa que por décadas ha sido responsable de producir las fragancias y las velas aromáticas más deseadas del mundo. En 2017 Diptyque es una compañía con más de 50 tiendas en el mundo, que ha expandido su línea de productos con artículos para el hogar y el cuidado corporal, siempre procurando mantener no sólo la esencia parisina sino también el extraordinario trabajo artesanal en cada una de sus piezas.

De visita en México para presentar en exclusiva el nuevo espacio de Diptyque en El Palacio de Hierro Guadalajara, Gregory Daniel (Regional Sales Manager de Diptyque) nos comparte un poco de la historia de una de las firmas francesas más icónicas, que ha hecho de los aromas el medio perfecto para hacernos soñar. Hay que tomarnos el tiempo de respirar y de explorar nuestros sentidos, porque el verdadero lujo está en los detalles. Diptyque nos comparte algunos de sus pequeños tesoros de vida.

Dyptique_C31Desde su fundación, Diptyque ha ofrecido un estilo de vida muy particular. ¿Cómo describes el lifestyle de la marca?
El estilo de vida de Diptyque tiene que ver con encontrar algo que corresponda a quien eres tú. Una fragancia jamás se impone, sino que eliges aquella que corresponde con lo que tú eres, con tu energía, con tu mood y eso también lo puedes expresar en tu hogar, que es un reflejo de tu personalidad.

El valor del tiempo es un elemento clave en la filosofía de Diptyque (Take time to smell the air). ¿Cómo es que el tiempo hoy es un lujo y cómo transmiten ese valor?
Para mí la visión del lujo es atemporal, el lujo es raro y traspasa el tiempo. El tiempo es una especie de blindaje para el lujo: al usar elementos de tu pasado estás blindando tus productos y llevándolos al universo del lujo. Creo que en la actualidad tomarse el tiempo de oler un aroma, de apreciarlo y de probarlo en la piel, es un lujo.

Los viajes también son parte fundamental de su historia (sus fundadores eran viajeros apasionados). ¿Para Diptyque los viajes ilustran y transforman?
Los viajes están relacionados con la historia de nuestros fundadores, pero también con nuestros ingredientes. Nosotros usamos nuestros ingredientes para hacer viajar a nuestros consumidores. Así es como exponemos el arte de viajar, tal como lo hicieran nuestros fundadores.

Al ser contadores de historias. ¿Cómo hacen para relatar historias diferentes y mantenerse vigentes? ¿Cómo logran ser innovadores?
Es un gran reto que nunca termina. Seguimos aprendiendo de nuestros fundadores aunque ya no estén vivos. Siempre estamos trabajando con el pasado y con el futuro de la marca. Respecto al futuro, uno de nuestros mayores esfuerzos es impulsar proyectos sustentables. Esa era una característica muy importante de nuestros fundadores, eran muy generosos.

El trabajo artesanal es algo cada vez más raro en un mundo industrializado. ¿Qué tan importante es para Diptyque mantener los procesos tradicionales de producción?
Gran parte de nuestro trabajo artesanal es realizado con piezas hechas en Portugal. Nuestra vela clásica, por ejemplo, está hecha de vidrio italiano, pero en la cerámica y porcelana es donde se encuentra el trabajo artesanal. El trabajo artesanal también se encuentra en nuestros materiales, como las flores de mayo que se cultivan en los campos del sur de Francia y son recolectadas de una manera tradicional.

Constantemente colaboran con artistas de todo el mundo. ¿Cómo vincular la cosmética y la perfumería con el arte?
Es parte de nuestra historia. Siempre intentamos estar involucrados en proyectos artísticos como la fiac (Feria Internacional de Arte Contemporáneo) en París. Nuestro lujo es un lujo muy sencillo y discreto, pero creo que en eso radica nuestro éxito y es lo que le gusta a la gente. Hay una consistencia en nuestros productos, que mezcla el arte y el diseño.

