WIRIKUTA, ALMA NUESTRA

“Todo su sistema ritual está basado en la idea de la reciprocidad sacrificial con los ancestros que controlan el clima, así como la riqueza, la salud y el bienestar humano. Destruir sus principales sitios sagrados es derribar los cimientos de su cultura”. 1

Recuerdo un sábado por la noche y la casa de algún ex novio. Recuerdo que teníamos la costumbre de hacer fines de semana cinéfilos: escogíamos un director y veíamos toda su obra. Esta vez era el turno de Hayao Myazaki y su Princesa Mononoke. En la cual, a través de los ojos de Ashikata, nos muestra la lucha entre los guardianes ancestrales de un bosque sagrado y los habitantes de una ciudad minera, quienes ansiosos, desean devorar hasta el último recurso ahí encontrado.

Tras un desfile de míticos personajes y mucha sangre, Myazaki nos incita a tomar conciencia sobre la existencia de lo sublime, de esa otredad que no sólo nos complementa, sino que nos define e identifica -como especie, como cultura, como pueblo-, permitiéndonos devenir en la eternidad, aun durante la confusión y los cambios. Sobra decir que esta historia, hasta el día de hoy, me conmueve muchísimo.

En 1988 la UNESCO incorpora el sitio sagrado Wirikuta 2 y la ruta histórica cultural de los Wixárikas a la Red Mundial de Lugares Sagrados Naturales.

Veinte años después, en 2008 se firma el Pacto de Hauxa Manaká, para la Preservación y Desarrollo de la Cultura Wixárica. Documento con el cual los gobernadores tradicionales, y las autoridades civiles, así como el Gobierno Federal se comprometen a proteger y fortalecer la continuidad histórica de los lugares sagrados y las rutas de peregrinación del pueblo Wixárika.

Los gobiernos estatales de Zacatecas, Durango, Jalisco, Nayarit y San Luis Potosí acuerdan difundir y preservar esta cultura, para que así, continúe siendo patrimonio de la humanidad.
En ese entonces se puede ver a un Felipe Calderón sonriente y ataviado con la vestimenta propia de los huicholes, exponerse como un presidente indigenísta, totalmente implicado con su problemática y la resolución de ésta.

Para 2010, aquel relato una vez imaginado por Myazaki, encontrará resonancia en nuestro país: Wirikuta y la tradición Wixárika se ven amenazados debido a las 22 concesiones mineras otorgadas a la First Majestic Silver Corporation. Compañía canadiense que pretende extraer plata 3 a lo largo de las 6 mil 326 hectáreas adquiridas.
A partir de este momento y durante el último año y fracción, bajo el asombro y el disgusto, el pueblo Wixárica ha iniciado una lucha para hacer valer sus derechos, para ser escuchados, para demandar el cumplimiento de los diversos acuerdos que legalizan a Wirikuta como tierra sagrada y para hacernos tomar conciencia de que para ellos:

“Su concepción del mundo implica penetrar en territorio sagrado. Una entrega de todo el grupo peregrinante frente a lo divino y que esperan sea el móvil de lo divino hacia ellos. Quitarles esta oportunidad a estos grupos humanos, apropiarse indebidamente de su territorio, es troncharles sus esperanzas de vida. No es cuestión de fe. Es toda una forma de ser cultural, a la que tienen derecho.”4

Wirikuta representa una cosmogonía que nos involucra a todos, que nos da la oportunidad de pertenecer, de construir una nación incluyente, basta, enraizada.
Estamos ante un motivo abierto, que desafía el principio espiritual sobre el cual se edifica la cultura Wixárica, y esto nos concierne a todos.

1 Paul Liffman, antropólogo del Colegio de Michoacán y autor del libro Huichol Territory and the Mexican Nation
 
2 Wirikuta es uno de los sitios sagrados naturales más importantes del pueblo indígena Wixárika (huichol), originario de la Sierra Madre Occidental y reconocido en México y en América Latina por haber conservado en gran medida la naturaleza de su costumbre ancestral y continuar practicando sus tradiciones culturales y religiosas, siendo para la cosmogonía Wixárika, uno de los cinco puntos cardinales de donde emanaron los dioses y al que periódicamente se dirigen las distintas comunidades del pueblo Wixárika para recrear el recorrido que hicieron sus antepasados para dar origen del mundo. Es también una zona ecológica de primera importancia para la biodiversidad: su ecosistema único abarca los estados de San Luis Potosí en la sierra de Catorce y el bajío en los municipios de Charcas, Villa de la Paz, Villa de Ramos, Zacatón, Catorce, Matehuala y Villa de Guadalupe.
 
3 La extracción del metal incluye procesos químicos de beneficio en los minerales, incluso con el uso de cianuro, habla de un método de flotación, en donde se usan químicos altamente contaminantes como los Xantatos, afectando los acuíferos existentes que abastecen las comunidades aledañas a Real de Catorce, donde se utilizarán cerca de 10,000 litros de agua por cada tonelada extraída, de acuerdo a los estándares de uso de agua de una actividad minera similar.
 
4 Alfredo López Austin, investigador del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, y uno de los más destacados estudiosos mexicanos.

Deja un comentario