Se dice que las memorias son el alma de un perfume, ¿Es esto cierto?
Sí, porque los aromas son parte de la memoria, la gente ha olvidado cómo usar sus sentidos, y sobre todo el sentido común. El olfato es un sentido súper importante en la vida diaria, y desarrolla nuestra memoria.

Finalmente, en cuestión de olores, ¿Cómo describirías a México?
¡Hay tantos olores en México! Depende de si estás en Tijuana o en Ciudad de México o en Guadalajara. Todos son tan diferentes… hay tantas facetas distintas en México: el chocolate, la vainilla, las flores, la horchata, el mole… Es una mezcla muy interesante.

Balenciaga SS 17: reality bites

¡Balenciaga vive! Este año hemos sido testigos del renacimiento de uno de los nombres más importantes y trascendentales de la moda del último siglo y cuyo legado hoy se encuentra vigente y con una gran relevancia en la cultura popular. Cristóbal Balenciaga, el arquitecto de la alta costura, en pleno 2016, está más vivo que nunca. En abril se inauguraba en el Museo de Arte Moderno (MAM) de la Ciudad de México la exhibición “Cristóbal Balenciaga”, que desde el pasado octubre se trasladó al Museo de las Artes (Musa) de la Universidad de Guadalajara, en la capital tapatía, para permanecer abierta hasta febrero del 2017. También recientemente The Victoria & Albert Museum de Londres anunciaba la apertura de “Balenciaga: Shaping Fashion”, una retrospectiva que celebrará la vida y el trabajo del modisto español a partir de mayo próximo.

Lo anterior habla de una sinergia creativa y cultural que va en perfecta sintonía con el interesante y exitoso momento de renovación por el que atraviesa la firma de lujo fundada hace cien años en San Sebastián (España), por el “único y auténtico couturier” como lo describió la mítica Coco Chanel. La moda es caprichosa e impredecible, algo de lo cual Balenciaga (con todo y su extraordinario linaje) no está exento, tal como sucedió a finales de los años noventa, cuando la “agonizante” casa de moda contrató al joven diseñador francés Nicolas Ghesquière, quien gracias a su extraordinaria visión y talento resucitó a la maison, llevándola a la cumbre del éxito durante la primera década del siglo xxi. Tras la salida de Ghesquière en el año 2012 llegaría el it boy de la moda norteamericana, Alexander Wang, quien el año pasado se despediría del cargo de director creativo, después de una desangelada estancia de tres años al frente de la firma.

c29_trends_balenc01Así, de manera inesperada, se ficha al nuevo “niño malo” de la moda, Demna Gvasalia (cofundador de la marca Vetements), sinónimo del hype parisino y un fenómeno del marketing con gran influencia en la cultura callejera y juvenil a nivel global. Con su colección debut, en marzo pasado Gvasalia dejaba en claro el inicio de una nueva etapa para Balenciaga, que se consolidó el pasado mes de octubre con su segunda entrega para la temporada primavera/verano 2017: la mezcla perfecta entre alta costura y fetichismo, pasado y presente, París y el street style internacional, Balenciaga y Vetements. Para el diseñador de 35 años, originario de Georgia, la elegancia no es un concepto interesante. Su finalidad con esta colección era transmitir un estado de felicidad a través de la reinterpretación de clásicos que exploran la sensualidad. El uso de spandex, látex y cuero en botas que sobrepasan la rodillas (o incluso se convierten en jump suits), leggins, estampados florales con inspiración retro y suntuosas gabardinas de grandes hombreras, son el marco perfecto para generar el power look en su versión Instagram.

El spandex define la propuesta de Gvasalia para Balenciaga en su versión más atrevida y desenfadada, alejándose de cualquier asociación tradicionalista de la maison francesa. La tela creada en 1958 tiene gran capacidad de expandirse y pegarse al cuerpo, y para muchos es sinónimo de vulgaridad, una característica propia del nuevo director creativo de Balenciaga, quien ha sabido llevar al límite la moda a través de sus creaciones. Su propuesta, si bien resultan polémica, conecta a la perfección con las necesidades y el sentir de una nueva generación, que está cambiando los estándares tradicionales del “buen gusto.” El look Demna Gvasalia ha sido catalogado como “la moda de lo feo” en su versión de lujo. Lo cierto es que su principal dosis de inspiración es la realidad y esto sin duda ha sido un gran acierto. Tanto Balenciaga como Demna Gvasalia son hoy la definición del coolness y su influencia e impacto en la estética y economía de la moda internacional apenas comienza. ¡Balenciaga remixed!

Youth’s like diamonds in the sun

Recientemente celebramos el aniversario número cinco de Cream, un dígito particularmente relevante, pues como se mencionaba el número significa búsqueda, movimiento y libertad, tres conceptos complejos que no solo conforman el adn de este proyecto editorial, sino también del quehacer profesional de cada una de las personas que hemos colaborado con la revista en este lustro. Sin entrar en un debate existencialista, la pregunta habitual es ¿qué es la libertad? Una palabra, un derecho, una facultad, un valor… Quisiera pensar que, como mencionaba Sartre, estamos “condenados a ser libres”, aunque la terrible realidad de nuestros días nos recuerda que tal afirmación hoy parece más una utopía. No obstante, creo firmemente en la noción romántica de que los jóvenes siempre serán la energía catalizadora que genere esa constante búsqueda de libertad.

En el caso de la moda en México son varios los personajes que conforman una nueva generación de creadores que creen y trabajan por una nueva forma de construir la moda en nuestro país. Con una visión global y renovada del diseño, jóvenes como Omar Ruiz, Rodrigo de Noriega (Tenor de Mesones), Antonio Zaragoza (Weimar Youths), Jéssica Gutiérrez y Jimena Herrera (Denim Blues), ofrecen propuestas originales basadas en la experimentación y la libertad creativa. Con el ímpetu y la pasión propia de la juventud, estos nuevos talentos son solo algunos ejemplos de la diversidad de propuestas que se gestan en las escuelas de moda y que apuestan por la autenticidad ante una industria homogénea que sucumbe a los intereses comerciales.

Egresadas de la carrera de diseño textil y moda de centro, Jéssica Gutiérrez y Jimena Herrera lanzan en 2015 Denim Blues, una firma que toma la mezclilla como su elemento principal retomando el mood genérico, atemporal y universal de la misma. Piezas con personalidad que experimentan de manera desenfadada con un material tan “básico” y popular como lo es el denim. Este principio permite a las creadoras fusionar estilos, ideas y diseños para un consumidor tan diverso y real como sus colecciones. También egresado de centro, Rodrigo de Noriega hace entrega de su primera colección con la firma Tenor de Mesones, titulada “Hijos de la Chingada”, que tiene como referencia el cine de ficheras mexicanas de la década de los setenta: prendas que omiten la idea del género y que retoman elementos estéticos del cabaret a través de materiales ricos en brillo, color y texturas, entre los que destacan los flecos metálicos, los tejidos, el lamé y la tafeta.

c28_trends_02Por su parte, Antonio Zaragoza funda Weimar Youths con el simple propósito de crear prendas sin más trasfondo. Zaragoza (aún estudiante del Centro de Diseño de Modas) entiende su proyecto profesional como un taller creativo donde un grupo de jóvenes manifiestan sus gustos e intereses a la vez que interpretan el impacto de la sociedad en su realidad inmediata. Weimar Youths es una marca experimental cuyos ideales, lejos de estar definidos, cambian constantemente y se construyen en la medida que sus creadores continúan la incesante búsqueda de conocerse a ellos mismos. Finalmente, ya con un par de años de trayectoria y teniendo en su haber el primer lugar del concurso Elle México Diseña, además de ser finalista en la más reciente edición de Vogue Who’s On Next, Omar Ruiz es otra de las promesas de la escena de la moda nacional. Su propuesta contemporánea y vanguardista evoca notas del pasado de manera lúdica y emocional. Para Ruiz su trabajo permite una “conversación que se basa en los recuerdos, sentir anhelo por el ayer y excitación por el ahora: es pasado y presente, es siempre”.

Estos cuatro noveles creadores representan cuatro visiones de nuestro presente y confirman el momento ecléctico y emocionante por el que atraviesa la moda mexicana. Son tiempos en que las posibilidades son infinitas al igual que los sueños, esa prerrogativa propia de los jóvenes que siempre resultará una fuente de inspiración. Un nuevo movimiento del diseño nos alienta a seguir creyendo en la creatividad, pero sobre todas las cosas nos recuerda el sentido y la naturaleza de la libertad: el ser.

Créditos fotos
Weimar Youths: Camila Andrea
Omar Ruiz: Fernando Poil
Tenor de Mesones: Diego Velázquez
Denim Blues: Marco Marcovich

Saint Laurent at the Palladium

Cruda, rebelde y estridente como la esencia del rock & roll, así es Saint Laurent at the Palladium, la más reciente entrega de la casa Yves Saint Laurent para la próxima temporada otoño/invierno 2016. Presentada en un multitudinario e innovador espectáculo en la mítica sala de conciertos Palladium de la ciudad de Los Ángeles, en febrero pasado, Saint Laurent at the Palladium está integrada por la colección masculina y la primera parte de la femenina para el otoño. Un extraordinario trabajo realizado por Hedi Slimane (hoy exdirector creativo de la firma) que celebra la libertad y la creatividad de las culturas juveniles tal como lo hiciera el propio Yves Saint Laurent hace 50 años, al lanzar la legendaria colección Rive Gauche en París.

C27_SLP_001Desde su llegada a Saint Laurent en 2012, Hedi Slimane volcó toda su inspiración y genialidad en renovar la firma francesa, partiendo de tres ejes que caracterizan su trabajo y que se muestran con mayor fuerza que nunca en Palladium: la música, los jóvenes y Los Ángeles. Por este motivo, el diseñador francés presentó la que fue su penúltima colección para Saint Laurent en la sala de conciertos más emblemática de Hollywood, justo en la misma semana en que se realizó la entrega 58 de los premios Grammy. Inaugurado en 1940, el Palladium de Hollywood ha recibido a las más grandes estrellas de la música, figuras como Frank Sinatra, Led Zeppelin, The Rolling Stones, Bob Dylan, Guns N’ Roses y Prince, han pisado este escenario convirtiéndolo en una leyenda de la escena musical y cultural de la meca del cine. Con Saint Laurent at the Palladium, Slimane rinde tributo a la música al mismo tiempo que confirma la relevancia de Los Ángeles en el panorama de la moda internacional. Así, un ejército de celebridades y músicos entre los que destacaron Justin Bieber, Lady Gaga, Courtney Love, Lenny Kravitz, Sylvester Stallone, Sky Ferreira, Beck y Pamela Anderson, fueron testigos en primera fila de un desfile que se asemejó más a un concierto de rock y que marcará un hito en la historia de la moda contemporánea.

Un total de 93 looks que exploran los códigos insignia de Slimane como lo son la silueta ultra skinny, la androginia, el glam rock y una fuerte dosis de fiebre disco con reminiscencias a piezas clásicas de Yves Saint Laurent como el smoking femenino. Una explosión de brillo y extravagancia gracias a la riqueza de estampados y materiales como lentejuelas, brocados, plumas, cuero y terciopelo. Faldas midi, vestidos ligeros, chaquetas de piel y pantalones pitillo se complementan a la perfección con grandes lentes de sol, estolas y sombreros fedora al más puro estilo Bowie o Hendrix. Un trabajo impecable que generó una ovación de pie entre la “realeza” de Hollywood, confirmando su devoción por Slimane y el fenómeno Saint Laurent. Con la partida de Hedi Slimane llega la renovada visión de Anthony Vaccarello, quien será el responsable de darle continuidad a esta formidable historia de éxito. Música y moda, la perfecta unión que marca no solo el ritmo de una industria sino de una pasión compartida. El legado de Yves Saint Laurent está más vivo que nunca. The beat goes on!

Cassandra de la Vega: circo, maroma y trabajo

cassandra de la vegaCassandra de la Vega es la mujer que se creó su propia fortuna para ganar el reconocido lugar que tiene hoy en la Industria de la moda en México. A sus veintinueve años de edad se le reconoce como uno de los referentes a observar. Originaria de la ciudad de Guadalajara, con formación en diseño de moda y profesión en consultoría de imagen y blogging, ella es un ejemplo que desmiente el tabú de que para estar en ese medio, se requiere de una gran dosis de buena suerte. Ella sabe que se requiere de mucho trabajo, esfuerzo y sacrificio. Tras su historia hay mucho más allá que outfits de moda: hay altibajos, días de gloria y momentos difíciles de personas reales.

Su carrera inicia a los dieciséis años de edad, cuando se encuentra frente a frente con una vestuarista de comerciales de televisión. Cassandra de manera proactiva le ofrece su tiempo para asistirla y así aprende de esta atractiva actividad. Comienza desde abajo: ella planchaba y era la asistente de la asistente, y poco a poco se ganó más actividades hasta convertirse en la primera asistente. Cuando llegó la hora de la Universidad, simultáneamente se adentró en el mundo editorial como la stylist y productora de portadas de una revista. Después de esa etapa, el rumbo de su historia se asemeja a un famoso dicho, que los capítulos de su vida redefinen como “circo, maroma y trabajo».

DSC_9419Circo
Un día se enteró de que Le Cirque du Soliel haría una gira por México y estaba reclutando vestuaristas. Cassandra hizo llegar su solicitud de empleo, para afortunadamente ser seleccionada como parte del equipo: “Fue una experiencia increíble, esta era una verdadera familia, y era como una familia de gitanos. Aprendí mucho, y el currículum que esa experiencia me dio no se iguala con nada que hubiera podido hacer en otro trabajo.”

DSC_0094Maroma
Después de la licenciatura, con pocos recursos, Cassandra emprende un viaje a Nueva York, en donde se certificó en el Fashion Institute of Technology en tres especialidades: Image Consultant, Fashion Stylist y Costume Designer. Su expertise como vestuarista atrapó la atención de una de sus maestras, quien le ofreció trabajar para ella. Sin saberlo, Cassandra se unió al equipo de una de las mujeres con mayor participación en la semana de la moda en Nueva York, abriéndole la puerta como staff en los backstages de las pasarelas de Carolina Herrera, Óscar de la Renta, Badgley Mischka y J. Mendel.

En Nueva York Cassandra, con sacrificio, mantuvo varios trabajos a la vez, pagó sus estudios y su manutención en la ciudad, y después de tres años de dormir poco y ganar sueldos de estudiante que le alcanzaban para pagar pasaje del metro y una existencia básica, un día el ritmo de vida le cobró lo que ella confiesa hubiera sido un precio muy alto y lamentable, pues detectaron un mioma en su matriz, que casi le hace perderla. Por este problema de salud se ve obligada a regresar a Guadalajara para ser operada: “Fue el resultado de mi carga de trabajo. A mis veinticinco años casi pierdo la matriz por la ambición de aprender al máximo, de crecer, de llegar alto. Me di cuenta de que quería comerme el mundo a mordidas, pero esa no era la manera: exponer mi salud.”

DSC_2788Trabajo
Así que Cassandra, durante la recuperación de la operación, se tomó un tiempo para definir qué era lo que realmente quería para su vida y su carrera. Gracias al acceso que tuvo en Nueva York a reconocidas firmas que le dieron un currículo muy robusto, comenzaron a llegar en México muchos proyectos importantes en donde era altamente reconocida por su experiencia. Como una formal consultora de imagen se adentra a producciones de manera independiente, y a la asesoría personal. Entre Guadalajara y la Ciudad de México, da inicio a la era de su propia empresa, afirmándose dentro de la industria como una apasionada consultora que realmente comprende la arquitectura del cuerpo humano.

En este proceso el mundo comienza a digitalizarse y el término blogger sale a la luz, y con grandes deseos de compartir todo su conocimiento lanza su blog Gipsy Wings (nombre inspirado en aquella familia gitana con la que inició su carrera), sitio que con el tiempo se convierte en cassandradelavega.com, el espacio donde cuenta las historias que vive en sus aventuras backstage, y además comparte su conocimiento en tendencias e imagen. A pesar de que hoy es una celebridad en las redes sociales, ella sigue siendo la mujer de la blanca y grande sonrisa, con una personalidad que hipnotiza por su determinación y entrega total a su trabajo.

Cassandra sigue regresando a Nueva York, el lugar al que se refiere como su segundo hogar, y sigue regresando a trabajar, solo que cambió las bambalinas por el front row, pues como ella define su profesión, es el vínculo entre una marca y el consumidor. Gracias al esfuerzo de cada día, desde la época en que aquella vestuarista le abrió las puertas, y al apoyo de su asistente Mayte, quien ha jugado un papel crucial en la consolidación de su carrera, Cassandra nos da el ejemplo de que con libertad de probar y equivocarse, se puede volar alto. Ella mantiene en su mente: “Nada que valga la pena se construye en un día. Elegí un trabajo en el que hay que esforzarse mucho y tener paciencia; de cualquier manera en todo lo que me propongo hacer, yo sé que the sky is the limit.”

Primavera, Mac Cosmetics, NYFW

En exclusiva para Cream, estas son las tendencias de maquillaje primavera/verano 2016, según MAC en New York Fashion Week.

Nueva York es ese tipo de ciudad que se pone emocionante en cuanto llegas al aeropuerto. Desde el primer momento, el trato con el personal de MAC no dejó de sorprendernos gratamente. Aunque nos perdimos el desfile de Óscar de la Renta por el retraso en nuestro vuelo, tuvimos oportunidad de presenciar muchos otros desfiles espectaculares. Nos trataron de maravilla en el hotel The Ludlow Hotel (ludlowhotel.com): la habitación tenía balcón privado y nos dejaron muchos regalitos de MAC. Luego comenzó la carrera de un desfile a otro. Los mejores maquillistas de la marca, presentes en esta Semana de la Moda, nos revelaron las tendencias primavera/verano 2016.

IMG_6068Diseñador: Delpozo
Maquillista: Mónica Marmo

Mónica se inspira en el Romancero gitano de Federico García Lorca (la mujer terrena, pasional, bella) y en Emilie Flöge, diseñadora de modas muy culta, aristócrata, quien fuera esposa del pintor Gustav Klimt. Se trata de fusionar estos dos perfiles: lo racial y pasional con lo refinado y excéntrico. Los recursos principales son el tono metálico, el brillo y el rubor en las mejillas, los labios hidratados e iluminados.

Giuseppe, diseñador de Delpozo, se reunió con Mónica cuando la colección ya estaba lista. Ella preparó una mesa llena de colores para que él eligiera los que más se acercaban a su idea, un poco como si se tratara de un juego. A partir de eso, la maquillista aplicó la técnica necesaria para materializar el concepto. Estos dos creativos trabajaron juntos por primera vez hace diecisiete años, así que, puede decirse, hablan el mismo idioma.

De acuerdo con Mónica, una mujer debe llevar en el bolso un vaporizador de agua para hidratar la piel, una buena base de maquillaje fresca, bálsamo labial, un soleil para dar luz a la cara y una máscara para pestañas. Para esta experta, el objetivo del maquillaje es resaltar la belleza, como si fuera un accesorio para la cara: “El maquillaje no es un remedio. Remedios son la alimentación, el agua, el cuidado de la piel”, asegura.

SS16_NYFW_300_PROENZA SCHOULERDiseñador: The Blonds
Maquillista: Kabuki

La inspiración de Kabuki para la colección de The Blonds, está en los dioses de oro egipcios y en Cleopatra. No solemos pensar en la última reina del Antiguo Egipto como una rubia… pero eso precisamente es lo que hace el make-up artist, quien propone una Cleopatra futurista, con tonos dorados y una línea muy marcada en la parte inferior del ojo, que atrae las miradas: “Estos materiales brillantes nos ayudan a lograr una Cleopatra más minimalista, sin delineado, con pestañas naturales”, comenta Kabuki.

La boca lleva tres capas de color, un delineado más fuerte en el contorno y dorado en el centro. Es como si mezcláramos Studio 54 con el Egipto del pasado lejano. El contraste se debe a lo bronceado de la piel. En cuanto a la técnica, el experto habla de la importancia de difuminar: en los ojos y en las mejillas.

El maquillista, que ha colaborado durante seis temporadas con estos diseñadores, comenta que ha aprendido a trabajar en equipo con ellos: “Sé que les gusta el teatro, por eso este concepto es más teatral. Pero también sé que les interesa resaltar la belleza de la mujer, su feminidad, así que pensamos en esta diosa de oro estilo Studio 54. La visión de The Blonds es total: modelos, vestuario, maquillaje y escenario. Todo es parte de lo mismo.” Este es definitivamente un buen look para la noche.

IMG_6154Diseñador: Marchesa
Maquillista: Gucci Westman

La colección de Marchesa bastó para inspirar a esta make-up artist: los colores pastel le dieron la idea del fucsia en los labios, además de los tonos de piel de las modelos, cálidos en su mayoría. La boca brillante, poderosa, se combina con una tez iluminada, fresca. Para el maquillaje se usó una línea de colores mate con mucha tecnología, que seca inmediatamente después de la aplicación. Las pestañas van al natural y el protagonismo es para los labios.

Este proceso creativo resultó del trabajo en equipo con el diseñador y el estilista de la colección: “Los maquillistas debemos lograr lo que los diseñadores esperan. Me encanta trabajar con Marchesa por el trabajo que hay detrás y porque su mundo es como de cuento de hadas… ¿Qué mujer no quisiera usar un vestido de Marchesa? También me encanta trabajar con MAC, son artistas brillantes y sus cosméticos están diseñados para profesionales. Los colores son saturados, divertidos y modernos, y puedo contar con los integrantes del equipo.” Estamos ante alguien que en verdad disfruta lo que hace.

Gucci recomienda llevar en el bolso un buen lápiz labial, de algún color divertido, que pueda usarse también en las mejillas, además de una máscara para resaltar las pestañas y un humectante que refresque la piel.

SS16_NYFW_300_DELPOZODiseñador: Proenza Schouler
Maquillista: Diane Kendal

Diane se inclina hacia el maquillaje mínimo y la belleza cruda en su propuesta para Proenza: “Lo que hacemos es preparar muy bien la piel con hidratantes, y sacar la belleza natural del rostro y de los labios.” De nuevo se confirma la tendencia a la naturalidad en las pestañas, que van sin máscara. En cuanto a las cejas, solo se rellenan un poco si es necesario, pero se respeta su forma natural. Los labios resaltan gracias al humectante y al brillo. Un poco de color en las mejillas, según el tono de piel de la chica, resulta en un efecto sutil, con un poco de brillo.